#ParadisePapers

Paradise Papers, la nueva filtración de documentos secretos en el exterior

La nueva filtración Paradise Papers apunta al corazón del poder. Importantes empresas, altos funcionarios estatales y hasta monarcas aparecen relacionados con los documentos de 19 jurisdicciones offshore que forman parte de la revelación. Más de 200 colombianos figuran en estos esquemas que permiten trasladar dinero al exterior sin pagar impuestos.

Más de 200 colombianos están relacionados a sociedades instaladas en países con beneficios fiscales. / Foto: ICIJ

Los documentos confidenciales publicados por Paradise Papers revelan situaciones opuestas. De un lado muestran cómo, a pesar de las medidas implementadas por muchos gobiernos y el impulso global a favor de la transparencia, los destinos offshore, expertos en guardar secretos, siguen activos. Sin embargo, también confirman que esos secretos cada día tienen menos garantías de permanecer ocultos. Por ejemplo, gracias al trabajo periodístico en colaboraciones transfronterizas que se viene fortaleciendo, es ahora posible aplicar freno al abuso de quienes aprovechan las rendijas del sistema financiero y societario para obrar en beneficio propio.(Le interesa: ¿Qué es Paradise Papers? Este video lo explica en 3 minutos)

Esta nueva investigación, liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), deja al descubierto millones de documentos de 19 jurisdicciones offshore, tales como Bermudas, Malta, Barbados o Islas Caimán. Los documentos fueron obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y ahora son compartidos con periodistas de 67 países. En Colombia, esa información es  revisada por la alianza investigativa de El Espectador y la plataforma periodística latinoamericana CONNECTAS.(Lea aquí: Destacados colombianos mencionados en Paradise Papers)

A diferencia de la filtración Panama Papers, divulgada en abril de 2016, se prueba que los esquemas diseñados por  las firmas offshore son cada vez más sofisticados. Las personas relacionadas en ellos van desde presidentes, princesas, primeros ministros o emporios empresariales, hasta estrellas de Hollywood. En los 13,4 millones de registros revisados que comprenden  un lapso de 70 años, quedan expuestos, entre otros escenarios recientes, los lazos económicos entre Rusia y el actual secretario de comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, o los negocios secretos de Stephen Bronfman, principal recaudador de fondos del primer ministro canadiense Justin Trudeau.

De igual modo, se advierten  intereses de la reina de Inglaterra para invertir  en compañías de servicios médicos y créditos de consumo; o acciones de más 120 políticos del mundo para mover  capitales. Entre los hallazgos se confirman prácticas corporativas de Apple, Nike o Uber para evitar el pago de impuestos, a través de imaginativas maniobras de contabilidad. También  incluyen información sobre Bono y  Madonna. El cantante pop y activista social, quien figura con su nombre completo, Paul Hewson, poseía acciones en una compañía registrada en Malta que invirtió en un centro comercial en Lituania. Madonna tiene acciones en una empresa de suministros médicos.

La mayoría de la información fue obtenida de dos firmas de servicios offshore: Asiaciti Trust, con sede en Singapur, y Appleby, ubicada en Bermudas. Le siguen  datos provenientes de Islas Caimán e Islas Vírgenes Británicas. 

Por sí misma, una actividad financiera o empresarial en estas jurisdicciones no significa delito. La inquietud global es que, al ser destinos que habitualmente mantienen bajo reserva  información para  ciudadanos y  autoridades, también son lugares atractivos para guardar fortunas y la mayoría de veces para evadir impuestos. Más de 200 colombianos están relacionados con esas sociedades instaladas en países con beneficios fiscales.

Además de personas naturales colombianas, utilizando esquemas de apalancamiento financiero a través de seguros en el exterior, también aparecen empresas privadas y mixtas como Ecopetrol, las Empresas Públicas de Medellín, ISA o la Empresa de Energía de Bogotá (En video: ¿Qué son las reaseguradoras cautivas y qué tienen que ver con Paradise Papers?).  En el caso de Ecopetrol, se evidencia que es la empresa que más interviene en destinos offshore. En la mayoría de casos, la firma de abogados Appleby es su asesora. Este bufete no atendió las preguntas del ICIJ, pero manifestó que presta sus servicios con “formas legítimas y legales para administrar sus negocios. No toleramos comportamientos ilegales”.(Lea aquí: Gabriel Silva Luján, el hombre global)

Sin embargo, las exigencias para aceptar a sus clientes no parecen tan claras. En 2006, por ejemplo, su oficina en Islas Caimán tenía más de 600 clientes etiquetados como “non-compliant” que, en el argot del sector, significa que no tienen identificaciones vigentes, información de contacto u otros detalles para asegurar que no se trate de empresas de fachada. Aún así, a Appleby se le otorgó el premio de “Bufete de Abogados Offshore del Año”, y además fue mencionado en el que se denomina “Círculo Mágico Offshore”, así llamado al grupo de mayores bufetes especializados en el tema.

Aunque la firma Appleby se promociona como una compañía de asesoría jurídica, sus consejos empresariales también han incluido el acompañamiento de esquemas para reducir el pago de impuestos en varios países, incluido Colombia. Los hallazgos de Paradise Papers evidencian, por ejemplo, que uno de los mayores clientes de Appleby es el grupo suizo Glencore, con larga trayectoria en territorio colombiano. En nuestro país acompañaron, en el año 2010, una millonaria transacción económica que se logró impedir, pero que le hubiera permitido a la empresa reducir el pago de impuestos por US$1.500 millones.(Lea aquí: La maniobra con la que Glencore planeaba pagar menos impuestos en el país)

Las investigaciones globales del ICIJ han colocado en la agenda de varios países la urgencia de fortalecer sus legislaciones. El proceso comenzó con las revelaciones de Offshore Leaks (2013), Luxemburgo Leaks (2014), Swiss Leaks (2015) y Panama Papers (2016). El trabajo de Paradise Papers, capítulo Colombia, fue elaborado por los periodistas Pilar Cuartas y Alexánder Marín, de El Espectador, y David Tarazona y Carlos Eduardo Huertas de CONNECTAS. La experiencia reafirma que hoy los secretos financieros ya no son tan secretos gracias a la labor del periodismo, y que su ejercicio de contra poder es determinante para la transparencia.


En cifras

6,8
millones de registros corresponden a la firma de abogados Appleby.


24.996 
entidades se encontraron en la base de datos de ese bufete de abogados, cuya sede principal es Bermudas. 


180
es el número de países, desde los cuales se solicitaron servicios de Appleby.


566.157 
registros corresponden a Asiaciti Trust.

*CONNECTAS es la principal plataforma de periodismo colaborativo de América Latina. Su misión es promover el intercambio de información clave para el desarrollo de la región. Su apuesta por el periodismo de profundidad y de investigación.