Paola Solarte pagará seis años y siete meses de prisión por contrato Tunjuelo – Canoas

La prisión será domiciliaria, entre otras cosas, por su condición de cabeza de hogar con dos hijos de dos y cuatro años.

Carlos Solarte y su hija, Paola Solarte, son investigados por irregularidades en el contrato Tunjuelo- Canoas.Archivo El Espectador.

Paola Solarte, hija del reconocido constructor de vías Carlos Alberto Solarte, pagará seis años y siete meses de prisión domiciliaria por irregularidades en el contrato Tunjuelo – Canoas, el cual está involucrada la multinacional Odebrecht. El Juzgado 51 de Conocimiento de Bogotá aceptó el preacuerdo que Solarte y la Fiscalía presentaron para su aprobación, el pasado 16 de noviembre.

Aunque Paola Solarte en la audiencia de imputación de cargos no aceptó los delitos de peculado por apropiación agravado, interés indebido en la celebración de contratos y cohecho por dar u ofrecer, en el preacuerdo sí lo hizo. Por esa aceptación, el ente investigador “degradó” el delito de peculado por apropiación por abuso de confianza y la jueza lo avaló. 

(Le podría interesar: Paola Solarte pagaría seis años y siete meses de prisión domiciliaria por caso Odebrecht)

“El reconocimiento de la responsabilidad por parte de la incriminada se ajustó a derecho sin que se avizore ninguna violación de garantías fundamentales, ni vicios de consentimiento, como tampoco que se esté concediendo algún beneficio”, precisó la juez en los juzgados de Paloquemao, en Bogotá.

La Fiscalía la investiga, al igual que a su papá, por supuestamente haber pagado sobornos con la firma brasileña Odebrecht para quedarse, en el año 2009, con el contrato para la construcción del túnel interconector entre el río Tunjuelo, la planta de tratamiento de aguas residuales Canoas y el río Bogotá. El juez tuvo en cuenta la condición de cabeza de hogar con dos hijos de dos y cuatro años.

Según la Fiscalía, CASS Constructores & CÍA. S.C.A. –empresa de Carlos Solarte– y Odebrecht se asociaron en el Consorcio Canoas y pactaron pagar 8,75 % en coimas, de un contrato que estaba tasado en más de $243.717 millones. El dinero, explicó el ente investigador, habría ido a parar a los bolsillos de concejales, contratistas, funcionarios de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAAB), y hasta en los del exalcalde Samuel Moreno, a quien también investigan por estos hechos y que, según la investigación, mostraba un interés especial en ese proyecto.

(Lea también: Casa por cárcel para hija de Carlos Solarte, investigada por contrato Tunjuelo – Canoas)

Según la investigación, tanto Carlos Solarte como su hija acudieron a varias artimañas para quedarse con el proyecto, como conocer de manera anticipada la licitación pública, pagar coimas a funcionarios públicos e irregularidades en el manejo de un anticipo por $48.434 millones. De hecho, en ese préstamo, la Fiscalía igualmente encontró irregularidades sobre su manejo. Carlos Solarte y Paola Solarte, según la Fiscalía, conocían de estos hechos. La sentencia será leída el próximo 23 de enero de 2019.