12 Feb 2021 - 11:00 a. m.

Legalizar al migrante, una oportunidad que beneficia al colombiano

El nuevo Estatuto de Protección para los migrantes venezolanos traerá más control en seguridad, más tributación y hasta una mejor campaña de salud. Lucas Gómez, gerente de Fronteras, tumba mitos de la regularización.

Muchas mentiras circularon en redes sociales tras la presentación del Estatuto Temporal de Protección para migrantes venezolanos, un proyecto del gobierno de Iván Duque, calificado como “histórico” por Naciones Unidas, la Unión Europea, entre otros. Sea por desconocimiento o por la xenofobia que abunda en las redes, esas interpretaciones solo minan la confianza en el proceso. Lucas Gómez, gerente de Fronteras de Colombia, aclara las dudas sobre el estatuto.

“Si no tuvieran un objetivo electoral, habrían presentado el proyecto hace mucho”, dicen los críticos de la iniciativa. Lo que hizo el gobierno Duque es similar a lo que hizo Hugo Chávez con la cedularización de colombianos para que votaran por el chavismo. ¿Por qué presentar en este momento el Estatuto y cuándo se demoró su diseño?

Porque justamente es un tema sin precedentes en la historia de la política migratoria colombiana, latinoamericana y un hito mundial, si me permite decir. No es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Implicó muchas reuniones de trabajo, de muchos equipos intersectoriales, discusiones que no fueron fáciles porque esa medida es extremadamente progresista, es algo que revoluciona cómo Colombia está viendo su migración, asumiendo que el país nunca había tenido una inmigración. Siempre habíamos tenido una política de éxodo de nuestros colombianos y hoy en día tenemos unos flujos tan grandes que necesitábamos darle una respuesta integral.. Quiero ser claro: el Estatuto Temporal de Protección no tiene sino una finalidad humanitaria.

Le puede interesar: Duque presenta el Estatuto Temporal de Protección para migrantes Venezolanos

Aclaremos cómo es el proceso para obtener el derecho al voto en Colombia...

En Colombia se permite el voto en elecciones de autoridades locales para los residentes extranjeros que tengan una visa de residente. El Estatuto Temporal de Protección no da una visa de residente y solo acoge a una población específica, la venezolana. Ninguna otra nacionalidad puede acceder al estatuto. Así que no tienen ese derecho político.

Si están pensando en las elecciones de 2022, hay que invitar a esos sectores a que lean un poquito las normas y se amparen en la Constitución y las leyes. Creo que el gran problema con lo que se dice es que lo decimos sin medir las consecuencias. He hecho, un llamado a no polarizar el tema del estatuto. La mayoría de los sectores estamos de acuerdo en que era una necesidad. Un pronunciamiento como el que dijo algún senador en redes sociales lo único que genera es xenofobia y rechazo, y le dificulta la vida a toda esa población vulnerable.

¿Cómo se benefician los colombianos con el estatuto en materia de seguridad?

Hoy en día la percepción de inseguridad en el país ha crecido, y más con relación a la migración por cuenta de pronunciamientos irresponsables, en muchos casos. Esto nos dará la tranquilidad de poder judicializar a quienes estén cometiendo un delito, colombiano o venezolano. La criminalidad no tiene nacionalidad. Necesitamos identificarlos, individualizarlos y judicializarnos, y el estatuto nos va a permitir eso. Si hay entre ese 1′800.000 de personas un delincuente que se nos cuela, le podremos caer con todo el peso de la ley.

En materia económica, ¿qué necesitan entender los colombianos sobre el estatuto?

Tenemos una población migrante que queremos que sea productiva. Cuando está en la irregularidad le impide abrir una cuenta bancaria o acceder a fondos de cooperación internacional destinados a emprendedores que están regularizados, así que muchos se quedan por fuera. Esto permitirá generar un motor de economía. Dialogo mucho con comerciantes venezolanos y lo único que esperan es regularizarse para comenzar a pagar impuestos, porque además el sentimiento de gratitud con Colombia es gigantesco. Es algo que hay que valorarlo y celebrarlo, porque estamos convencidos de que traerá beneficios desde el punto de vista económico.

Le puede interesar: Migrante, esto es lo que debe saber del Estatuto Temporal

“Que los venezolanos nos quitarán las vacunas, así como nos quitaron los trabajos y los esposos”, también se encuentra en redes sociales. ¿Qué hay que saber sobre el proceso de vacunación contra el coronavirus?

Aquí hay un principio básico desde la Gerencia de Fronteras: no queremos crear un plan nacional de vacunación para población irregular diferente al Plan Nacional de Vacunación. Vamos a incluirlos una vez se regularicen en el Plan. Para eso estamos haciendo este proyecto masivo. Quienes ya estén en situación regular, que además tendrán derecho de acceder al sistema de salud, serán vacunados, de acuerdo con la normatividad del plan de inmunización. Las personas que se vayan regularizando entrarán dentro de eso, pero las dosis para esa población, que serán casi dos millones adicionales, no van a ser pagadas o tomadas de las dosis ya negociadas por el Gobierno colombiano para los más de 35 millones de connacionales. Esos dos millones adicionales se pagarán con recursos de cooperación internacional, sin tocar los fondos destinados para la vacunación de la población colombiana.

¿Qué deben tener claro los venezolanos sobre el estatuto?

Tres elementos: acceso a salud, no solo vía urgencias, sino para tener controles, las mujeres gestantes o aquellos que tienen patologías o enfermedades crónicas; luego educación, les permite avanzar en su formación, y acceso al trabajo, es decir, se acaban las barreras. Claro, Colombia es un país donde la informalidad es alta, pero también donde los emprendedores crecen. Necesitamos a esos emprendedores dentro de la legalidad.

La medida de Colombia ha sido muy aplaudida, pero se necesita apoyo regional. ¿Cómo estamos en ese campo, en el trabajo cooperativo?

Hemos adoptado varios mecanismos en los que estamos trabajando para la integración de los migrantes como el Proceso de Quito, con el que nos reunimos regularmente, o el Grupo de Lima, que tiene un objetivo más político. Nuestros vecinos recibieron la noticia con sorpresa, lo manejamos de manera muy hermética porque sabíamos que iba a ser un tema sin precedentes. Ellos, los países de acogida, no han podido definir muy bien qué hacer. Y aquí habrá un trabajo muy grande de la comunidad internacional para señalar cuál es el buen camino. Estamos convencidos de que el buen camino es lo que Colombia dice, y en ese sentido vendrá un apoyo gigantesco en la próxima conferencia de donantes en junio liderada por Canadá. Esto marcará la pauta.

De nada sirve un marco institucional si no hay recursos. ¿Cómo se pagará este ambicioso plan?

Los cooperantes han estado sorprendidos, hablo con ellos constantemente. La noche del anuncio tuvimos una reunión con los embajadores y los donantes en nuestro país y todos están listos para ayudarnos. Coinciden en que hay una competencia voraz por los recursos de cooperación a nivel mundial por la pandemia, pero que esto ubica a Colombia en una posición privilegiada.

Le puede interesar: ¿Pueden votar los venezolanos? y otras dudas de la regularización migratoria

¿Podría reducirse la xenofobia?

Me pongo en los zapatos de los colombianos que la están pasando mal, no ha sido un año fácil y hay mucha desinformación. Entonces más que señalar que Colombia es un país xenófobo creo que hay que trabajar en temas de pedagogía y explicar en qué consiste esto. A veces se nos olvida que lo que estamos tomando es una medida para los que están acá. No es que vayan a llegar un 1′700.000 personas, es que esas personas ya están en territorio nacional. Es organizar las finanzas, definir y hacer buenas y mejores políticas.

¿En qué más están trabajando en este momento en el gobierno?

Tenemos un proyecto muy grande desde la gerencia para combatir la xenofobia. Nuestros donantes también les interesa trabajar en ese sentido. Sacaremos campañas que, si bien no resolverán todo, servirán para entendernos mejor.

¿Cuándo comenzará el registro de venezolanos oficialmente?

El decreto establece unos tiempos: 15 días de publicación, cinco días para responder a los comentarios y una vez se expide, tres meses. Quisiéramos comenzar el registro ya. Estamos haciendo unos ajustes para comenzar en el primer trimestre con una primera fase (ver infografía), que será virtual. Con una tableta o un computador la gente podrá empezar a identificarse para que, una vez entre en vigencia el decreto, que esperamos sea en junio o julio, podamos empezar a otorgar esos estatutos especiales de protección.

¿Qué es Lado a Lado?

Desde hace dos décadas Colombia está recibiendo migrantes provenientes de Venezuela; sin embargo, fue en 2015 cuando los efectos de la crisis humanitaria del vecino país comenzaron a sentirse en el territorio nacional, con la migración más grande en la historia colombiana: 1′729.537 venezolanos están hoy en territorio nacional, una situación que genera grandes presiones económicas, políticas y sociales en una nación sin experiencia migratoria.

Conscientes de la ardua tarea que enfrenta el país, El Espectador lanza a partir de este viernes la campaña Lado a Lado, que busca mostrar una visión positiva y acciones eficaces frente a un tema tan sensible para la opinión pública.

Con la presentación del El Estatuto Temporal de Protección para Migrantes, Colombia se posiciona en la escena global de la movilidad humana, pero los retos que se avecinan son gigantes. Lado a Lado será una herramienta que ayudará a promover la integración de esta población a la sociedad colombiana aportará para bien al futuro del país.

Comparte: