13 Apr 2021 - 4:00 a. m.

Decreto que regula la aspersión aérea con glifosato: críticas y apoyos del mundo político

Con la decisión del Gobierno de Iván Duque, todo apunta a que el país regresará a esta forma de erradicación de cultivos de uso ilícito. La oposición insiste en los efectos negativos para los colombianos que recibirán la aspersión. Voces presidenciables se pronunciaron.

El gabinete ministerial del Gobierno del presidente Iván Duque anunció la expedición del decreto que regula la aspersión aérea con glifosato. Con ello, prendió la luz verde para regresar a esta práctica de erradicación de cultivos de uso ilícito, la misma que fue suspendida en 2015 por el Consejo Nacional de Estupefacientes y que ha sido blanco de todo tipo de críticas por parte de organizaciones sociales y sectores políticos por los efectos perjudiciales que tendría en las poblaciones que recibirían en sus cuerpos las gotas del herbicida.

(Lea: Gobierno expide decreto para dar luz verde al regreso de la aspersión aérea con glifosato)

La decisión desató una serie de opiniones, críticas y apoyos, por parte del mundo político. Aunque el Gobierno insiste en que acató lo ordenado por la Corte Constitucional en las sentencias emitidas en torno al tema, la oposición encontró el pronunciamiento como un paso hacia el camino equivocado, un retroceso, mientras que los sectores de derecha le dieron el visto bueno como respuesta al narcotráfico. Desde ya, los actores políticos, los mismos que compiten por la Presidencia y las curules en el Congreso para 2022, difundieron sus pensamientos al respecto.

Ese es el caso de Camilo Romero, precandidato por la Alianza Verde. El exgobernador de Nariño ha tenido una voz amplificada en rechazo al glifosato. Como gobernador, durante uno de los talleres Construyendo País del presidente Duque, Romero le dijo de frente al primer mandatario que el herbicida no era la solución. Este lunes y en plena precampaña por el cargo máximo del Ejecutivo, Romero reiteró que lo siguiente a esta decisión será una tragedia para los colombianos más vulnerables. “Se avecina una tragedia humana y ambiental sin precedentes. Hay que acabar con el narcotráfico, de acuerdo, pero no puede ser a costa de la gente y el territorio. ¡No al glifosato, no ha dado resultado!”, trinó.

De igual forma, actores como Antonio Sanguino, senador verde, y el exgobernador Sergio Fajardo, hicieron lo propio. Ambos son precandidatos y, desde su orilla política alternativa, criticaron la decisión del Gobierno. “Pediremos a la Corte Constitucional que se pronuncie sobre violación de principios de precaución. ¡Congreso debe prohibir uso de glifosato!”, expresó Sanguino. A su turno, Fajardo indicó que es un “grave error por donde se le mire”. “No soluciona el problema de las drogas, pone en riesgo la salud de las personas y genera múltiples afectaciones ambientales. Por ahí no es”, resaltó.

Desde la esquina verde también tomó la palabra Iván Marulanda. El precandidato y senador es autor del proyecto que busca regular la hoja de coca y la comercialización de la cocaína, una iniciativa que se discutirá este miércoles en el Senado y que se ve ambientada con este nuevo decreto. Marulanda reitera que la guerra contra el narcotráfico, de la manera como la han llevado los gobiernos tradicionales, es el camino equivocado. “Es hora de que nos preguntemos si valen la pena los costos económicos, sociales y ambientales de las aspersiones aéreas. Urge cambio de enfoque”, añadió.

El exministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien hace parte de la Coalición de la Esperanza, también dio su parte de la situación: “Es comprobado que la fumigación con glifosato a los cultivos ilícitos causa cáncer y severos daños ambientales. Y viene después la resiembra. Es ineficaz además.Por eso no sabemos si la insistencia del gobierno en fumigar es una insensatez o una estupidez.O las dos”, cuestionó.

Mientras los verdes y Cristo opinaron en sus cuentas de Twitter, otras voces opositoras con corte presidenciable se concentraron más en otras noticias que en la del eventual retorno al glifosato. Petro mantuvo su cuenta inactiva en la tarde del 12 de abril, mientras que personajes como Jorge Enrique Robledo se dedicaron a comentar la renuncia del gerente de EPM, Francia Márquez retrinó opiniones sobre el asesinato de líderes y lideresas sociales y Ángela María Robledo compartió una explicación sobre el alcance del decreto del glifosato.

Por el lado de los sectores cristianos, John Milton Rodríguez, otro nombre que aspira a correr la carrera hacia la Casa de Nariño, escribió sobre la reactivación económica, en torno a una reunión con alcaldes del departamento del Huila. Desde el Centro Democrático, la senadora Paola Holguín también enfocó sus palabras a la polémica de EPM y los manejos del alcalde Daniel Quintero. Mientras, sus copartidarias Paloma Valencia y María Fernanda Cabal sí hicieron eco a la decisión del Gobierno.

“La lucha contra el Narcotráfico tiene que ser una prioridad para Colombia. No es cierto que legalizar solucione, basta observar la minería criminal. Debe integrar muchos muchos elementos: extradición, extinción de dominio, incautaciones, sustitución, erradicación y fumigación”, trinó Valencia, a la vez que Cabal manifestó que los únicos afectados con la aspersión aérea con glifosato son “los narcotraficantes que explotan hasta a los niños para ponerlos a raspar coca. Los beneficiados, somos los colombianos de bien que queremos acabar con el macabro negocio de las drogas”, dijo.

El pronunciamiento es mayor y por tanto nuevas consideraciones de los políticos aparecerán a lo largo de esta semana. Por ahora, las pocas voces que desde ya amplificaron su desaprobación y apoyo al decreto dejan ver que, quizá, el posible regreso a la aspersión aérea con el herbicida podrá ser otro campo de batalla argumentativa entre los que buscan ganar el poder en 2022.

Comparte: