Publicidad
8 Sep 2015 - 3:38 a. m.

Las “moralejas”de las elecciones en Guatemala

Jimmy Morales, humorista y teólogo que siempre estuvo por fuera del grupo de favoritos, ganó la primera vuelta presidencial.

Redacción Internacional

El actor y comediante Jimmy Morales arrasó en las urnas en Guatemala. / AFP
El actor y comediante Jimmy Morales arrasó en las urnas en Guatemala. / AFP

A muy pocos les causa gracia el resultado electoral del domingo en Guatemala. Aunque su protagonista sea Jimmy Morales, un teólogo y comediante conocido en el país por su programa de humor Moralejas, su triunfo arrollador en las urnas —obtuvo el 25% de los votos— puso a reflexionar a muchos. Los principales periódicos del país centroamericano aseguran que el resultado es producto de la Revolución de la Dignidad, ese movimiento que aglutinó a millones de guatemaltecos y que obligó la renuncia del presidente Otto Pérez.

Dicen analistas de El Periódico de Guatemala que estas elecciones rompieron paradigmas y fueron un castigo para los partidos políticos tradicionales que se han visto envueltos durante años en tramas corruptas. Renzo Rosal explica: “Este es un escenario producto de la crisis. Morales recibirá el apoyo de muchos empresarios y de otros partidos, por eso sería un gobierno muy comprometido, su margen de maniobra sería escaso, estaría cooptado”.

Morales tiene casi asegurada la Presidencia, explica Manfredo Marroquín en El Periódico. “Contra cualquier oponente, Morales lleva la ventaja, rompió con el tradicional ‘le toca’ y dio la sorpresa”, aseguró, al tiempo que destacó la baja abstención. Según datos oficiales, la participación ciudadana fue del 70%. Sin embargo, hay incertidumbre. En Guatemala persiste un ambiente de desconfianza y frustración.

Morales, de 46 años, es la esperanza de un país que requiere mucho más que buenas intenciones para lograr una transformación en un país azotado por la corrupción y las mafias del narcotráfico. Es economista, estudió teología y se ha dedicado a la televisión durante los últimos años. Junto a su hermano, Sammy Morales, ha actuado por más de 15 años en un programa y en cine ha producido siete películas, según relata La Prensa Libre. Paradójicamente, en la última emisión de su programa de televisión interpretó el papel de un hombre que quiere ser presidente.

Pero ese personaje, que interpretó en la vida real con un discurso antioficial y poco ortodoxo y que lo tiene hoy a un paso de ser presidente de Guatemala, tiene algunos aspectos oscuros, como el apoyo de los sectores más duros del Ejército. Morales ya había participado en política en 2011, como candidato a la Alcaldía de Mixco, y obtuvo 13.045 votos.

Sólo falta saber con quién va a competir el próximo 25 de octubre: si con Manuel Baldizón, un hombre de una fortuna de dudoso origen, o con la ex primera dama Sandra Torres, quien se divorció del presidente Álvaro Colom cuando éste estaba en el poder para no inhabilitarse políticamente. Su treta no le funcionó y debió esperar hasta ahora para competir por la Presidencia. Este es el escenario.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.