10 Dec 2019 - 7:33 p. m.

El reclamo de los del voto en blanco

El voto en blanco obtuvo el segundo lugar en los resultados de las elecciones a gobernador en tres departamentos y para los comicios de alcalde en dos ciudades capitales. ¿Deben sus promotores tener derecho a curules en asambleas y concejos? Vacío en el Estatuto de Oposición.

Natalia Tamayo Gaviria - @nataliatg13

Desde antes de las elecciones regionales del 27 de octubre se previó que la cuestión de los segundos en votación daría lugar a una discusión en cuanto a los alcances dispuestos en el recién estrenado Estatuto de la Oposición para dichos comicios. La diferencia radica en que las segundas votaciones en las presidenciales —Gustavo Petro y Ángela María Robledo— tuvieron el derecho a sentarse, cada uno y respectivamente, en las comisiones primeras de Senado y Cámara de Representantes, sillas añadidas al total de curules en el Congreso, para el equilibrio de poderes y el ejercicio de la oposición.

En el caso de las elecciones a gobernadores y alcaldes, el Estatuto determina igualmente que “los candidatos que sigan en votos a quienes la autoridad electoral declare elegidos” tendrán derecho a llegar a la Asamblea o Concejo, según el cargo al que se hayan presentado. Sin embargo, a diferencia de las presidenciales, las curules no se suman. En la ocasión de que los segundos en votación acepten llegar a las corporaciones, al total de escaños se le resta uno. Por ejemplo, el Concejo de Bogotá está compuesto por 45 cabildantes y con la adhesión de Carlos Fernando Galán, quien siguió en resultado a la alcaldesa electa Claudia López, la repartición de escaños se da con base en 44.

Comparte:
X