29 Nov 2021 - 2:00 a. m.

Así ocurrió el cónclave que dio vida a la Coalición Centro Esperanza

“El cónclave fue un éxito”, concluyó Íngrid Betancourt, moderadora de la conversación. En los próximos días se darán a conocer los detalles de la consulta de marzo de 2022. No tocaron el tema de las listas al Congreso.
Laura Angélica  Ospina

Laura Angélica Ospina

Periodista Política
Luego del cónclave, la nueva Coalición Centro Esperanza no definió cómo irán al Congreso. / Cortesía
Luego del cónclave, la nueva Coalición Centro Esperanza no definió cómo irán al Congreso. / Cortesía
Foto: Freddy Alejandro Calderon Garzon

¿El que persevera alcanza? Esta frase popular bien podría aplicarse a los integrantes de Coalición de la Esperanza y a Alejandro Gaviria, para quienes se sigue moviendo el tablero electoral. Después de más de veinte días de conversaciones, un aplazamiento y encuentros fallidos, los precandidatos, autodenominados representantes del centro político, le apostaron una vez más a dialogar con un objetivo: sentar bases conjuntas de cara a 2022 para llegar unidos a las elecciones a la Presidencia y al Congreso. En esta ocasión, el intento fue mayor: por llamado de Juan Fernando Cristo, exministro del Interior y precandidato por el movimiento En Marcha, los mencionados convocaron un gran cónclave de centro para resolver estos asuntos y caminar, de ahora en adelante, juntos.

(Contexto: Empieza el cónclave del centro: estas son las expectativas)

El llamado inició sobre las 8:30 de la mañana del domingo 28 de noviembre, hora en la que los citados arribaron al punto de encuentro: para darle el toque simbólico al asunto, se reunieron en una casa en el centro de la ciudad, situada al lado del Museo de Bogotá. Asistieron Íngrid Betancourt —quien ha sido una de las voces conciliadoras en la Coalición y cuyo papel en el panorama electoral aún no está definido—, Jorge Robledo, Sergio Fajardo, Juan Manuel y Carlos Fernando Galán, Berenice Bedoya (presidenta de la ASI), Carlos Amaya (el exministro Cristo) y Alejandro Gaviria, quien ya ha recogido cerca de 600.000 firmas para aspirar por su grupo de ciudadanos Colombia Tiene Futuro. También participaron Angélica Lozano, Humberto de la Calle, Jhon Arley Murillo (de Colombia Renaciente) y Alejandro Eder, entre otros. Todos manifestaron que, esta vez, llegaron con buenos ánimos y que posiblemente habría “humo blanco” al terminar la jornada, a pesar de las incómodas diferencias y los roces que ha habido entre los mencionados.

Desde un principio, la logística blindó al evento para que no se filtrara información de lo que allí se hablaba. Por eso, a los citados les quitaron los celulares a la entrada y los dejaron arrumados en una canasta. Luego, en un primer momento de los diálogos, interrumpieron la sesión para que la Coalición de la Esperanza hiciera una pequeña reunión privada y analizara lo conversado desde que comenzó el cónclave. Mientras Alejandro Gaviria esperó en el salón con Íngrid Betancourt, los otros precandidatos hablaron en una plaza al respaldo de la casa. “El ambiente estuvo muy tranquilo”, confirmaron para entonces dos personas allegadas a algunos precandidatos de la alianza electoral. El encuentro fue largo, tanto que los asistentes hicieron un break para almorzar. Tomaron viche, bebida ancestral y artesanal de las poblaciones negras del Pacífico. El detalle vino por parte de Jhon Arley Murillo, representante afro y coautor de la reciente ley que reconoce este producto como patrimonio cultural.

Los moderadores de diálogo fueron De la Calle y Betancourt. Sobre las 6:30 de la tarde, tras horas y horas de discusión, cambios y acuerdos, todos a puerta cerrada, la excandidata presidencial por Verde Oxígeno dio la noticia: “El cónclave fue todo un éxito, hay humo blanco”, expresó Betancourt. En compañía del resto de asistentes, le comunicaron al país el nacimiento de la Coalición Centro Esperanza y con ella, el ingreso oficial de Alejandro Gaviria al barco de Cristo, Robledo, Fajardo, Amaya y Galán. Ellos, seis hombres blancos y heterosexuales, se medirán en la consulta del centro en marzo de 2022 para que de allí salga el candidato único que los represente en las elecciones a la Presidencia. “Este acuerdo nos va a ayudar a escoger de manera democrática, el 13 de marzo de 2022, al candidato presidencial que todos los demás miembros de esta coalición vamos a apoyar. Tenemos, adicionalmente, un acuerdo programático, un decálogo. Los detalles de las reglas del juego van a ser revelados la semana entrante. Pero, desde ya, queremos anunciarles que los precandidatos están todos unidos para darle una opción a Colombia. Aquí está el presidente de Colombia y una generación de líderes que va a cambiar la historia del país”, agregó Betancourt.

(Conozca acá todas las noticias políticas)

El acuerdo firmado contempla únicamente el camino en 2022 hacia la Casa de Nariño y, en caso de ganar, la posibilidad de construir un gobierno juntos. El cónclave, sin embargo, no tocó el tema de las elecciones al Congreso ni de cómo estarían conformadas aquellas listas. Por ahora, lo que se sabe es que el Nuevo Liberalismo decidió tener una lista propia, que será cerrada y en cremallera para darle preponderancia a la búsqueda de la paridad entre mujeres y hombres. Así las cosas, el rumbo hacia el Legislativo sigue en conversaciones, sin nada definido. Frente a lo acordado, los precandidatos se comprometieron a que en las próximas quince semanas participarán en eventos o giras en conjunto, y en cinco debates programáticos de cara a la ciudadanía. “Los precandidatos de este acuerdo llamarán de manera expresa y pública a votar por las listas del Congreso que respalden este proyecto”, dice el documento de siete puntos.

Los demás puntos estuvieron enfocados en pactar acciones transparentes entre ellos, como no hacer guerra sucia ante las discrepancias que puedan tener, promover el “espíritu de confianza” y encontrar un mecanismo para dirimir las diferencias que surjan en el proceso. “Acabamos de firmar el acuerdo de la Coalición Centro Esperanza. Vamos a competir fraternalmente, tendremos listas al Congreso respaldadas por todos nosotros. Hoy le demostramos al país que sí es posible ponerse de acuerdo en medio de las diferencias”, manifestó el exministro Juan Fernando Cristo.

Por su lado, Juan Manuel Galán afirmó que esta es una respuesta al 70 % de los colombianos que quieren una nueva opción política. “Es importante resaltar que antes de marzo promoveremos espacios de intercambio de opinión y visión a partir de debates que les permitan a los colombianos conocer las propuestas de cada candidato de la Coalición, con el propósito de brindar elementos que permitan definir el voto de los colombianos en la consulta de marzo”, indicó y agregó que la idea es que quien gane se comprometa a hacer un gobierno de coalición, en caso de que sea el centro quien llegue a la Presidencia en 2022.

(Más: Nuevo Liberalismo va con lista cerrada y cremallera al Senado)

“Fuimos capaces de ponernos de acuerdo en lo fundamental, esto es en las reglas de juego para la consulta en marzo. Fue clave hacerlo en torno a acuerdos mínimos y a un decálogo de principios”, señaló a su turno Alejandro Gaviria, quien ha recolectado cerca de 600.000 firmas por su movimiento Colombia Tiene Futuro. Si bien nada está escrito, la entrada de Gaviria implica, por ahora, un distanciamiento aún más profundo con el Partido Liberal y el expresidente César Gaviria. Cabe recordar que cuando se supo que el exrector de los Andes asistiría al cónclave, algunos miembros del Partido Liberal lo atacaron o criticaron, a pesar de haberlo apoyado en un principio. Al inicio del encuentro, Alejandro Gaviria insistió en que, por ahora, “no” estaba hablando con la colectividad roja. Luego de su ingreso a la Coalición Centro Esperanza, ese apoyo de las huestes liberales se ha borrado del panorama del centro, sumándole, además, las hondas discrepancias de personas como Juan Fernando Cristo y Juan Manuel Galán.

Recibe alertas desde Google News