Publicidad
13 Nov 2021 - 1:14 a. m.

Alianza Verde: en libertad para presidenciales, pero con la Coalición al Congreso

Tras varias semanas de debates internos, los verdes finalmente decidieron dejar en libertad a su militancia para escoger presidente. Para las listas al Congreso se definirá un equipo que haga acuerdo para ir con la Coalición de la Esperanza, donde confluyen otros movimientos como la ASI, Dignidad, Nuevo Liberalismo y En Marcha.
Carlos Vicente de Roux
Carlos Vicente de Roux
Foto: GUSTAVO TORRIJOS

Se acabó la incertidumbre en las toldas verdes. Luego de varios meses de indecisión, discusiones internas y hasta intenciones de escindirse, Alianza Verde fijó su hoja de ruta hacia las elecciones de 2022. A pesar de que para algunos congresistas era el peor escenario, la Dirección Nacional se reunió este viernes y acordó dejar en libertad a sus militantes para escoger presidente.

>Lea más sobre las elecciones de 2022 y otras noticias del mundo político

En cuanto al Congreso, la decisión fue conformar listas únicas al Senado y Cámara, que se concertarán con la Coalición de la Esperanza de la que hacen parte movimientos como la Alianza Social Independiente, En Marcha, Dignidad y el Nuevo Liberalismo, que no obstante decidirá en los próximos días si irá con una lista propia para las elecciones de marzo.

“La Dirección Nacional delega al Comité Ejecutivo Nacional para definir un equipo de representantes y voceros ante la Coalición de la Esperanza con la tarea de concertar con los demás miembros de la Coalición de la Esperanza los detalles de las listas únicas”, anunció el partido sobre el futuro inmediato que estaba decidiendo entre sumarse al Pacto Histórico, que agrupa candidaturas alternativas y de izquierda, o apoyar a la Coalición de la Esperanza (CE), que quiere aglutinar todo el centro.

>LEA: Piden libertad de militantes en la Alianza Verde para primera vuelta presidencial

Aunque hubo múltiples intentos de llegar a acuerdos, la divergencia se hizo imposible de manejar. Aún más luego de las tres encuestas que contrató el partido y con las que, si bien buscaban despejar algunas dudas, solo se nubló más el camino. En las tres encuestas hubo mayorías que votaron por que el partido buscara una unidad tanto con la coalición de izquierda como de centro. Eso sí, en caso de tener que escoger se irían con los candidatos del centro.

De la controversia interna hicieron parte, por un lado, el grupo que le apuesta a la Coalición de la Esperanza, en el que están congresistas como Angélica Lozano, Juanita Goebertus, Antonio Sanguino y Carlos Amaya. Por el otro había una facción que tiene como caras visibles a los representantes Inti Asprilla y León Freddy Muñoz, que en múltiples ocasiones señalaron al otro bando de querer “imponerles la Coalición” y no dejarlos participar en la agenda presidencial. Otra cosa decían ellos. Para el grupo que se quería ir con el centro, los de izquierda eran una “minoría” que se aprovechaba de su cercanía con Carlos Ramón González, uno de los copresidentes del partido.

>LEA: Verdes quieren unidad, pero si toca escoger, se irían con la C. de la Esperanza

Hasta hace unas semanas, quedar en libertad era la peor que podía pasar. Por ejemplo, la senadora Angélica Lozano dijo en su momento, cuando la libertad era apenas una opción, que esa decisión era “un entierro injusto con la historia de este partido”.

Eso porque, como coincidieron otros congresistas, el partido iba a ser identificado como uno de izquierda, centro y derecha por lo que el apoyo debería limitarse al sector alternativo y no terminar viendo cosas como “verdes con el Centro Democrático” o ”verdes con el Partido Conservador”.

Síguenos en Google Noticias