Iván Cepeda dice que contactos con “Gabino” estuvieron autorizados y puede demostrarlo

Noticias destacadas de Judicial

En diálogo con El Espectador, Iván Cepeda aseguró que la Fiscalía no lo ha notificado de investigaciones por los supuestos viajes ilegales a Cuba de alias Gabino, excomandante del Eln. El político, quien fue negociador entre el Gobierno y la guerrilla, dijo que el ente investigador busca desviar la atención del proceso penal contra el expresidente Álvaro Uribe.

En medio de la tormenta por las supuestas irregularidades en los viajes a Cuba del excomandante del Eln Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, el senador Iván Cepeda explicó en diálogo con El Espectador que, si entró en contacto con este jefe guerrillero, lo hizo cumpliendo su trabajo como negociador de paz entre la guerrilla colombiana y el Gobierno de Juan Manuel Santos. Aseguro, además, que la Fiscalía no lo ha notificado de eventuales investigaciones.

En contexto: Fiscalía inspeccionó oficina del Comisionado para la Paz por permiso de “Gabino”.

“Estoy listo ante cualquier instancia judicial porque tengo mis papeles y mi conciencia en regla. La Fiscalía no me ha notificado ninguna cita, me he dado cuenta por los medios de comunicación”, le dijo el senador Cepeda a este diario. Y es que, justo esta mañana, Caracol Radio contó que, en la inspección que el ente investigador hizo el pasado lunes a la oficina del Alto Comisionado para la Paz en el marco de la investigación por los permisos de Gabino, al parecer se llevaron documentación sobre Cepeda.

De acuerdo con Semana, el embajador cubano José Ponce Caraballo habría mencionado al congresista del Polo como el “intermediario” entre el Gobierno y alias Gabino, un guerrillero que tomó el mando de su organización en 1998 y quien estaría en la isla centroamericana de forma irregular. En concreto, el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, denunció ante la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez que alias Gabino, quien no era parte de la mesa de negociaciones, llegó a La Habana (Cuba) en julio de 2018, tras pasar por Venezuela y con un permiso que no cumpliría con los requisitos amparados en la ley colombiana.

El cable llegó desde el mismo embajador Ponce Carballo, quien aseguró que el Gobierno Santos autorizó la llegada del guerrillero con “fines humanitarios”, pero no suspendió las ordenes de captura vigentes en su contra. En un segundo viaje de alias Gabino, en las mismas condiciones y por unos supuestos chequeos médicos, el nombre del senador Iván Cepeda aparecería como facilitador. Sin embargo, el congresista del Polo asegura que todos sus movimientos están bajo el amparo de la ley: “yo actué en el proceso con el Eln con autorización verbal y escrita por parte del presidente de la República y en plena coordinación con la oficina del Alto Comisionado para la Paz”.

En una reciente entrevista con La F.M., además, Cepeda agregó que ni siquiera cruzó palabras con alias Gabino, situación que confirmó en entrevista con este diario. “No hay ninguna posibilidad, a no ser que sea un montaje o una manipulación, de que se pueda sostener lo contrario. Y de ser así, lo que yo señalo es que el fiscal general Francisco Barbosa ha estado y está preparando un montaje en mi contra. Una persecución que él ha intentado realizar a través de distintas vías para buscar judicializarme”, sentenció.

Lea también: Gobierno pide a Cuba que extradite a alias “Gabino”, máximo líder del ELN.

Los alegatos de Cepeda contra el fiscal Barbosa, en este nuevo debate por alias Gabino, vienen de un agitado episodio en curso: la posibilidad de que la Fiscalía lleve a juicio al expresidente Álvaro Uribe por supuesto frade procesal y soborno. Actualmente, el coordinador de fiscales delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Gabriel Jaimes Durán, está a punto de acusar o cerrar la investigación del exmandatario, situación que ha generado un gran debate entre el senador del Polo y la entidad.

“De manera fundada debo expresarle que no creo en su imparcialidad, no creo en su independencia, creo que en sus manos la justicia para las víctimas y la verdad que necesita la sociedad, están muy distantes”. Esa fue una de las criticas que Iván Cepeda le envió al fiscal Gabriel James Durán, en un documento que consta de 40 preguntas ante la actuación procesal de la Fiscalía en el caso Uribe Vélez. En tal expediente funge como víctima el senador del Polo.

Lea también: “Desde que el caso de Uribe llegó a la Fiscalía no ha habido garantías”: Iván Cepeda.

Las denuncias de Iván Cepeda contra Jaimes incluso cuentan con el apoyo de una veeduría ciudadana conformada por más de 1200 personas, entre ellos reconocidos políticos, y 260 organizaciones sociales. “Compartimos la preocupación del senador Cepeda por la ausencia de garantías que ofrece el fiscal Gabriel Jaimes, el desconocimiento de las pruebas ya practicadas por el máximo tribunal de la justicia penal en Colombia (Corte Suprema de Justicia) y el intento de desviar la investigación hacia el testigo principal de esta causa (Juan Guillermo Monsalve)”, exponen en una carta enviada al fiscal general Barbosa.

Por su parte, el ente investigador anunció recientemente que el fiscal delegado Gabriel Jaimes ha recibido amenazas por su trabajo en el expediente Uribe Vélez. “La Fiscalía General de la Nación hace un llamado a los distintos sectores de la sociedad civil para que se respete la independencia y autonomía judicial, principios esenciales en la consolidación de un Estado democrático. De igual manera, insta a que se permita que los procesos a cargo de la entidad se resuelvan en derecho, lejos de cualquier controversia política o personal”, explicó la entidad en un comunicado.

El fiscal general Francisco Barbosa, además, se comprometió a seguir adelante con la investigación que se lleva contra Álvaro Uribe Vélez, teniendo en cuenta los principios de “autonomía” e “independencia” que debe cumplir el ente investigador. “Quiero decirles a los colombianos que no vamos a permitir que se pretenda alterar el curso normal y objetivo de la justicia, a través de amenazas, intimidaciones o presiones de cualquier tipo contra la acción constitucional y legal que lidera la Fiscalía”, explicó en su cuenta de Twitter.

En contexto: Fiscalía indaga amenazas contra Gabriel Jaimes, fiscal del caso Uribe.

Sin embargo, para Iván Cepeda el fiscal Barbosa tiene fines políticos, así como la filtración de los documentos de alias Gabino: “Se trata de ambientar una decisión favorable a Uribe. Diluir la atención de la opinión pública ante hechos muy graves como, por ejemplo, la decisión o el auto que presentó la JEP de presentarle al país la realidad de los llamados falsos positivos”. Lo que pudo confirmar este diario es que en la diligencia al Alto Comisionado para la Paz se obtuvieron documentos relacionados con las reglas y protocolos del proceso de negociación entre el Eln y el Gobierno Juan Manuel Santos.

Comparte en redes: