Publicidad
15 Sep 2022 - 5:00 a. m.

¿Se pueden condonar los créditos del Icetex? Faltan datos

No es claro el procedimiento, los trámites legales ni de dónde saldrían los recursos. ¿Y qué será del Icetex una vez se condonen las deudas? / Fotografía de referencia por Gustavo Torrijos.
No es claro el procedimiento, los trámites legales ni de dónde saldrían los recursos. ¿Y qué será del Icetex una vez se condonen las deudas? / Fotografía de referencia por Gustavo Torrijos.
Foto: EL ESPECTADOR - GUSTAVO TORRIJOS

Las historias de terror del Icetex son bien conocidas. Por eso fue una buena noticia la designación de su nuevo presidente, Mauricio Toro, quien como congresista hizo seguimiento a las dificultades de la entidad durante años. Llega al cargo con un ojo crítico y sin miedo a realizar cambios estructurales, pero con una tarea titánica para cumplir una de las ambiciosas promesas de campaña del presidente Petro. En efecto, Toro aseguró que el Gobierno sí pretende cumplir la promesa de condonar todos los créditos educativos, una propuesta no sin dejos de populismo que parece poco realista por la misma naturaleza del Icetex.

Toro anunció que empezarán por condonar 9.000 créditos educativos en 100 días, con prioridad para los más vulnerables, y adoptar un modelo humano, sostenible y justo. Esto se traducirá, según ha dicho, en mayor transparencia, mejores condiciones de algunos préstamos y eliminar las líneas de crédito impagables, las tasas de interés excesivas y la polémica capitalización de intereses. Medidas necesarias y bienvenidas, por supuesto. Lo que sí deja muchas dudas es la noticia de que el Gobierno se mantiene en su promesa de una eventual condonación generalizada de todos los créditos, como había afirmado de forma algo temeraria el candidato Petro.

Así lo explicó Mario Lopera, director del Observatorio de la Universidad Colombiana y especializado en el área de políticas públicas, al portal Colombia Check: “Se debe partir de una base: el Icetex es un banco y, como tal, debe rentar su dinero para seguir funcionando. Los beneficiarios de los créditos conocen las condiciones de los créditos, las tasas de interés y las consecuencias de mora en caso de no pago. Y así ha funcionado siempre. Otra cosa es que se cuestione el monto de las tasas de interés y las formas como se haga el cobro. El tema es especialmente sensible por tratarse de préstamos para educación, pues la tendencia indica que la educación debe ser un derecho y, como tal, debería ser pagada por el Estado”.

Toro se aventuró a decir que el proceso será gradual y por etapas: primero se perdonarán las deudas de las personas que están al día y cuyos créditos eran condonables, pero el Icetex les ha incumplido. Luego el turno será para las que dejaron de cumplir con sus obligaciones recientemente y, finalmente, para quienes dejaron de pagar hace mucho tiempo o nunca terminaron sus estudios. Lo que no está claro es el procedimiento, los trámites legales ni de dónde saldrían los recursos necesarios. ¿Y qué será del Icetex entonces una vez se condonen todas las deudas?

Claro que hay que transformar el Icetex, ayudar a las personas que están atrapadas con condiciones leoninas de crédito y evitar que el problema se perpetúe. Pero con tantas dudas y trabas legales a la vista, la promesa de una condonación generalizada sigue siendo solo una promesa, de momento. Habrá que ver qué mecanismos idea el Gobierno para cumplir y no dejar colgados de la brocha a muchos jóvenes que se volcaron a las urnas y apoyaron el proyecto del presidente con expectativas muy altas. Que la ambición no se vuelva un efecto bumerán.

¿Está en desacuerdo con este editorial? Envíe su antieditorial de 500 palabras a elespectadoropinion@gmail.com.

Nota del director. Necesitamos de lectores como usted para seguir haciendo un periodismo independiente y de calidad. Considere adquirir una suscripción digital y apostémosle al poder de la palabra.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.