Publicidad
29 Jan 2014 - 5:17 a. m.

La cumbre Celac II ya está en marcha

Juan Manuel Santos llegó en la noche de este martes a La Habana y se reunirá de manera bilateral con seis jefes de estado de la región.

Redacción Internacional

Los gobernantes que participaron hoy en la inauguración de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en La Habana (Cuba). /EFE
Los gobernantes que participaron hoy en la inauguración de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en La Habana (Cuba). /EFE
Foto: EFE - Ismael Francisco/POOL

La segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) fue inaugurada este martes en La Habana por el presidente cubano, Raúl Castro. El encuentro comenzó con un homenaje al fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien es reconocido dentro del grupo de las 33 naciones que integran el bloque, como el gestor de este organismo multilateral, al que impulsó desde el año 2011. La agenda la marcan ahora las citas fijadas entre los mandatarios y la evaluación de la declaración final que construyeron los cancilleres en la víspera.

La reunión, que se extenderá hasta el miércoles, estuvo marcada por el discurso del mandatario anfitrión, quien resaltó el buen momento que pasan las relaciones diplomáticas a nivel general en la región: "Hemos ido acercando nuestras posiciones y, a pesar de inevitables diferencias, se fomenta un espíritu de mayor unidad en la diversidad, que debe ser el fin último (…) esa riqueza debe convertirse en el motor para la eliminación de las desigualdades". Castro no desaprovechó la oportunidad para criticar los programas de espionaje masivo promovidos por Estados Unidos, conocido por las revelaciones del extécnico de inteligencia Edward Snowden. Pidió la cooperación mancomunada de toda la región para hacerles frente.

Una vez finalice esta cumbre, la presidencia pro témpore del organismo quedará en manos de Costa Rica, nación que estará encargada de coordinar y dar lugar al siguiente encuentro. Sin embargo, el hecho de que en esta oportunidad le correspondiera el turno a Cuba, dio un toque político distinto marcado por la tradicional distancia que existe entre la isla y actores regionales. Uno de los acompañantes distinguidos en esta oportunidad es el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) José Miguel Insulza, la primera visita de este cargo a la isla desde 1959, el año en el que triunfó la Revolución.

No todos los mandatarios estuvieron presentes en la primera jornada. Tal es el caso del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que dado el escenario del encuentro, el mismo en el que su gobierno y la guerrilla de las Farc adelantan los diálogos de paz, ha estado en el foco de la cumbre. No obstante, Santos, quien arribará el martes en horas de la noche ha sido claro con que una reunión con las delegaciones del proceso no formaba parte de su agenda. Sí en cambio, encuentros bilaterales con los jefes de estado de Brasil, Dilma Roussef; de Ecuador, Rafael Correa; de Venezuela, Nicolás Maduro; de México, Enrique Peña Nieto, de Jamaica, Portia Simpson-Miller; y de Antigua y Barbuda, Winston Baldwin Spencer. Todo esto sin contar con la cita pactada con el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, presente en La Habana como otro invitado ilustre.

Síguenos en Google Noticias