Publicidad
20 Apr 2022 - 12:49 p. m.

Cámara aprobó en segundo debate proyecto que busca prohibir las corridas de toros

El proyecto de autoría del representante Juan Carlos Losada, que además pretende prohibir las novilladas, becerradas y tientas, pasa a tercer debate en el Senado. Este es el octavo intento que hace el Legislativo en los últimos 10 años por restringir las corridas de toros.
La Corte Constitucional ha hecho varios llamados al Congreso para que determine la prohibición de estas prácticas.
La Corte Constitucional ha hecho varios llamados al Congreso para que determine la prohibición de estas prácticas.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

La plenaria de la Cámara de Representantes aprobó el martes, en segundo debate, el proyecto que busca prohibir las corridas de toros, novilladas, becerradas y tientas en todo el país. Con una diferencia considerable de votos (87 a favor y 28 en contra) representantes de diferentes corrientes políticas aprobaron el Proyecto de Ley 410 de 2020, de autoría del representante Juan Carlos Losada (Partido Liberal), que ahora pasa a tercer debate en el Senado.

>Lea más sobre la actividad del Congreso y otras noticias del mundo político

La aprobación de una iniciativa de este tipo es casi un hito. Este es nada menos que el octavo intento del Congreso en los últimos 10 años por prohibir las corridas de toros en el país, pero durante esta discusión varios congresistas afirmaron que era momento de eliminar esos actos de crueldad contra los animales, pues se configuraría en una evolución en términos culturales.

El representante Losada, quién se caracteriza por sus iniciativas animalistas y ambientalistas, manifestó su felicidad por la aprobación en segundo debate del proyecto y destacó que “queda poco tiempo para lograr sacarlo en el Senado de la República” por lo que anunció que hará todo lo posible para tramitarlo antes de que termine este periodo legislativo. Para Losada, el proyecto contiene “un texto histórico en defensa de los animales, en defensa de una sociedad más evolucionada, de una sociedad no violenta, que entienda que los animales tienen que ser parte de nuestro círculo, de pertenencia moral y ética”.

Sobre la iniciativa, el representante Losada destacó que la Corte Constitucional ha hecho varios llamados al Congreso para que determine la prohibición de estas prácticas, teniendo en cuenta que se constituyen como maltrato animal y hay un mandato constitucional de protección a los animales. El congresista liberal señaló que al respecto la Corte ha reconocido que “la cultura se transforma y revalúa constantemente en el marco de las mentalidades y de los imaginarios de una civilización, para adecuarse a la evolución de la humanidad, la realización de los derechos y el cumplimiento de los deberes”.

Sobre el mandato, contendido en la Sentencia C-041 de 2017 de la Corte Constitucional, Losada también resaltó que ordena “desterrar rastros de una sociedad violenta que ha impuesto categorías de marginalización y dominación de determinados individuos o colectivos” y que establece que “erradicar la subalternidad hacia los animales se constituye en un claro y preciso derrotero de la sociedad actual.”

Así las cosas, la suerte de esta iniciativa parece ser diferente a la de los siete proyectos de ley previos que se hundieron en el Congreso, además de los llamados de la Corte Constitucional, porque es la primera vez que se debatió en la comisión Primera y no en la Séptima, lo que implica que los derechos de los animales se discutirán como un tema constitucional y no solo como un asunto cultural y recreativo.

La aprobación en segundo debate tampoco fue de fácil trámite. Hubo una proposición de archivo de autoría de los representantes Carlos Eduardo Acosta y Juan Manuel Daza, quienes se escudaron en la defensa de las libertades individuales y los derechos de las minorías, como los trabajadores y espectadores de los eventos taurinos, para pedir que se archivara el proyecto, pero su petición fue rechazada por la mayoría de congresistas.

Síguenos en Google Noticias