Por el derecho a discrepar

Noticias destacadas de Editorial

En una comunicación firmada por 150 intelectuales, que apoyamos, se hace un llamado de atención frente a la creciente intolerancia que han generado en Estados Unidos los sectores más radicales que participaron en las últimas protestas. En nombre de un purismo ultra, que no acepta visiones alternativas, se ha generado una cacería de brujas contra aquellos que no necesariamente comparten su forma de ver las cosas. “El libre intercambio de información e ideas, la savia de una sociedad liberal, está volviéndose cada día más limitado. Era esperable de la derecha radical, pero la actitud censora está expandiéndose en nuestra cultura”. En su fundamentalismo le hacen un flaco favor a la libertad de expresión y legitiman a los sectores de la derecha que desestiman la razonable protesta pacífica.

En este importante grupo de firmantes sobresalen académicos, músicos y escritores como Noam Chomsky, Salman Rushdie, J. K. Rowling, Francis Fukuyama, Enrique Krauze, Wynton Marsalis y el ajedrecista Garry Kasparov, entre muchos otros. Sienten que el radicalismo ha llevado a que rueden cabezas de algunas personas señaladas, que haya boicots contra otras voces, que algunos tengan que acudir a la autocensura para no ser expuestos al escarnio público. No es la primera vez, y con seguridad no será la última, que algunas personas terminan siendo más papistas que el papa. “Debemos preservar la posibilidad de discrepar de buena fe sin consecuencias profesionales funestas”, señalan, y con toda razón, los autores del texto. Este mensaje es aplicable en Colombia, donde sectores radicales de la izquierda utilizan los mismos métodos y lenguaje descalificador de la derecha radical a la que dicen criticar, para irse lanza en ristre contra quien no coincida con sus planteamientos.

La “Carta sobre la justicia y el debate abierto”, publicada en la revista Harper’s, se solidariza, como lo han hecho individualmente los firmantes, con las protestas. Sin embargo, alertan sobre el “nuevo conjunto de actitudes morales y compromisos políticos que tienden a debilitar nuestras normas de debate abierto y de tolerancia de las diferencias en favor de una conformidad ideológica”. Fuerzas contrarias a las ideas liberales “están ganando terreno en el mundo y tienen a un poderoso aliado en Donald Trump, quien representa una verdadera amenaza a la democracia, pero no se puede permitir que la resistencia imponga su propio estilo de dogma y coerción”.

“La restricción del debate (…) por un gobierno represivo o una sociedad intolerante perjudica a aquellos sin poder y merma la capacidad para la participación democrática de todos (…) La manera de derrotar malas ideas es la exposición, el argumento y la persuasión, no tratar de silenciarlas o desear expulsarlas”. No se debe estigmatizar a quienes son solidarios con la protesta legítima y pacífica, y que exigen un cambio de consciencia dentro de la sociedad frente a situaciones injustas de exclusión, racismo, xenofobia o discriminación por temas de género o identidad sexual. No en vano Trump dijo, caricaturizando la situación, que “en nuestras escuelas, nuestras redacciones, hasta en nuestros consejos de administración hay un nuevo fascismo de extrema izquierda que pide lealtad absoluta”.

“Los responsables de instituciones, en una actitud de pánico y control de riesgos, están aplicando castigos raudos y desproporcionados en lugar de aplicar reformas pensadas”, se menciona en la misiva. Sea este un válido llamado de atención, allá y acá, al respeto por el sano debate de ideas sin caer en el odio ni la censura.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos de lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Por favor, considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.