Andrew Cuomo, de héroe a villano por su gestión de la pandemia en Nueva York

Noticias destacadas de El Mundo

El equipo del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, alteró informe sobre muertes en geriátricos para ocultar la alta mortalidad en esos centros.

El primero de marzo de 2020 comenzó en Nueva York uno de los capítulos más dolorosos de su historia: se identificó el primer caso de coronavirus, que hasta ahora deja 1,6 millones de contagios y 47.000 fallecidos acumulados.

Cuomo, que aquel 1 de marzo de 2020 aseguró que no había razón para la “ansiedad indebida” y que el “riesgo general” del coronavirus era bajo, no impuso una orden de “quedarse en casa” (confinamiento parcial) hasta 3 semanas después, pero la curva seguiría en ascenso hasta alcanzar su pico en abril, con 500 fallecidos al día.

Pero pronto corrigió el rumbo y Cuomo se convirtió en un ejemplo en Estados Unidos de la gestión del a pandemia. Con ruedas de prensa diarios, por las que recibió un premio Emmy, Cuomo informaba los avances y problemas del avance del COVID-19; incluso publicó un manual de liderazgo.

Le puede interesar: Cuando Cuomo era una estrella en ascenso por su gestión de la pandemia

Pero hoy los papeles se cambiaron y Cuomo y su equipo hoy están bajo sospecha.

De acuerdo con informes de prensa, ayudantes del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, alteraron informes sobre el impacto del coronavirus en geriátricos para ocultar la alta mortalidad en estos centros, cuya gestión durante la pandemia puede acabar con la carrera de uno de los políticos demócratas más prometedores.

Según informó este jueves el diario The New York Times, “algunos de los más altos ayudantes del gobernador” reescribieron un informe sobre el avance de la pandemia hasta junio para ocultar que habían muerto más de 9.000 personas en residencias de la tercera edad.

Le puede interesar: La llamada que revela que Cuomo manipuló cifras de muertes por COVID-19

El diario asegura que existen documentos que muestran que Cuomo estaba dando públicamente datos de fallecimientos en geriátricos un 50 % por debajo de los que le proveía el departamento de salud del estado durante los primeros meses de la pandemia y mientras escribía un libro en el que el político daba lecciones de cómo gestionar la grave crisis.

Las nuevas revelaciones son un golpe más en la línea de flotación del gobernador, quien en verano era visto como un posible aspirante a un puesto de relevancia a nivel nacional o incluso como candidato presidencial.

La fiscal general de Nueva York reveló a comienzos de este año que el Ejecutivo del estado había decidido no informar de miles de muertes en residencias de la tercera edad, un número que Cuomo solo publicó tras las indagaciones de la Fiscalía.

El gobernador justificó sus acciones asegurando que lo hizo para evitar que el entonces presidente, Donald Trump, las usara para lanzar ataques contra él por motivaciones políticas.

Miembros del propio partido de Cuomo en Nueva York se han levantado contra él por sus intentos de ocultar las muertes de ancianos, su gestión en esos centros y por sus maneras a la hora de imponer su voluntad sobre otros líderes regionales de manera agresiva.

Además, el gobernador se encuentra contra las cuerdas después de que tres mujeres lo hayan acusado públicamente de comportamientos inapropiados y acoso sexual.

Defensa de su gestión

El demócrata de 63 años está sufriendo una caída en desgracia en los últimos días, tras convertirse en una estrella nacional en 2020 por su manejo de la pandemia.

“Ha pasado exactamente un año desde que identificamos por primera vez el COVID-19 en Nueva York y, aunque hemos hecho un increíble progreso para vencerla, haciendo pruebas y vacunando cada vez a más neoyorquinos, necesitamos seguir vigilantes”, dijo en una nota el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

Varios analistas anticipaban que Cuomo formaría parte del gobierno del presidente Joe Biden, pero ahora incluso varios miembros de su partido piden su renuncia.

Le puede interesar: El historial de acoso de Andrew Cuomo

En las últimas semanas Cuomo ya había sido blanco de duras críticas por retener información sobre el número de fallecidos por coronavirus en las residencias de ancianos del estado de Nueva York.

El legislativo estatal anunció el martes un acuerdo para retirarle los poderes especiales que le otorgó al inicio de la pandemia.

Incluso si supera la crisis generada por el presunto acoso sexual, algunos expertos creen que el escándalo da por tierra con cualquier eventual esperanza de superar a su padre para gobernar el estado durante un cuarto mandato.

“Han sido unos 365 (días) increíblemente largos y hay más por delante, pero los neoyorquinos han mostrado ya una perseverancia y dureza sin precedentes durante esta pandemia, ahora simplemente tenemos que llegar a la luz al final del túnel”, agregó Cuomo, hoy inmerso en escándalos que parecen no tener fin.

Comparte en redes: