Publicidad
6 Dec 2022 - 5:00 a. m.

La disyuntiva cafetera y el papel de los gremios

¿Estamos siendo testigos de la politización en la escogencia de los líderes gremiales?
¿Estamos siendo testigos de la politización en la escogencia de los líderes gremiales?
Foto: El Espectador - Gustavo Torrijos Zuluaga

Empecemos por lo obvio. La razón de ser de los gremios es representar a sus asociados ante diferentes grupos de interés, siendo el principal de ellos el Estado. Para llevar a cabo en forma eficiente la labor de abogar por su sector de cara a las políticas públicas, los dirigentes gremiales deben no solo acreditar su representatividad sino tener capacidad de interlocución, demostrando un profundo conocimiento de la industria a la que pertenecen e iniciativa para proponer y liderar cambios que fortalezcan su competitividad. La presión para que sean aliados o apéndices del gobierno de turno va en contravía de su propia naturaleza.

Defender los intereses de un gremio se basa en la capacidad de interpretar sus retos y conectar con sus asociados. Ser representativos es la primera condición de éxito. Para que este atributo se traduzca en una labor eficiente de interlocución se requieren otras destrezas: contactos, conocimiento de las diferentes facetas del sector e inteligencia para manejar las posibles fisuras internas o los diferentes intereses dentro del mismo gremio.

El episodio de la renuncia “solicitada” por el alto gobierno al gerente de la Federación de Cafeteros pone de manifiesto el riesgo de que los gremios, en aras de asegurar la interlocución con el Estado, pierdan la representatividad de sus afiliados, que es la primera condición necesaria para llevar a cabo su labor. Su vocación de permanencia es mayor a la de los gobiernos —que tienen límites en el tiempo— y no pueden ni deben ser vistos como alfiles de la administración de turno, pues la función de los gremios es defender los intereses de sus representados, independientemente de quién lidere el gobierno, cooperando en la medida de lo posible con dirigentes de diferentes ideologías y posiciones políticas.

Así, más allá del juicio sobre el desempeño de Roberto Vélez en la Gerencia de la Federación de Cafeteros, su renuncia provocada por el Gobierno y no por los propios cafeteros plantea una disyuntiva al gremio rural más importante de Colombia sobre el proceso de elección del nuevo gerente. ¿Debe primar la capacidad de interlocución con el presidente o con un ministro frente a su habilidad para interpretar y gestionar los intereses de una industria compleja, con presencia en 600 municipios del país? Si se sacrifica de un tajo la autonomía gremial para elegir al gerente, ¿deberán los cafeteros y los gremios en general acostumbrarse a que un cambio de gobierno implique un cambio en el liderazgo gremial por alguien cercano a los afectos del líder de turno? En el caso de la Federación, ¿deberán los directores ejecutivos de los 15 Comités Departamentales de Cafeteros plegarse a los intereses o favoritismos de cada gobernador? ¿Estamos, en suma, siendo testigos de la politización de la escogencia de los líderes gremiales, algo que ya hemos visto en otras instituciones como la justicia, con los desastrosos resultados ya conocidos?

Colombia y el sector privado en general deben estar atentos a que los gremios no pierdan su razón de ser. Siendo la Federación el gremio de mayor trascendencia social del país, al representar más de 500.000 familias productoras en 20 departamentos, los colombianos debemos estar especialmente vigilantes para que el proceso de sucesión de Vélez no solo se ciña a lo plasmado en los estatutos de la Federación, sino que se reglamente de forma tal que el elegido o la elegida sea una persona que represente los intereses gremiales legítimamente y tenga el conocimiento, la experiencia nacional e internacional y la capacidad de gestión que permita que los cafeteros progresen, como siempre lo han hecho, de la mano con el país.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.