Blended learning como modalidad de aprendizaje en las universidades

Noticias destacadas de Novedades

¿La modalidad mixta en las universidades llegó para quedarse? Estos son algunos de los principales retos que se han tenido que afrontar en cara a la nueva normalidad para la implementación del b-learning en los próximos meses.

El blended learning mejor conocido como b-learning, es el sistema de aprendizaje que hace referencia a la capacitación presencial en combinación con el aprendizaje online. Por lo que resulta en un sistema híbrido mezclando las dos formas de compartir el conocimiento del docente hacia el estudiante.

Este aprendizaje semipresencial surge de las necesidades del alumno, de la mano con las nuevas tecnologías para adaptarse a la era digital. Pudiendo dar al estudiante un control de ciertos factores como son horarios, lugar de residencia, ritmo de estudio y actualmente una opción para implementar y regresar a clases poco a poco después del estado de alarma.

Actualmente las instituciones educativas aceleran su agenda en ese sentido para poder adaptarse y brindar al alumno confianza y seguridad, mirando hacia el futuro y poniendo foco en la innovación e ideas creativas que generan resultados positivos para todos, implicando además un cambio no solo en los hábitos, sino también en los procesos.

Desde Emagister y en la cuarta revolución industrial, han sido testigos de cómo universidades históricamente presenciales, han tenido que hacer frente a este cambio, asesorándolos en todo momento.

Estos son algunos de los principales retos que han tenido que afrontar en cara a la nueva normalidad para la implementación del b-learning en los próximos meses:

  • Nuevos canales de promoción
  • Cambios en la segmentación y captación de alumnos
  • Estrategias de diferenciación para la distinción de los competidores
  • La formación continua del profesorado
  • Generación de políticas internas para la evaluación de los estudiantes

Lo anterior no es algo nuevo, sin embargo, es un tema que en los últimos seis meses se ha tenido que acelerar y, sin duda, las instituciones educativas que más rápido se han adaptado al cambio son las que reflejan el resultado positivo y las metas planteadas al inicio de 2020 en temas de matriculación de alumnado, sin dejarse afectar por la situación actual.

Por tanto, la clave del éxito de los programas de b-learning se encontrará en obtener lo mejor de los dos mundos, por un lado, la capacitación presencial y por el otro la capacitación online, aumentando la motivación, seguridad e implicación de los estudiantes.

Comparte en redes: