En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
15 Sep 2021 - 5:30 a. m.

Los lectores proponen

La reflexión sobre acciones ciudadanas cotidianas para hacer las paces con la naturaleza, disminuir el cambio climático y crear un mejor futuro para todos, contenida en “Pacto por la Vida, pecados y decisiones cotidianas”, generó reacciones y propuestas muy constructivas por parte de algunos lectores. Hoy, ellos proponen y yo reacciono, con el placer y la certeza de compartir propósitos.

Julio (87145) señala dos aspectos fundamentales y muy relacionados: el consumismo y el crecimiento poblacional. En efecto, este tema es importante y es frecuentemente omitido. Incluso, la famosa encíclica Laudato si, que hace una profunda reflexión sobre el cuidado de la casa común, no señaló el tema poblacional. Así como hay que disminuir el consumo en ciertos países y grupos sociales, es indispensable frenar el crecimiento de la población. Esto disminuirá la presión por mayor producción de bienes y servicios y dará un respiro a la naturaleza.

Fernando (70558) enfatiza que la lucha contra el cambio climático no debe ser descargada solo en el ciudadano común, sino que a esta deben vincularse las grandes industrias, y Álvaro (20226) señala la importancia de ampliar el debate. Estoy de acuerdo, debe ser una mezcla de acciones personales, que no son solo del individuo en su entorno privado, sino también de políticas públicas, cambios en los procesos productivos y en la oferta y demanda de productos. Las alianzas entre diversos sectores son claves.

Hernando (84817) habla de la importancia de la educación. Así es, en el Pacto por la Vida proponemos como eje central la educación; si cambiamos la cultura y nuestra relación con la naturaleza, lograremos atenuar costosos efectos del cambio climático.

Haciendo referencia a temas puntuales: Leandro (exbqo) propone como acción climática que los padres participen en el proceso y las decisiones sobre la alimentación que el Estado suministra en las escuelas públicas, buscando cuidado y calidad en los alimentos. De acuerdo, y si a una dieta balanceada y de calidad se suma la propuesta de alimentos “kilómetro cero”, esta tendrá impactos educativos para toda la comunidad. Héctor (15733) pregunta por la ganadería. Válido, esta actividad ocupa el 85 % de los ecosistemas transformados y deteriorados de la geografía colombiana. Una alternativa son los sistemas silvopastoriles, cuyo efecto se revisa en “Ganadería, ¿amiga de los bosques?”. La reconversión de pasturas degradadas a ganadería con árboles contribuye a recuperar biodiversidad, suelos y aguas. Desde luego, para lograr mayor efectividad tenemos que disminuir el consumo de carne vacuna e impulsar sustitutos proteicos como la quinua. El cambio cultural llevará tiempo, hay que acelerarlo. Lo positivo es que ya se manifiestan cambios en los hábitos alimenticios. Fabio (98004) escribe: “Subir al Everest no lo hace experto de vida de los colombianos. Palabras de alguien que difícilmente sabe qué es el hambre son solo eso… palabras”. Tiene razón, con hambre lo importante es el acceso a alimentos. El Everest me enseñó otras cosas: el ascenso me mostró la disminución del glaciar a 8.800 metros, su contracción y nuevas grietas nos obligaron a cambiar la ruta en el 2007 respecto a la que hicimos en 2001. ¡Los glaciares se están derritiendo! ¡Aun a grandes alturas!

Hay más reacciones, pero quisiera cerrar con la afirmación de 83619, quien refiriéndose al Pacto por la Vida escribe: “Y además es un pacto ante todo con uno mismo, que no requiere firmar papeles ni posar en fotografías…”. Lector asertivo. El Pacto por la Vida divulga lo que la ciudadanía está haciendo frente al cambio climático, buscando que otras personas se animen y lo repitan. El compromiso es con uno mismo y debe alcanzar una escala social.

Comparte: