8 May 2020 - 9:06 p. m.

La protesta en bicicleta que organizaron en Eslovenia en contra del primer ministro

La protesta llevada a cabo en bicicletas, la sexta desde comienzos de abril, ha sido organizada en Facebook por varias organizaciones civiles bajo el lema "No nos arrebataréis nuestras libertades" y tuvo lugar en medio de un gran despliegue policial que, luego de varias amenazas, al final no intervino.

EFE

Varios miles de personas, la mayoría haciendo círculos en bicicletas debido a las restricciones por la pandemia, protestaron este viernes en Liubliana y otras ciudades del país contra lo que califican como tendencias autoritarias del primer ministro conservador Janez Jansa.

La televisión pública "TVSlo" aseguró que en el centro de Liubliana protestaron hoy muchos más ciudadanos que el 1 de mayo, cuando su número superó los 3.500 participantes. "Queremos advertir que el gobierno de Janez Jansa, con sus burdas intervenciones en las instituciones del estado del Derecho, lleva a Eslovenia a un sistema autoritario al estilo del gobierno de Viktor Órban en Hungría", explicó hoy a "Radio Eslovenia" uno de los organizadores, el sociólogo Rudi Rizman.

Le puede interesar: Los factores en común de las protestas en el mundo

Ese organizador criticó que Jansa ha querido hacerse con puestos claves de instituciones independientes, ha atacado a la prensa, a intelectuales y todo el que cuestiona su forma de gobernar desde que llegara al poder a mediados de marzo.

Debido a las limitaciones por la normativa extraordinaria para luchar contra la pandemia están prohibidas grandes reuniones públicas y la policía ha cerrado los accesos del parlamento, donde estaba inicialmente prevista que tuviera lugar la protesta. Por eso los manifestantes se citaron en la vecina Plaza de la República, dando vueltas a la plaza en sus bicicletas mientras hacían sonar sus timbres, algunos con pancartas y muchos con camisetas con el lema "¡Despierta!".

Ver más: Protestas contra la cuarentena, el debate entre la salud y la libertad

La policía advirtió a los presentes de que la protesta no era legal pero no intervino para detenerla. Jansa, de 61 años, es un admirador declarado de Orbán y comparte sus ideas nacionalista, conservadoras y contra la inmigración, y ha lanzado insultos y amenazas desde su cuenta de Twitter contra periodistas críticos.

El político conservador, que fue ya primer ministro entre 2004 y 2008 y entre 2012 y 2013, llegó de nuevo al poder el pasado 13 de marzo al frente de una coalición de cuatro partidos de centroderecha.

Comparte: