A modelo caleña la mataron a golpes en México, reveló la necropsia

Esto desvirtúa la versión de una muerte accidental al caer desde la terraza de su edificio. El cuerpo de la colombiana fue hallado desnudo sobre la vía.

Muerte de modelo colombiana en México, identificada como Stephanie Magón Ramírez, se trató de un feminicidio, según lo reveló la necropsia realizada al cuerpo de la joven caleña. (Lea: Cuerpo sin vida de modelo colombiana, asesinada en México, presenta signos de tortura)

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de México, Edgar Elías Azar, confirmó que la muerte de la colombiana, quien cayó desde el cuarto piso del edificio donde residía en la Colonia Nápoles, no fue accidental.

“Se encontró desnuda, traía fractura de mandíbula, desprendimiento de dientes, golpes contundentes, costillas rotas, venía muy golpeada. La conclusión coloquial que se puede decir es que intencionalmente la mataron a golpes”, afirmó Elías Azar.

Esto establecería que Stephanie fue asesinada a golpes al interior de su apartamento y luego, su cuerpo fue lanzado a la calle, donde fue encontrado completamente desnudo y con evidentes fracturas en el rostro.

El informe del Instituto de Ciencias Forenses de México (Incifo) establece que la fractura en la mandíbula y otras contusiones serían producto de la caída de más de 10 metros.

“El médico forense describió, que el cadáver presenta múltiples traumatismos de tipo equimotico y excoriativo, en diferentes partes del cuerpo, herida por contusión y fractura de la mandíbula, lo que indica que muy probablemente son producto de una precipitación”, dice el texto del comunicado del Incifo.

Las autoridades manejaban la hipótesis de un posible accidente o suicidio tras la versión entregada por unos vecinos de la joven, quienes coincidieron en que no escucharon durante la noche del homicidio algún ruido anormal o una pelea. (Lea: ¿Muerte de modelo caleña en México fue un accidente?)

Jennifer Acosta Gandora, una uruguaya, dice que encontró la ropa interior de la joven, con su bolso en la terraza del edificio. Mientras que el mexicano Ricardo González relató que esa noche del viernes hubo una fiesta en el departamento pues era su cumpleaños y cuando salió en la madrugada a acompañar a sus amigos no vio nada extraño.

Magón, modelo y madre de una niña de 7 años, se encontraba en este país desde hace más de un mes tras firmar un contrato con una agencia de publicidad. Estaba apunto de obtener el título de técnico en locución y presentación de televisión.

Temas relacionados