Octubre es el mes de la risa y las sonrisas

Hacer reír es un acto de generosidad

El Festín de la Risa es una compañía chilena de payasos que aterriza en Bogotá como parte de la programación de Mamarracho Fiesta Payasa.

Tony Petunia, Tony Pinganilla y Tony Pitilla en las calles de Valparaíso. Cortesía: El Festín de la Risa

Hasta el 27 de octubre se llevará a cabo en Bogotá la segunda edición de Mamarracho Fiesta Payasa, un evento que busca reunir, visibilizar e incentivar a los profesionales de esta técnica. Con más de cincuenta funciones, la programación reúne a compañías nacionales e internacionales en la Sala Fábrica de Hechos Culturales. Hablamos con la agrupación chilena Festín de la Risa, integrada por Tony Petunia, Tony Pinganilla y Tony Pitilla, quienes nos hablaron del difícil arte de hacer reír.

—La entrevista comienza así-í-í-í-í —canta la voz de Tony Petunia al otro lado del celular.

Para ustedes, ¿qué es la risa?

—Es lo más importante de la vida. Cuenta una historia que de la carcajada de una diosa se creó el universo. La risa es un acto de vida —responde Tony Petunia.

—Es la base de la vida, sin risa no podríamos existir —comenta Tony Pinganilla—. Hay dos caras que son muy verdaderas: cuando uno duerme y cuando uno se ríe. A nosotros nos gusta esa verdad que conlleva a reírse con la boca abierta.

—La persona que se ríe entrega un pedacito de su sinceridad —concluye Tony Pitilla.

***

Antes de ser Tony Petunia, Katherine Cisternas trabajaba como auxiliar de cocina en un restaurante subterráneo de Chile. Desde ese lugar solo podía verle las piernas a la gente que caminaba por la calle. Un día de verano, mientras pelaba pollos, vio pasar unos pies de payaso, con sus medias de colores y sus zapatos gigantes. Miró por la ventana, se dijo esto es lo que quiero hacer, soltó el cuchillo, dejó el delantal, subió la escalera, abrió la puerta del restaurante y salió a la calle.

Puede leer: ​Agéndese para el XVI Festival Internacional de Circo de Bogotá

***

¿Clown o payaso?

—Esa discusión un poco absurda que tiene la gente de separar una cosa de otra me lleva a un lugar de incomodidad, porque creo que si estamos en un lugar donde se habla español se dice payaso y si estamos en un lugar de habla inglesa se dice clown. A mí me gusta que me digan payaso —responde Tony Pinganilla.

***

Antes de ser Tony Pinganilla, Carlos Muñoz sabía que quería hacer algo artístico; no había tenido la posibilidad de hacerlo porque venía del campo, y allí solo trabajaba y jugaba al fútbol. Un día vio a una persona en la calle con un traje a rayas haciendo reír a mucha gente. En otra ocasión tuvo la oportunidad de asistir a un festival de arte callejero, allí se encontró con un señor que repartía publicidad sobre un clownpamento. Fue en ese lugar donde decidió hacerse payaso.

***

¿Cuál es el lugar de las otras emociones en este oficio?

—Yo pienso que la misión del payaso es hacer reír y esa es su finalidad. No es que la risa vaya por delante, sino que es algo que sigue al payaso. Es una consecuencia de sus actos. No creo que el payaso tenga que entrar en otras emociones, eso ya sería otra cosa —comenta Tony Petunia.

¿Qué se necesita para hacer reír a alguien?

—Yo quiero utilizar una palabra de nuestra directora Tony Petunia: generosidad. Para hacer reír hay que ser muy generoso. En este mundo tan gris, dedicarse a hacer reír a otro es un acto solemne, generoso —comenta Tony Pinganilla.

—Revolucionario —agrega Tony Petunia.

—Sí, es un salto al vacío, hay que ser corajudo. Hay que perderle el miedo a la muerte sin dejar de respetarla —complementa Tony Pinganilla.

Puede leer: Lo imposible ("porque de lo posible ya se sabe demasiado")

¿Qué hay detrás de un show de clown?

—Eh… no sé. ¿Una puerta? ¿La pared? —responde entre risas Tony Petunia.

—Cuando ponemos telón, está el telón —agrega Tony Pitilla—. Hay mucho goce, si no la pasamos bien no podemos crear nada. Eso hay detrás.

***

Antes de ser Tony Pitilla, Felipe Godoy había pasado por un momento muy triste en su vida: había muerto su hámster. Un día su compañero Tony Pinganilla lo invitó a ver una obra de payaso, quedó alucinando y al final de la función se inscribió a un taller de clown.

***

¿Qué es lo más gratificante de ser payasos?

—Voy a citar a un amigo, Tony Pinganilla, que dice que lo más gratificante es sentirse vivo —dice Tony Pitilla.

¿Cuándo fue la última vez que rieron?

Hace muy poquito, 26 segundos —responde Tony Petunia.

¿Qué los hace reír?

—Todo —contestan los tres.

¿Qué los hace llorar?

—Todo —vuelven a decir al tiempo.

—Somos humanos —agrega Tony Petunia.

El sábado 20 de octubre, en la Sala Fábrica de Hechos Culturales (carrera 22 n.° 41-28), Festín de la Risa presentará Peluches, una varieté de ilusión, acrobacia, baile y disfraces.

 

últimas noticias

La muerte de los animales y la banalidad del mal

Poetisa Ida Vitale gana el Premio Cervantes 2018

El reto de "Pensar el Arte"