ONU: Es urgente atender la situación en la frontera con Venezuela

En diálogo con El Espectador, Martín Santiago, coordinador residente humanitario de la ONU en Colombia, explica el papel que tendrá el organismo en la atención de la crisis migratoria.

EFE.

Aunque aún las autoridades no se atreven a calificar de "masiva" la llegada de venezolanos a Colombia, el presidente Juan Manuel Santos ya reconoció que la situación se desbordó. El Estado no estaba preparado para atender un fenómeno con estas características y el tema se convirtió en una problemática social. En un año, cerca de 600 mil venezolanos se han instalado en Colombia. La cifra va en aumento.

"Nunca nos habíamos enfrentado con una situación así", dijo Santos desde Cúcuta, a menos de 10 kilómetros de la convulsionada frontera. Aunque el fenómeno migratorio es visible en todas las ciudades de Colombia, en las zonas fronterizas la situación es más compleja.  Según las autoridades, ha aumentado la delincuencia, la indigencia y la prostitución.

Para hacer frente a la problemática de seguridad, Santos ordenó el traslado de cerca de 3000 uniformados a la frontera colombo - venezolana además, anunció la creación del Grupo Especial Migratorio (GEM) “que tendrá la responsabilidad de controlar el espacio público, vigilar el orden público, regularizar la prostitución, la protección de menores y controlar el contrabando”, explicó el mandatario. Este nuevo grupo estará conformado por funcionarios de la Policía, el ICBF y la DIAN. Lea también: Presidente Santos anuncia más control a migración venezolana

Como Colombia no tiene experiencia en el manejo de estas crisis, se pidió la ayuda de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, organismo con amplia experiencia en este tipo de situaciones.  

Una de las primeras recomendaciones de la ONU, fue la creación de un centro de atención al migrante que tendrá, inicialmente, capacidad para atender a 2 mil personas. Martín Santiago, coordinador residente humanitario de la ONU en Colombia, explicó a El Espectador que el lugar tendrá un diseño modular y gradual para que pueda ser ampliado en caso de ser necesario. 

martin_santiago_p.jpg

Autor: 
Cortesía

"El objetivo es que en este lugar podamos cumplir con la respuesta a las personas que están en situación de vulnerabilidad y de esta forma hacer que la migración sea ordenada, legal y segura". 

En este centro de atención al migrante, trabajarán articuladamente otros organismos de la ONU como ACNUR, ONICEF y ONU Mujeres.

El funcionario considera que uno de los retos principales es lograr una correcta "integración de los migrantes a las comunidades receptoras". Para eso, dice, "es fundamental el trabajo con las autoridades locales y departamentales. También hay que tener en cuenta la capacidad que tiene, en este caso el Estado colombiano, para responder a los requerimientos".  Lea también: Colombia, a punto de la xenofobia

"Hacemos un llamado a toda la comunidad a evitar la estigmatización de las personas que cruzan la frontera respondiendo a una necesidad extrema. La hermandad entre el pueblo colombiano y venezolano tiene que prevalecer", agregó.

Para la ONU, ajustar las medidas tomadas a los estándares internacionales, es fundamental. Saber cuántas personas están siendo atendidas, será clave.