Las cuotas claves de Cambio Radical en el Gobierno

La advertencia del presidente Santos ante la negativa de votar la JEP podría dejar a esta colectividad sin dos ministerios, tres superintendencias y otras entidades.

Columna izquierda: Adriana Barragán, Karen Abudinén y José Miguel Mendoza. Centro: Luis Gilberto Murillo. Columna derecha: Jaime Pumarejo, Pablo Felipe Robledo y Jairo Mesa. Fotos de Semana, El Herado y Archivo El Espectador.

El divorcio entre el presidente Juan Manuel Santos y Cambio Radical, el partido del exvicepresidente Germán Vargas Lleras, parece estar cobrando ya sus primeras víctimas. Santos lo dijo de manera clara esta semana en la reunión que sostuvo con los congresistas de las comisiones primeras de Senado y Cámara, en la Casa de Nariño: o apoyan la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) o dan un paso al costado y se retiran del Gobierno por no acompañar sus decisiones.

(Lea: Ultimátum de Santos a Cambio Radical)

Los legisladores que asistieron a dicho encuentro han sostenido que esa advertencia significa, en palabras sencillas, que quienes han sido designados en altos cargos del Estado en representación de Cambio Radical tienen que presentar sus cartas de renuncia. De lo contrario, se atienen a que sea el propio jefe de Estado el que se encargue de darles la noticia de que ya no pueden seguir en el Ejecutivo. Pero el partido de Vargas Lleras ha dicho que no cederá a la presión del Gobierno y, por el contrario, seguirá en el frente de batalla, rehusándose a acompañar la JEP. Y eso ya se derivó en los primeros “despidos”.

Al primero en sorprenderlo una llamada fue a Jairo Mesa, superintendente (e) de Notariado y Registro. Según contó a El Espectador, fue un amigo suyo, funcionario del Ejecutivo, el que lo alertó de que ya no iba más en ese cargo y le tocaba regresarse a su antiguo puesto: jefe de la Superintendencia Delegada para la Protección, Restitución y Formalización de Tierras. “Yo estoy muy tranquilo. A mí no me han comunicado nada de manera formal y no me pueden despedir, porque yo estaba como funcionario encargado”, contó Mesa. 

(Lea también: Cambio Radical da un paso al costado y no votará reglamentación de la JEP)

En su reemplazo, aunque también en calidad de encargado, llegará el viceministro de Justicia, Carlos Medina, cercano a los conservadores, dada la trayectoria de su padre, el exsenador Carlos Enrique Medina. Se trata de una decisión con claras connotaciones políticas en medio del “tira y afloja” entre el Gobierno y Cambio Radical. La pregunta es, ¿vendrán más movidas en el gabinete? Por lo pronto, aquí les revelamos las cuotas que hoy tiene Cambio Radical en el Gobierno.

MINISTERIO DE AMBIENTE

Luis Gilberto Murillo llegó al Ministerio de Ambiente como cuota de Cambio Radical. Fue gobernador de Chocó para el período 2012-2015, avalado por esa colectividad. Sin embargo, un año más tarde, el Consejo de Estado declaró nula su elección. Murillo es víctima del conflicto, pues estuvo secuestrado por los paramilitares.

MINISTERIO DE VIVIENDA

Jaime Pumarejo fue gerente de Desarrollo en la administración de Álex Char, en Barranquilla, y en ese cargo era conocido como el “supersecretario”, junto con Jaime Berdugo, director del Área Metropolitana. Tras la salida de Elsa Noguera, Pumarejo fue llamado a asumir en el Ministerio de Vivienda, una entidad que siempre ha estado en manos de Cambio Radical. De hecho, antes de Noguera, el ministro era Luis Felipe Henao, quien sería el gerente de campaña de Vargas Lleras.

ICBF

Karen Abudinén llegó a la dirección del ICBF bajo el amparo de la primera dama, María Clemencia Rodríguez de Santos. No obstante, su filiación política indica que es muy cercana a Cambio Radical y, más concretamente, a Álex Char, alcalde de Barranquilla. Incluso, durante el acto de posesión de Abudinén en la Casa de Nariño estuvo acompañada por él pese a que, en ese mismo evento, Santos aclaró que ella “no es ficha política de nadie”.

SUPERNOTARIADO

Jairo Mesa es amigo cercano de Jorge Enrique Vélez, director de Cambio Radical. Hasta hace apenas unas horas estaba en calidad de encargado en la Superintendencia de Notariado y Registro. Su designación tuvo que ver con el atropellado nombramiento que hizo Santos de Juana Bazán en el cargo, pues fue muy cuestionada por su pasado en torno a una presunta irregularidad en la compra de un baldío.

SUPERSERVICIOS

Aunque de José Miguel Mendoza se ha dicho que no tiene filiación política, en Cambio Radical algunos congresistas afirman que es cercano a ese partido. Otros, no obstante, dicen no reconocerlo como su militante, ya que nunca se ha reunido con los congresistas de la colectividad. “Seguramente es amigo de Vargas Lleras”, dijo a este diario un militante de Cambio Radical.

SUPERINDUSTRIA

El actual superindustria ha tenido una carrera pública cercana al presidente Santos. Sin embargo, fue de la mano de Luz Zapata, esposa de Germán Vargas Lleras, como se inició en la política. De hecho, Vargas Lleras tuvo el apoyo de Robledo en su aspiración presidencial en 2010 y, una vez Vargas asumió como ministro del Interior, lo nombró viceministro de esa cartera.

4-72

En 2012, Adriana Barragán asumió la presidencia de Servicios Postales Nacionales 4-72, en representación de Cambio Radical. Fue candidata a la Cámara de Representantes por Cauca, avalada por ese partido y es cercana al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, con quien trabajó en el Ministerio del Interior, desempeñándose como directora de la Agenda Legislativa.