Ñeñe Hernández

"Hay que buscar una plata para pasar bajo la mesa": la llamada del "Ñeñe" Hernández

Noticias destacadas de Judicial

En la conversación, registrada por la Policía ante la Fiscalía en junio de 2018 (cuando el país se alistaba para la segunda vuelta presidencial), este y otra persona hablan de su preocupación por las elecciones y de la necesidad de conseguir dinero para repartirlo "en los departamentos". Oficina de prensa de la Casa de Nariño dice que, por ahora, no habrá pronunciamiento del presidente.

José Guillermo Hernández, Ñeñe Hernández, fue conocido en vida como un ganadero y empresario que, desde hace unos años, era el esposo de la exreina María Mónica Urbina. Por eso, su asesinato, perpetrado en mayo de 2019, tras un intento de atraco en Brasil, fue lamentado por cantantes, ganaderos y congresistas. El artista vallenato Poncho Zuleta y el expresidente Álvaro Uribe estuvieron entre las personas que lamentaron su fallecimiento a través de redes sociales.

Sin embargo, la muerte de Hernández sacó a la luz investigaciones que este tenía en su contra por posibles nexos con el presunto narcotraficante Marcos de Jesús Figueroa, más conocido como Marquitos Figueroa. Asimismo, se conoció que Ñeñe Hernández hacía parte de los vinculados por la Fiscalía a las investigaciones por el homicidio de Óscar Rodríguez Pomar, hijo de un empresario y sastre barranquillero que fue asesinado al ser confundido con su padre, Carlos Rodríguez, a quien Hernández le debía cerca de $1.000 millones.

(Vea: “Ñeñe Hernández” y “Marquitos Figueroa”, las pruebas de su cercanía)

En medio de las pesquisas por este homicidio se intervinieron las líneas del ganadero, para saber más sobre su posible vínculo con Figueroa. Entre las interceptaciones se conoció una que deja un manto de duda sobre la campaña presidencial de 2018 del hoy presidente, Iván Duque, pues Ñeñe Hernández y otra persona, de la que no se conoce su identidad, hablan de la necesidad de que entren dineros “bajo la mesa” justo unos días después de las votaciones de primera vuelta para la presidencia de Colombia.

Ñeñe Hernández impulsó fuertemente la campaña presidencial de Iván Duque en el norte del país y así quedó demostrado en redes sociales. Son múltiples las fotos de Hernández con la indumentaria de campaña e, incluso, en algunas de ellas aparece posando con el presidente Iván Duque y el expresidente Álvaro Uribe. Además, Ñeñe Hernández y su esposa fueron unos de los invitados que estuvieron en la posesión presidencial el 7 de agosto de 2018.

De acuerdo con las interceptaciones hechas por la Dijín de la Policía a Hernández, la conversación comienza con las preocupaciones del interlocutor (de identidad desconocida) sobre el arduo trabajo que tendrían que realizar para las elecciones. La charla tuvo lugar, según el documento, el 3 de junio de 2018, cuando los únicos comicios pendientes de realizarse eran la segunda vuelta presidencial que enfrentó al ahora presidente Duque y al candidato de izquierda Gustavo Petro. “Yo ayer le decía a Priscila que nos tenemos que poner las pilas, hay que buscar una plata para pasar bajo la mesa para soltarla en los departamentos”, fue la respuesta de Hernández.

(Además: Incautan $1,2 billones en bienes de “Mandarino” y “Marquitos Figueroa”)

La persona con la que habla Hernández asegura que ya había conseguido 1.000 paquetes, haciendo, según el analista de la Dijín, referencia a millones de pesos, y que solo necesitaban que unos empresarios les ayudaran así: "Uno les da la lista, yo tengo una empresa que les da la plata y nadie va a saber". Hernández le responde: "En la pasada nos aprovechamos de la plata que se robaron de Vargas Lleras, de transporte y de cosas, en estas otras no la vamos a tener, usted se imagina donde nos hubieran cogido esos ciento y pico de millones de pesos, qué hubiera pasado en el Valle". 

Luego, ellos dos hablan de una supuesta confrontación entre casas políticas de la zona, que incluso habría causado la muerte de un “muchacho”. De este choque, dice el interlocutor, habría pruebas en video que le serían llevadas a “Uribe”.  Por último, la persona con la que habla Ñeñe Hernández dice que "Iván" y "Uribe" los enviaron a Manaure, Uribía, Riohacha y Maicao, pues tenían que “ganar en La Guajira”.

Ahí termina la conversación, de acuerdo con el análisis de la interceptación. En el documento de la transcripción queda consignado que el investigador a cargo corrió traslado de lo que escuchó al fiscal del caso para que compulsara copias a la Fiscalía encargada de delitos electorales.

 

“Es de informar al despacho fiscal, con base en los resultados de la interceptación de comunicaciones, donde se evidencia actividades de corrupción perpetradas por parte del señor José Guillermo Hernández Aponte, en las pasadas elecciones presidenciales. Razón a lo anterior solicito al despacho fiscal estudie la posibilidad de compulsar a la fiscalía de su competencia, con el fin de corroborar las actividades delictivas que allí se refieren”, señala el investigador al final de la interceptación. La Fiscalía aún no confirma en qué va esta solicitud.

(Puede ver: “Ñeñe Hernández”, esposo de Mónica Urbina, sufrió atraco y fue asesinado en Brasil)

El Espectador buscó el pronunciamiento tanto del presidente Iván Duque como del expresidente y senador Álvaro Uribe. En el caso del primer mandatario, su oficina de prensa señaló que, por el momento, no habrá declaraciones sobre el tema. En el caso del máximo líder del Centro Democrático, su equipo señaló que el pronunciamiento podría venir en horas de la tarde, pero que este ya se había manifestado en una entrevista radial frente al tema.

En entrevista con W Radio, el senador Álvaro Uribe aseguró que es posible que haya conocido en alguna reunión al Ñeñe Hernández, pero que nunca fue amigo de él. Aseguró que no tuvo que ver con ningún manejo de dineros porque el encargado de la tesorería de la campaña fue Luigi Echeverry.

Echeverry aseguró a la misma emisora que el dinero de la campaña solo la manejó él de la mano de la tesorera. Además, señaló que todos los recursos se centralizaron en una cuenta única y que hubo 17 controles. También aseguró que en la segunda vuelta solo hubo un anticipo del Estado y dos créditos: uno del Banco de Bogotá y uno del partido Centro Democrático.

Esta es la transcripción de la llamada telefónica del Ñeñe Hernández: 

Comparte en redes: