Construir democracia

¿Qué hacer en la ESAP? (VI)

Noticias destacadas de Opinión

La ESAP posee un “know how” que se puede constituir en fuente de prestigio internacional para Colombia.

Impulsado por el respeto y el afecto debido a una Institución de la importancia de la ESAP, esta columna tiene como objetivo central presentar, para el diálogo y la discusión, orientaciones precisas que permitan replantear la estructura y el funcionamiento actual de la ESAP, facilitando recuperar su bien ganado prestigio hasta 1998 y proyectarla -con dimensión de profundidad- para los próximos decenios.

Las columnas anteriores facilitan la comprensión parcial del contexto dentro del que se desenvuelve su actividad. Son un aporte de quien dedicó 23 años de su trabajo como profesor titular en el intervalo 1975-98 y tuvo el honor de haber sido: Decano de los Postgrados; Director del Instituto de Estudios Internacionales Alberto Lleras; Director Nacional y cofundador de la Escuela de Alto Gobierno. En el ejercicio de mis funciones, se buscó cumplir honrosamente con el deber de un funcionario público -a la manera de su fundador Alberto Lleras Camargo- y avanzar sólidamente en el fortalecimiento de la administración pública y de nuestra democracia.

Analizando aspectos significativos de la Institución en el intervalo 1999-2020 y el papel de la politiquería, la corrupción administrativa y las ignorancias y carencias de Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, y no son del mismo grado, considero pertinente elaborar un conjunto de propuestas dirigidas a recuperar, para el sistema universitario público, una Institución que, hasta diciembre de 1998, fue reconocida como un eje sustantivo de la formación, investigación, extensión e innovación de la administración pública iberoamericana(1). Detengámonos en las propuestas.

i.- Impulsar, con el soporte de la Procuraduría General de la Nación, la Fiscalía y la Contraloría, una Comisión Interinstitucional que informe sobre la situación actual de la Escuela en lo que compete a cada una de ellas. ii.- Promover, con el apoyo de Naciones Unidas, la creación de una Misión para la Reforma de la Administración Pública.

iii.- Conformar una Comisión para la formulación de una política de Estado, entre la Presidencia de la República, los Ministerios del Interior y de Relaciones Exteriores, el Departamento Nacional de Planeación, el Departamento Administrativo de la Función Pública y la ESAP, para la formulación, implementación y evaluación de los proyectos vinculados a la Escuela Superior de Administración Pública. Este es un camino apropiado para enfrentar la corrupción administrativa y la dirección actualizada de los procesos de formación, investigación e innovación de la administración pública colombiana. iv.- Realizar un balance en torno a la situación actual de la Escuela de Alto Gobierno y retomar, cuidadosamente, los fines para los que fue fundada en 1997.

v.- Reformar el proceso de elección del Director Nacional y los Directores Territoriales, buscando que sean electos mediante concurso de méritos y la elaboración de un reglamento para la participación de todos sus estamentos. vi.- Transformar los Consejos Directivo y Académico, conformándolos según la estructura de una Institución universitaria, con representación democrática de todos los estamentos.

vii.- Estructurar la investigación(2), de tal manera, que sea un eje transversal, definiendo líneas de investigación en temas estratégicos para la administración pública local, regional, nacional e internacional. Así mismo, constituir los grupos de investigación, según las prescripciones vigentes del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. viii.- Reestructurar la Sede Internacional de la ESAP de tal manera, que retome las orientaciones sustantivas con las que fue organizada, gracias a 40 años de aporte del Estado.

ix.- Realizar un inventario de la totalidad de las instalaciones, a nivel nacional y regional, y proceder a ordenar las reparaciones y adaptaciones locativas, que sean necesarias para cumplir apropiadamente con sus funciones, como se había realizado hasta 1998. x. Revisar la situación actual de la carrera profesoral y promover concursos de méritos para proveer a la Institución de la planta profesoral para pregrado, especializaciones, maestrías y el doctorado.

xi.- Actualizar el reglamento estudiantil con las normas propias de una Institución universitaria democrática. xii.- Constituir el Fondo Editorial que retome el proceso de publicaciones propio de la administración pública contemporánea.

xiii.- Revisar el Sistema de Formación(3) de la Escuela, de tal manera, que: la educación no formal avanzada en temas de la administración pública; la administración pública municipal y regional; la facultad de ciencias políticas y administrativas; las 12 especializaciones; las maestrías; y el doctorado, integren coherentemente el Sistema Educativo de la ESAP y se recupere esa fortaleza de la educación pública colombiana, que es patrimonio nacional. xiv.- Incorporar a la ESAP, como un todo, los desarrollos teórico-prácticos vinculados a la innovación educativa(4) en la gestión pública contemporánea.

xv.- Actualizar y fortalecer el Sistema de Comunicación de la ESAP y específicamente: el sistema de comunicación satelital, que permita expandir la formación actualizada en administración pública, a todo el territorio nacional; y modernizar la calidad y contenidos del Programa Construyendo una Nueva Administración Pública, fundado en 1996. xvi.- Reorganizar la Asociación de Egresados Esapistas de tal manera, que puedan desempeñar, con eficiencia y eficacia, su labor estamental.

xvii.- Construir, en el espacio disponible en la Sede Nacional, la Escuela de Postgrados (especializaciones, maestrías y el doctorado). xviii.- Realizar, por su trascendencia, una reestructuración académica, científica e innovadora de la especialización en Alta Dirección del Estado. Así mismo, prospectar sus maestrías y el futuro doctorado, en Alta Dirección del Estado(5).

xix.- Institucionalizar, en la Sede Nacional y en todas y cada una de las dependencias, un ambiente ético y transparente administrativamente, para facilitar la creatividad y el sentido de pertenencia institucional. xx.- Recuperar el estudio sobre la cultura de la paz(6) que, por decenios, ha sido cultivada por la Institución al considerarla el más grande desafío de la Colombia de nuestro tiempo; y

xxi.- Fortalecer los recursos financieros y profesionales que demanda la ESAP, le permitirá cumplir, con eficiencia y eficacia, el conjunto de las tareas que se derivan tanto de su visión como de su misión. Tengamos presente que el replanteamiento de la ESAP debe ir a la par con el fortalecimiento de la democracia. Una burocracia bien formada es garantía para la estabilidad de los regímenes democráticos.

La opinión pública y los organismos de control, deben estar vigilantes para continuar el desarrollo creativo de una Escuela que es orgullo de Colombia y que ha sido construida con aportes del pueblo colombiano durante 62 años de realizaciones.

roasuarez@yahoo.com

______________

Referencias.

1. No se olvide que en el Encuentro Iberoamericano de responsables en administración pública, organizado por el Ministerio de las Administraciones Públicas, en el Centro Iberoamericano de Formación de la (AECI) en Cartagena (Colombia), entre los días 7 y 11 de septiembre de 1998, fue aprobada por unanimidad la solicitud al gobierno de Colombia de prestar asesoría en materia de fundación de Escuelas de Alto Gobierno y estructuración apropiada de las ESAPS e INAPS existentes para la época. Hasta la fecha, los gobiernos de Colombia no tomaron las decisiones respectivas…

2. Téngase presente la organización del Encuentro Mundial y el libro respectivo, sobre: LA INVESTIGACIÓN EN ADMINISTRACIÓN PÚBLICA, HOY. Biblioteca Luis Ángel Arango, Imprenta Nacional de Colombia. Bogotá, diciembre de 1998, 596 págs. En el participaron: la ESAP, el Banco de la República, el Banco Interamericano de Desarrollo, Colciencias, Icetex, Icfes, la Federación Nacional de Cafeteros, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL), las Embajadas de: Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y México, Fodecep y Aerorepública.

3. Véase el texto del autor: Temas políticos contemporáneos. (1998). ESAP publicaciones. Bogotá, pp. 270-272.

4. Para el efecto, estúdiense los logros específicos alcanzados por el Instituto Pedagógico Nacional de México y su revista Innovación Educativa, de prestigio iberoamericano.

5. Estúdiense las graves deficiencias que tiene Colombia en la formación de líderes políticos democráticos y estadistas.

6.Véase el texto del Encuentro Internacional: ¿Es posible la paz en Colombia? (1998). ESAP Publicaciones. Bogotá. 214 págs. En él participaron: los Ministros María Ángela Holguín, Gilberto Echeverry Mejía, Alfonso López Caballero y María Teresa Forero de Saade; los Señores Embajadores de Alemania, Francia, España e Inglaterra; Johan Galtung, Mari Fitzduff, Juan Gotiérrez, Gurutz Jáuregui, Luis Carlos Muñoz, José Noé Ríos, Vicente Torrijos y Hernando Roa.

Comparte en redes: