Embajador de EE.UU no se sintió engañado con el Acuerdo de Paz: Santos

En entrevista difundida a través de Youtube, el exmandatario hizo referencia a las supuestas declaraciones de Kevin Whitaker, hechas durante su intento por influenciar la decisión del Congreso frente a las objeciones del presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la JEP.

El expresidente consideró que tanto la Corte Constitucional como el Congreso están "salvaguardando" lo pactado en La Habana.Archivo El Espectador

Retirado de la escena política colombiana, el expresidente Juan Manuel Santos ha hecho contadas apariciones públicas para hablar sobre su libro "La batalla por la paz", incluyendo, a veces, su mirada sobre la convulsa coyuntura nacional.  

Lea: “Esa paz es irreversible”: Juan Manuel Santos responde a editorial de The New York Times

Este jueves, el también Nobel de Paz apareció en "Revelados", el nuevo programa en Youtube de Julián Martínez, periodista y autor del libro "ChuzaDAS, ocho años de espionaje y barbarie". En entrevista con Martínez, el exmandatario puntualizó por qué considera que los textos firmados en La Habana no están vueltos trizas y opinó sobre las objeciones que hizo el presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP).  

Santos reconoció que le genera tristeza esa intención de algunos sectores del país de reversar la paz. Sin embargo, enalteció el trabajo de las altas cortes y del Congreso de la República para implementar lo pactado. “La Corte Constitucional está salvaguardando el proceso y el propio Congreso rechazó las objeciones del presidente Iván Duque. El pueblo no está permitiendo que vuelvan trizas el Acuerdo. ¿Está teniendo problemas (su implementación)? Sí. Pero son los normales en un proceso de paz. Cualquier proceso de paz en la historia reciente del mundo tiene dificultades porque, en el posconflicto, la reconciliación toma tiempo. Pero la guerrilla entregó las armas, se convirtió en partido político y (los exguerrilleros) se están reincorporando a la vida civil”, dijo.

Contexto: Objeciones a la ley estatutaria de la JEP: una vuelta sin rumbo en 80 días

El expresidente respondió también a una pregunta sobre la supuesta afirmación de Kevin Withaker, embajador de Estados Unidos, de que  su gobierno se había sentido engañado con lo escrito en el Acuerdo. “Yo le pregunté al embajador y me dijo que eso no era cierto. Inclusive, antes de conversar con él, tuve una reunión con el secretario de Estado. Me lo encontré en Boston y me dijo: ‘No puede ser. ¿Quién nos engañó sí ahí estaba todo escrito, y yo tenía un delegado que me informaba detalle a detalle todo los días (lo que pasaba en Cuba en esa época)? Entonces, quién iba a engañar a Estados Unidos?”, comentó Santos.

Cabe recordar que dichas afirmaciones, hechas supuestamente por el diplomático, fueron reveladas por este diario en el artículo "Detalles de un desayuno entre Whitaker y congresistas", nota periodística que reconstruyó el encuentro en el que el embajador estadounidense abogó por la aprobación de las objeciones a la JEP en el Capitolio.

En él, un asistente (cuyo nombre se mantuvo en reserva), expresó que Whitaker había dicho que “Santos, Sergio Jaramillo y Humberto de la Calle eran unos mentirosos, que habían engañado al gobierno de Barack Obama con el Acuerdo de Paz, que Santos siempre dijo que, con el Acuerdo, las Farc iban a entregar las rutas del narcotráfico, pero que pasó lo contrario”. Sin embargo, con la declaración reciente, el exjefe de Estado desmintió dicha versión.

Para ampliar lea: Detalles del desayuno entre Whitaker y congresistas

Es más, sobre ellas, Santos aseguró que se enmarcaban dentro de lo que ahora se llama "posverdad" y que la intención era torpedear la paz firmada con el ahora partido político FARC. “Yo creo que puede ser la versión de algunos congresistas que sostienen que ‘la paz de Santos no existe, que fracasó’. Dicen ‘tan cierto es que el embajador nos dijo que Santos había engañado al embajador de Estados Unidos’. Entonces, hace parte de esas mentiras que se han construido alrededor del proceso de paz. Y esa (falacia) es pequeña comparada con la cantidad que se han dicho”, reiteró.

Santos también hizo alusión a otro tema de la actual agenda nacional: el artículo en el que The New York Times reveló la directriz que posiblemente traía de vuelta las ejecuciones extrasjudiciales a civiles, conocidas como falsos positivos. “Me parece terrible que vuelvan a la práctica de exigir muertos. Es el peor de todos los caminos porque eso lleva a los falsos positivos y son incentivos perversos. Por eso me alegro que hayan recapitulado y hayan suspendido esa consigna”.

Le puede interesar: "Iván Duque y sus aliados de derecha han saboteado el proceso de paz": editorial del NYT

Y explicó la estrategia que utilizó cuando fue ministro de Defensa para erradicar la política de “conteo de cuerpos” como forma de medir los resultados del cuerpo militar que él dirigía. “Lo hicimos de varias formas: le expliqué a los soldados que ello cambiaba radicalmente. Nadie iba a ser medido por el número de cadáveres, sino por el número de desmovilizados”, aseguró.

En este sentido, señaló que como jefe de esa cartera durante el segundo gobierno de Álvaro Uribe, cambiar la directriz era una táctica más efectiva “porque un desmovilizado trae información y se salva una vida”. Y añadió que mientras un muerto en combate se veía como una víctima, un colombiano que saliera de las tropas de la exguerrilla generaba “confusión” y daba paso a las preguntas “¿por qué la dejó?, ¿qué está pasando?”.

Según el expresidente, en esa época quisieron “humanizar” la guerra. “Les dije que no íbamos a considerar a los guerrilleros como enemigos, sino como adversarios. A estos últimos no se les destruye, se les gana. Al fin y al cabo todos tenemos que vivir bajo una misma nación”, expresó.

Durante la entrevista, el ahora miembro de los Líderes Públicos Globales de la Escuela de Gobierno de Harvard dio sus argumentos que lo llevaron a ser el presidente que firmó el Acuerdo de Paz, aunque muchos antecesores suyos lo hubieran intentado previamente.

“Yo me puse a estudiar los procesos exitosos y no exitosos del mundo. Y también el por qué fracasaron los intentos de mis antecesores. Y fui recogiendo las lecciones positivas y negativas, y creando las condiciones necesarias para un proceso próspero”.

Explicó entonces que para el proceso pactado en La Habana tuvo en cuenta “la parte militar, el elemento de la confianza y el apoyo regional. Ningún conflicto en el mundo actual puede ser resuelto si no hay apoyo de los países vecinos. Yo sabía eso y por eso hice las paces con Hugo Chávez”.

Y, aunque vaciló a la hora de responder si se sentía “destinado” a ser el presidente de la paz, respondió que más que ser un asunto del porvenir, él quiso hacerlo. “Me propuse buscar la paz porque me di cuenta que eso era lo que el país necesitaba. Con la guerra los colombianos estábamos perdiendo la capacidad de sentir compasión”, concluyó.

864711

2019-06-06T21:45:54-05:00

article

2019-06-06T22:34:38-05:00

sarboleda_1274

none

-Redacción Política

Política

Embajador de EE.UU no se sintió engañado con el Acuerdo de Paz: Santos

72

7787

7859