16 Sep 2021 - 4:14 p. m.

Con tutela, oposición busca repetir votación de moción de censura contra Abudinen

La representante Katherine Miranda radicó una tutela en contra de la mesa directiva de la Cámara de Representantes, a la que acusó de haber hecho “jugaditas” para que se cayera la moción de censura contra la exfuncionaria. El objetivo de la oposición es que se repita la votación, al considerar que no tuvieron las garantías.
Karen Abudinen renunció el pasado 9 de septiembre a su cargo como ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).
Karen Abudinen renunció el pasado 9 de septiembre a su cargo como ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

Lo que ocurrió el pasado 10 de septiembre, durante la votación de la moción de censura contra la exministra Karen Abudinen, no dejó indiferente a los miembros de la oposición. Ese día, a pesar de que Abudinen ya había presentado su renuncia al cargo de ministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), se adelantó la votación de la moción de censura que surgió tras el escándalo por un millonario contrato para llevar internet a colegios de zonas rurales del país. Todo parecía indicar que la moción prosperaría, pero al final varios congresistas se abstuvieron de participar y no hubo mayorías para censurar a la exfuncionaria.

>Lea acá otras noticias políticas del día

Lo que ocurrió en medio de la votación dejó con mal sabor a la oposición. Por esta razón, la representante Katherine Miranda (Alianza Verde) abanderó el sentir de los contradictores del gobierno y radicó una acción de tutela contra la mesa directiva de la Cámara, al considerar que permitió que se burlara la votación para que terminara hundiéndose. Con la tutela, la congresista verde busca que se repita la votación, basada en varios argumentos.

“Primero, permitieron que los congresistas que estaban en el recinto y se registraron, no votaran la moción. Segundo, no tramitaron los distintos recursos de apelación que presentamos para que se repitiera la votación en su momento”, aseguró Miranda, quien considera que lo más grave el episodio es que desde la mesa directiva de la Cámara hicieron caso omiso de una orden dada por la Corte Constitucional sobre este tipo de votaciones, que deberían hacerse de forma presencial. “Es para garantizar unos mínimos democráticos en el debate. Vamos a insistir en una votación transparente y de cara a la gente”, añadió.

>LEA: Oficial: mintic, Karen Abudinen, renunció tras pedido de Iván Duque

Y es que el día de la votación, a pesar de que los congresistas de oposición que estaban en el recinto pidieron que se hiciera votación nominal, y no mediante la plataforma, ya que así se podría evidenciar quiénes votaban y el sentido de su decisión, la presidenta de la Cámara, Jennifer Arias (Centro Democrático), decidió que se hiciera la votación a través de la plataforma. Con esa decisión, la bancada oficialista y otros congresistas cercanos al Gobierno garantizaron que a pesar de que hubiera más votos por el sí, no se alcanzara el umbral mínimo para aplicar la moción de censura a Karen Abudinen.

Vale recordar que la votación de la moción de censura contra Abudinen fue de 56 votos a favor y 30 en contra. Para que triunfara la moción se necesitaban 85 votos positivos y los promotores del mecanismo contaban con los votos de toda la bancada del Partido Liberal, del Partido de la U y algunos conservadores que le dieron la espalda a la ministra.

>LEA: Estos son los congresistas que respaldaron a Karen Abudinen en moción de censura

Pero al final, varios de esos congresistas que anunciaron su voto positivo a la moción se echaron para atrás y decidieron no dar su voto, con lo que garantizaron el fracaso de la moción. Para hacer una idea de la abstención al voto, de 140 representantes que estaban conectados, solo 86 emitieron sus votos.

Por ejemplo, el representante Jorge Eliécer Salazar, vocero de la U, reconoció que a pesar de que asistieron a la sesión no participaron en la votación de la moción al considerar que “no tenía razón”, puesto que la exministra había renunciado la noche anterior. Incluso, a nombre de todo el partido, manifestó que estarían dispuestos a enfrentar las acciones jurídicas por su decisión.

A pesar de los señalamientos de la oposición, la presidenta Arias aseguró que no hubo ninguna irregularidad porque la votación existió y hubo el quorum reglamentario, pero no se logró llegar a los 85 votos necesarios. Sobre el hecho de que muchos de los congresistas presentes no votaron la moción, la representante aseguró que era normal que pasara. Esto debido a que muchas veces se paran al baño, van a las oficinas o simplemente tienen mala conexión. Para ella, eso no significa que se presentaran irregularidades.

Comparte: