Política

10 Jun 2021 - 12:53 p. m.

Cerca de 10.000 procesos disciplinarios prescribirán en la Procuraduría

Esto en razón de la entrada en vigencia del Código General Disciplinario, a partir del 1 de julio. Se extinguirán las investigaciones que ocurrieron antes del 1 de julio de 2016.

Cerca de 10.000 procesos disciplinarios de la Procuraduría General de la Nación prescribirán a partir del próximo 1 de julio. Esto en razón de la entrada en vigencia del Código General Disciplinario aprobado hace algunos años y de autoría del exprocurador Alejandro Ordóñez.

(Lea: El espinoso debate de la reforma a la Procuraduría)

Por cuenta de dicho Código, vencerán los procesos que estaban en etapa preliminar, en investigación disciplinaria, que fueron sancionados en primera instancia y que acontecieron antes del 1 de julio de 2016. Así las cosas, de las más de 12.000 investigaciones que adelanta la entidad del Ministerio Público, 10.000 prescribirán, dejando poco más de 2.000 casos activos.

Entre las investigaciones disciplinarias que caducarán el próximo mes, están las de las exministras Cecilia Álvarez y Gina Parody por un presunto conflicto de intereses en el proyecto Ruta del Sol II adjudicado a la multinacional Odebrecht.

(Contexto de esos dos casos: Procuraduría llama a juicio disciplinario a Gina Parody y Cecilia Álvarez por Odebrecht)

“El órgano de control cuestionó la aprobación del Conpes 3817 que declaró la importancia estratégica del corredor Ocaña (Río de Oro – Agua Clara – Gamarra), y las conexiones a los puertos fluviales al norte y al sur de Gamarra, y lo adicionó al proyecto de inversión Ruta del Sol sector II; pese a estar incursas presuntamente en causal de impedimento porque derivado de la decisión, pudieron verse favorecidos familiares de las exfuncionarias”, señala la entidad el pasado junio de 2018.

También la que se adelantaba contra el exsenador Bernardo ‘Ñoño’ Elías por su relación con Odebrecht, las sanciones por los procedimientos irregulares en el Plan de Alimentación Escolar (PAE), entre muchas otras.

Una fuente en la Procuraduría le explicó a El Espectador que el organismo se está preparando para, a partir del 2 de julio, asumir las nuevas reglas de la Ley 1952 de 2019. Entre ellas, se implementará un nuevo sistema de oralidad en todos los procesos como se lleva a cabo en sistema penal acusatorio de la justicia ordinaria, en el cual los jueces constantemente presiden audiencias donde se le comunica cada paso al investigado.

“Si la Ley entra en vigencia se nos prescriben unos casos, vendrían unas series de revisiones a procesos y entraría procesos de plena oralidad. Es mentira que los procesos que ya se fallaron vayan a revivir, lo que es cierto es que, si a alguien le equipararon el dolo y la culpa gravísima, siendo el dolo mucho más grave, con sanciones entre los 10 y 20 años de destitución en inhabilitación, esa persona podría pedir la revisión del caso porque la sanción era menor. Si entra en vigencia la ley, yo tendría que levantarle la sanción”, explicó una fuente en el Ministerio Público.

El nuevo Código General Disciplinario que entrará en vigor, tiene su raíz en 2014. En esa fecha, el entonces procurador Alejandro Ordóñez anunció al país que era necesario “algunas modificaciones” en temas puntuales de los procesos de la Procuraduría. Tras la aprobación de los cambios en mención, el exprocurador Fernando Carrillo logró que la entrada en vigor del Código se aplazara hasta 2021. Ahora, la papa caliente está en manos de Margarita Cabello.

(Conozca: Funcionarios del Estado deberán retornar a sus labores de manera presencial)

El proyecto de ley que pasó por el Congreso para este fin, incluyó temas con referencia a la doble instancia en procesos disciplinarios, recolecciones de elementos probatorios y tiempos de las investigaciones.

La noticia se conoce en un momento tenso en el Congreso, por cuenta de las voces a favor y en contra del actual proyecto de reforma a la Procuraduría, de autoría de la procuradora Margarita Cabello. Una de las razones que generan suspicacia frente a la iniciativa de Cabello es el aumento de su planta de personal en plena crisis de las finanzas del país.

Entre los cuestionamientos a la propuesta que avanza con mensaje de urgencia presidencial en el legislativo es dicho incremento de cargos en la entidad, cuando, por el Código nuevo, se reducirían considerablemente la cantidad de procesos a investigar.

Al respecto, la Procuraduría respondió que: “Somos consientes de la realidad del país. No es que se vayan a nombrar más delegados con grandes sueldos y procuradores judiciales. Necesitamos el sustanciador, la secretaría que ayude y un equipo de defensa para que la institución pueda responderle al país. Esa es la verdad, necesitamos organizar”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X