15 Sep 2021 - 2:11 p. m.

¿Guerra de misiles entre Corea del Norte y Corea del Sur? La tensión se eleva

La tensión en la península de Corea se elevó después que que Corea del Norte lanzará a modo de prueba dos misiles balísticos, tres días después de haber probado un nuevo proyectil de crucero y un día después de que Corea del Sur respondiera lanzando otro desde un submarino.

Redacción Mundo

Internacional

En la península coreana las cosas no están tranquilas por estos días. Este miércoles, Corea del Norte disparó dos proyectiles que volaron unos 800 kilómetros y alcanzaron una altitud máxima de unos 60 kilómetros antes de caer al Mar del Este (nombre que recibe el Mar de Japón en las dos Coreas).

Estos lanzamientos se presentan después de que la Agencia Central de Noticias Coreana (KCNA) anunciara el lunes ensayos exitosos de un nuevo modelo de “misil de crucero de larga distancia” durante el fin de semana. La agencia calificó esta tecnología como “un arma estratégica de gran importancia”.

Le puede interesar: La amenaza de Corea del Norte con ensayo de misil

Imágenes del diario Rodong Sinmun mostraron el momento en que un misil salía de uno de los cinco tubos en un vehículo de lanzamiento en medio de una bola de fuego, así como un misil en vuelo horizontal.

Analistas señalaron que esta arma representa un avance importante en la tecnología bélica norcoreana, que aumenta su capacidad de evitar los sistemas de defensa al lanzar ojivas a Corea del Sur o Japón. Según la agencia norcoreana, los misiles alcanzaron blancos a 1.500 kilómetros de distancia.

Los ensayos de hoy encendieron las alarmas, pues la última vez que el régimen de Kim Jong-un disparó un misil balístico fue a final del pasado marzo, cuando probó lo que pareció ser una nueva versión de su proyectil KN-23, capaz de trazar trayectorias muy difíciles de interceptar.

Pyongyang, que tiene armas nucleares, “ha lanzado un proyectil no identificado al mar de Japón”, que separa la península de Corea y Japón, señaló en un comunicado enviado a la AFP el comité del estado mayor de las fuerzas armadas de Corea del Sur.

Corea del Sur responde

Pocas horas después y en un gesto poco habitual, Seúl anunció que acababa de lanzar un misil balístico desde un submarino (SLBM), una prueba realizada en el condado costero de Taean (unos 100 kilómetros al suroeste de Seúl), en aparente respuesta al test norcoreano y que presenció el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

¿Ya está enterado de las últimas noticias en el mundo? Lo invitamos a ver las últimas noticias internacionales en El Espectador.

La prueba se realizó con éxito desde un submarino de la clase Dosan Ahn Chang-ho, el modelo de sumergible más reciente de la marina surcoreana.

La oficina presidencial se limitó a decir en un comunicado que el proyectil voló la distancia esperada y golpeó “con precisión” el objetivo marcado.Durante una intervención ante los oficiales presentes durante la prueba, Moon aseguró que ésta no se realizó como respuesta al test norcoreano.

“En cualquier caso, nuestra capacidad mejorada de misiles puede ser un elemento disuasorio certero para las provocaciones de Corea del Norte”, añadió.

Le puede interesar: Kim Jong-un rechaza tres millones de vacunas chinas anticovid

Esta no es en realidad la primera prueba exitosa que Seúl realiza de un SLBM, ya que fuentes militares filtraron a los medios que un primer ensayo satisfactorio tuvo lugar hace dos semanas. Esto convierte a Corea del Sur en el octavo país con capacidad para lanzar SLBM, una lista que integran también EE. UU., Rusia, China, India, Reino Unido, Francia y Corea del Norte.

La capacidad para disparar SLBM amplía enormemente el alcance del arsenal balístico de Corea del Sur y lo convierte en mucho más peligroso, puesto que la naturaleza móvil de los submarinos hace que los lanzamientos sean difíciles de detectar.

Preocupación

A esto hay que sumar el reporte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) de final de agosto alertando que Pionyang reactivó este año instalaciones para obtener combustible nuclear que puede utilizarse para bombas.

Esta escalada armamentística se produce en un momento en el que el diálogo sobre desnuclearización sigue estancado desde la fracasada cumbre de Hanói de 2019, en la que EE.UU. consideró insuficiente la oferta norcoreana de desarme y se negó a levantar sanciones.

Comparte: