"Hay dudas que se están investigando", dice la Policía por el secuestro de Fito Acosta

El general Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, señaló que el empresario debe dar claridad sobre los hechos que generaron su presunta retención.

Rodolfo Acosta fue reportado como desaparecido el pasado viernes 31 de agosto y apareció en las horas de la tarde del 1 de septiembre. Captura de pantalla video El Heraldo

Las autoridades continúan investigando la desaparición y posterior liberación del empresario barranquillero Rodolfo Acosta, quien fue registrado como secuestrado el pasado viernes 31 de agosto. Aunque las autoridades locales realizaron varios operativos para dar con su paradero con la ayuda de 49 especialistas en inteligencia del Gaula, fue el mismo Acosta quien llegó a su casa en un taxi y aseguró a los medios que en su secuestro había pasado “momentos muy difíciles”.

Tras casi dos días de búsqueda Rodolfo Acosta llegó a su casa sano y salvo en un taxi que habría pagado con la plata que sus captores le dieron al dejarlo en libertad. Sin embargo, para las autoridades aún hay dudas alrededor de los hechos.

(Lea: Confirman el secuestro del empresario Rodolfo Acosta en Barranquilla)

Así lo informó el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, general Mariano Botero Coy, "Ante un hecho de esa magnitud hay que sentar a la víctima y a partir de allí reconstruir todo lo que ha sucedido". De igual forma, el  general cuestionó las versión dada por el empresario a los medios de comunicación en la que asegura que  fue en un puesto de control donde se dio su retención.

“Tres motocicletas con conos pueden formar un puesto de control, él habla de que lo paró una motocicleta. Aquí hay muchas dudas que se están investigando; si usted anda en un carro blindado, se sobreentiende el riesgo, él tiene acceso para llamar a la Policía, incluso a los comandantes, para que el registro se realice en un CAI”, indicó a los medios  el general Mariano Botero Coy, comandante de la Policía Metropolitana.

(Lea: "Me dieron $20.000 y luego me liberaron": empresario Fito Acosta habla de su secuestro)

 La versión que inicialmente se dio a los medios señalaba que el empresario, dueño de la inmobiliaria Metroarea, habría salido de su casa en compañía de su esposa y horas más tarde habrían sido secuestrados. En efecto, las autoridades encontraron la camioneta en la que se movilizaba la pareja en medio de una vía de Barranquilla. Sin embargo, hacia las 6:30 de la tarde, su esposa Katya Barros fue encontrada en el barrio Los Andes, al sur de la ciudad y un día después el empresario regresó con vida a su casa.

Las autoridades continúan investigando los hechos que habrían puesto en peligro la vida del empresario y su esposa. Hechos que además, fueron confirmados por el mismo  alcalde de Barranquilla Alejandro Char quien habría informado a los medios del presunto secuestro.

“La finalidad es que la verdad salga a flote. Una vez tengamos la investigación fortalecida los medios serán los primeros en saberlo”, señaló el comandante Botero.