Meditación y otras técnicas budistas mantuvieron vivos a los niños de Tailandia

Que 12 niños lograran sobrevivir sin comida, sin agua potable y con miedo es un logro de Ekapol Chanthawong, el entrenador, de 25 años, que también quedó atrapado en la cueva de Tham Luang.

Otros estudiantes de la escuela, en donde Ekapol Chanthawong trabaja, celebran el rescate. AFP

Tailandia sigue celebrando el éxito de la peligrosa misión en las entrañas de la cueva de Tham Luang, en el norte del país, para rescatar a 12 niños y a su entrenador de fútbol.

Ahora que los niños están afuera se empiezan a conocer detalles de cómo sobrevivieron 21 días, en buena parte, gracias a las habilidades de su entrenador, Ekapol Chanthawong, de 25 años, quien terminó atrapado con los 12 niños de entre 11 y 16 años, cuando el entrenador principal reportó que no podía llevarlos a la expedición el pasado 23 de junio.

Ver más: Video del rescate de los niños en Tailandia

Ese día Chantawong quedó a cargo del equipo, según reporta The Washington Post, debido a un "compromiso del director técnico". Entonces, el encomendaron llevar a los niños al centro de entrenamiento ubicado en la cordillera, que se extiende por ambos lados de la frontera entre Tailandi y Myanmar y que tiene numerosas cascadas y cuevas. 

Los doce niños se internaron en la cueva tailandesa de Tham Luang, situada en el norte de la provincia de Chiang Rai, tras completar un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta inundó el camino de salida.

Ver más: Adul, el adolescente apátrida portavoz de los atrapados en Tailandia

Al verse atrapados, el entrenador les pidió  los doce menores que cavaran un túnel para mantenerse calientes y les enseñó técnicas de meditación para que gastaran menos oxígeno. "Usaron piedras para cavar hasta cinco metros y crear un túnel que les permitiera mantenerse calientes", relató  el almirante de la Marina tailandesa Arpakorn Yuukongkaew, a la BBC.

Ver más: Las cartas que los niños atrapados enviaron desde la cueva

Según explicó, "aunque el agua de la inundación que los rodea no es potable, sí lo es la que cae a chorros por las paredes de la cueva, que fue fundamental para impedir que se deshidrataran".

El responsable de la operación de rescate admitió que cuando conocieron por primera vez la situación de los niños su equipo solo albergaba "una pequeña esperanza" de encontrarlos con vida en el interior de la cueva Tham Luang.

¿Quién es el entrenador? 

Ekapol Chanthawong es un monje (budista) que conoce técnicas de meditación y relajación que enseñó a los niños para lograr calmarlos. "También les enseñó cómo gastar menos aire y cómo sobrevivir sin consumir alimentos durante varios días. 

Estuvieron nueve días perdidos y sin alimentos hasta ser localizados, cuando comenzaron a enviarles agua y comida. "Obviamente están muy débiles, pero están todos vivos y han estado sentados en un pedazo de roca en un espacio reducido durante unos diez días", reportaron los rescatistas, que destacaron que la constitución de los niños los ayudó a sobrevivir sin consumir alimentos.

Ver más: Ellos son los 13 rescatados de la cueva en Tailandia

No era la primera situación difícil que el entrenador enfrentó. Cuenta la prensa que en 2003, una epidemia mató a su hermano de siete años y a sus padres. Entonces quedó a cargode otros familiares y dos años después decidió irse a un convento budista para ser monje.

Eso hasta 2015 cuando ingresó como asistente técnico del equipo de fútbol Wild Boars de la escuela Mae Sai Prasitart. Durante estos años ha ayudado en al formación de los estudiantes. 

 

últimas noticias