Juez dio luz verde al principio de oportunidad de Gustavo Moreno

De esta manera, las declaraciones y el material que ha entregado el principal testigo del cartel de la toga podrán ser usados en otros procesos.

Juez dio luz verde al principio de oportunidad de Gustavo Moreno
Gustavo Moreno declaró en la Comisión de Acusación, la Fiscalía y la Corte Suprema. Mauricio Alvarado - El Espectador

La quinta fue la vencida: esta mañana, después de cuatro intentos fallidos, un juez de la República legalizó el principio de oportunidad que pactaron Luis Gustavo Moreno y la Fiscalía. A cambio de no ser investigado por  los delitos de cohecho por dar u ofrecer, concierto para delinquir, tráfico de influencias y uso indebido de información privilegiada, los cuales habría cometido durante su tiempo como litigante y no como fiscal, Moreno aceptó convertirse en testigo de cargo en varios casos que interesan al organismo investigador.

(Puede interesarle: En novelón se convirtió el principio de oportunidad de Gustavo Moreno)

En las dos últimas audiencias que Moreno tuvo para que se legalizara este acuerdo, el exjefe anticorrupción de la Fiscalía pidió perdón por todos sus actos. “Tengo el convencimiento, como ser humano y como persona privada de la libertad, de mi arrepentimiento. Mas que con palabras elocuentes, lo he demostrado con hechos al comparecer a diferentes audiencias a las que se me ha requerido”, manifestó el exfiscal la última vez que el juez que revisaba su principio lo rechazó, lo cual ocurrió el pasado 8 de mayo. 

En ese momento, el funcionario judicial argumentó que en la audiencia no se había hecho presente ningún delegado de la Rama Judicial, víctima de los actos de Moreno, y que ese era un requisito indispensable para respaldar el acuerdo de Moreno y la Fiscalía. Ayer, el requisito se dio por cumplido. El juez determinó que el principio será válido por un año, y en ese momento se tendrá que evaluar si la cooperación de Moreno fue tan exitosa como para que la Fiscalía renunciara a investigarlo por los delitos mencionados. 

Moreno ha hablado ante la Corte Suprema y la Fiscalía de un caso especialmente sensible para la propia justicia: el cartel de la toga. Fue detenido el 27 de junio del año pasado, ante fuertes indicios de que estaba abusando de su posición como jefe anticorrupción de la Fiscalía al pedir dinero al exgobernador Alejandro Lyons, quien estaba siendo investigado por el desangre de las finanzas de Córdoba. Ese fue el punto de partida de un escándalo que aún no ha cesado.

Moreno ha delatado a los exmagistrados José Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte, quienes han negado su participación en el cartel de la toga; al magistrado Gustavo Malo, quien fue apartado de sus funciones por decisión de la Sala Plena de la Corte; ha confirmado el pago de $2.000 millones de parte del senador Musa Besaile, quien aceptó haber pagado para frenar una orden de captura en su contra y ya está siendo investigado por ello. Los demás casos están aún en proceso.

(Lea: José Ignacio Mira confirma que Gustavo Moreno autorizó su ingreso)