Publicidad
14 Apr 2022 - 1:51 a. m.

En La Picota hermano de Petro habría hablado de rebaja de penas a corruptos

Así lo denunciaron testigos y participantes de la reunión que sostuvo Juan Fernando Petro no solo con Iván Moreno, sino con condenados por parapolítica y corrupción. Los hermanos Petro negaron algún trabajo político.
La reunión se realizó el viernes 8 de abril en el pabellón Ere Sur de La Picota, conocido también como el pabellón de la parapolítica. Los registros de la visita señalan que la reunión se prolongó durante más de seis horas.
La reunión se realizó el viernes 8 de abril en el pabellón Ere Sur de La Picota, conocido también como el pabellón de la parapolítica. Los registros de la visita señalan que la reunión se prolongó durante más de seis horas.
Foto: Jorge Londoño - José Vargas

No cesa la controversia alrededor del encuentro que sostuvo Juan Fernando Petro, hermano del candidato presidencial Gustavo Petro, con Iván Moreno, condenado por el carrusel de la contratación, en la cárcel La Picota. Este miércoles, un informe de la unidad investigativa de Noticias Caracol señala que, según participantes del encuentro, se habría discutido una supuesta reforma a la justicia que incluiría rebaja de penas para corruptos.

Lea también: “No hubo ofrecimiento de rebajas de penas ni petición de votos”: Petro

Según el noticiero, el encuentro se realizó el pasado viernes 8 de abril en el pabellón Ere Sur de La Picota, conocido también como el pabellón de la parapolítica. Los registros de la visita, a los que accedió Noticias Caracol, señalan que el hermano de Petro llegó sobre las 9:26 de la mañana y la reunión se prolongó durante más de seis horas.

El informe indica que el ingreso de Petro fue autorizado por el interno Franklin Germán Chaparro, exalcalde de Villavicencio condenado a 39 años por homicidio, quien dio su visto bueno a la visita por la calidad de “amigo” de Petro. El hermano del candidato, se reseña, estuvo acompañado por Juan Danilo Rueda, coordinador nacional de la ONG Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, y fue autorizado por Ronald Housin Jaller, exgobernador de San Andrés.

Si bien se ha dicho que la reunión fue con Iván Moreno –condenado a 14 años por celebración indebida de contratos, enriquecimiento ilícito y cohecho propio–, se advierte que el encuentro contó con otros participantes. Se trata de Álvaro García Romero, exsenador condenado a 40 años de cárcel por la masacre de Macayepo; Germán Chaparro, exalcalde de Villavicencio condenado a 39 años por homicidio agravado y concierto para delinquir, y Ronald Housin Jaller, exgobernador de San Andrés condenado a 7 años por concierto para delinquir, celebración indebida de contratos, peculado por apropiación y cohecho.

>Lea más sobre las elecciones de 2022 y otras noticias del mundo político

Adicionalmente, estuvieron presente Javier Zapata, exgobernador de Guainía, acusado por concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos y peculado; Whitman Porras, exgobernador de Casanare, condenado a 18 años por peculado por apropiación y celebración indebida en la celebración de contratos, y Manuel Antonio Carebilla, excongresista y exgobernador del Amazonas, condenado a 14 años por peculado, cohecho impropio, concusión y falsedad ideológica.

De acuerdo con testimonios de presos dentro de La Picota, durante la reunión hubo un espacio aparte entre Iván Moreno y Petro, en el que el condenado incluso habría llorado y se habría quejado por la supuesta dureza de la justicia en su contra.

“Almorzaron e Iván moreno se puso a llorar, y entonces el hermano de Petro lo llamó aparte y hablaron los dos solos como 15 minutos (…) (alegó) que la justicia había sido muy duro con ellos, que prefirieron quedarse en Colombia para enfrentar (a la justicia), pudiéndose ir a Estados Unidos, porque ellos son ciudadanos americanos”, señaló uno de los participantes.

Lea también: ‘Es un acuerdo con corruptos’: candidatos critican perdón social que plantea Petro

Adicionalmente, las declaraciones de al menos tres reos indican que durante el encuentro se habló de una reforma a la justicia y de una supuesta rebaja de penas. Lo anterior, a cambio de apoyo político a Petro: “(Se discutió una) reforma a la justicia que incluiría rebaja de penas para los corruptos y la supuesta eliminación de los jueces de ejecución de penas”. “Les estaban ofreciendo una reforma a la justicia, del 20 %, y cerrar los jueces de ejecución de penas”.

En una entrevista con la emisora W Radio, Petro admitió que su hermano se reunió con Iván Moreno, pero no habló de otros participantes, defendiendo que no se trataba de un “narco” o un parapolítico, sino de un condenado por corrupción.

Por otro lado, desde su cuenta en Twitter, declaró que no mandó a nadie a hablar con Iván Moreno. “Son los presos que pidieron hablar con la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. Ni se me pasó por la cabeza eso (…) Iván Moreno oficia como representante de los presos en derechos humanos”, explicó.

Petro defendió que su hermano trabaja en la Comisión “desde hace años”, destacando que ese organismo tiene 29 años de actividad en Colombia y negando que se haya discutido rebaja de penas o petición de votos: “No hubo en la conversación con los presos ni ofrecimiento de rebajas de penas ni petición de votos. Los presos de Colombia sí están interesados en un proceso de perdón social que nada tiene que ver con indultos o cosas similares”.

También le puede interesar: ¿De qué trata el perdón social que propone Gustavo Petro?

El aspirante del Pacto Histórico anunció acciones legales contra “quienes pregonan que el perdón social es un pacto para rebajarle penas a los corruptos, que estamos agenciando a cambio de votos”, advirtiendo que se trata de una calumnia.

Adicionalmente, consultado por Noticias Caracol, el hermano de Petro defendió que desde hace tiempo trabaja con ONG de derechos humanos especializadas en justicia, paz y reconciliación a nivel internacional. “Nuestro trabajo se desarrolla en los territorios, en todo lo que tiene que ver con derechos humanos y esa fue la razón por la cual estuvimos en La Picota”.

Petro admitió que la reunión no solo incluyó a Moreno, sino a otros condenados como Álvaro García Romero: “Estuvimos reunidos con varias personas que nos invitaron”, agregó, negando que hubiese estado haciendo trabajo político o en representación de su hermano. Incluso, negó que Petro conociera detalles de esa visita.

“En ningún momento se habló, de parte de ellos o de nosotros, de votos, dineros o cosas que tuvieran que ver con la campaña. Nuestra entrada no estaba vinculada con la campaña”, precisó.

Síguenos en Google Noticias