Publicidad
12 May 2022 - 3:00 p. m.

Jóvenes le entregan la Agenda Nacional de Juventudes a los candidatos

Tras el estallido social de 2021, los jóvenes se reunieron para construir una agenda común que recoja todas las peticiones de quienes salieron a movilizarse y no se veían representados en el Comité del Paro. La agenda será entregada y concertada con los candidatos presidenciales.
Natalia Tamayo Gaviria

Natalia Tamayo Gaviria

Periodista Política
Desde 2011, puntualmente desde Montería se empezó un trabajo de bases juveniles de la mano con el gobierno local y departamental, que suscribieron un pacto por los jóvenes. Este se amplió en 2016 a nivel regional y ahora escaló a nivel nacional, bajo la coyuntura del paro.
Desde 2011, puntualmente desde Montería se empezó un trabajo de bases juveniles de la mano con el gobierno local y departamental, que suscribieron un pacto por los jóvenes. Este se amplió en 2016 a nivel regional y ahora escaló a nivel nacional, bajo la coyuntura del paro.
Foto: GUSTAVO TORRIJOS

Este jueves, en Cali, epicentro del estallido social de 2021, los jóvenes citaron a los candidatos a la Presidencia para entregarles la Agenda Nacional de Juventudes que vienen construyendo desde el año pasado. Nil Colom Mora, vocero de la agenda, habló con El Espectador para explicar en qué consiste la apuesta de las juventudes del país.

Aunque los jóvenes estaban reclamando asistencia de los candidatos, estos delegaron a personas de confianza. Los que hicieron presencia fueron Sergio Fajardo, Federico Gutiérrez, Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

¿Qué es la Agenda Nacional de Juventudes?

La apuesta de Poder Juvenil o Agenda Nacional de Juventudes nace a raíz de la necesidad de que las juventudes del país concertaran una agenda que recogiera todas sus realidades, necesidades y apuestas que surgieron desde el estallido social desde hace un año.

¿Esta agenda es diferente a la del Comité del Paro, único actor que el Gobierno reconoció para el diálogo en el marco del paro nacional?

Una de las evidencias que quedó del estallido social fue que las juventudes no pudieron coordinarse en cuanto a una agenda y eso hizo que, de alguna manera, se deslegitimaran los espacios de la protesta social y la incidencia desde las juventudes. Por eso nació esta apuesta. No desconocemos las acciones del Comité del Paro. Es más, nosotros dentro de nuestra agenda de juventudes tomamos como insumos todas esas acciones y agendas que se crearon en el marco del estallido social. Lo que tratamos es de unificar y articular los insumos con los temas que representan a las juventudes del país.

>Lea más sobre las elecciones de 2022 y otras noticias del mundo político

¿Cómo se construyó la agenda?

La organización que está liderando esta apuesta es la Corporación de Profesionales Construyendo Ciudadanía, de la ciudad de Montería, que se presentó al Fondo Internacional Pulsante y escogieron la acción de la Agenda Nacional de Juventudes para apoyarla con recursos. Esta agenda ha sido nutrida por jóvenes de todos los departamentos a través de diversas metodologías y estrategias. Se han hecho reuniones presenciales en Cali, como epicentro del estallido social, Pasto Cúcuta, Cartagena, Medellín, Bogotá, Sincelejo y Montería, y reuniones virtuales con los laboratorios de democracia y mesas de juventud. Con todos los participantes pudimos consolidar el documento de agenda de juventudes.

¿Cuáles son esos puntos esenciales de la agenda?

Las necesidades de los jóvenes son muchas y diversas. Sin duda se ha marcado una tendencia en cuanto a acciones que van direccionadas a la desmilitarización de la vida de los jóvenes, como con la prohibición de la obligatoriedad del servicio militar, restructuración de la Policía y del Esmad, así como acciones que protejan la vida de los líderes sociales, juveniles y ambientales en los territorios. También hay apuestas en cuanto a la educación, que es uno de los temas más tocados y discutidos dentro de la agenda, por los llamados a tener un sistema que garantice la educación como un derecho fundamental. Y hay otras temáticas muy relevantes que son todo lo relacionado a la diversidad étnica y de género y la defensa del ambiente y el territorio.

Algunas propuestas para los jóvenes que nacieron tras el estallido social fue reducir la edad para ser congresista. ¿Hay algo en la agenda con relación a participación política o cuál es la postura de ustedes frente a esto?

Los jóvenes conocen y reconocen que existen espacios de participación ciudadana, inscritos en la Ley de Juventudes 1622 de 2013 y 1885 de 2018, en los que se puede participar políticamente y hacer incidencia. Pero la realidad es que, al sistema de juventudes, que plantea el estatuto de ciudadanía juvenil, le faltan herramientas y fuerza para lograr materializarse en los territorios. Entonces la apuesta política de las juventudes está direccionada a fortalecer el sistema de juventud, apropiar a la juventud de los territorios de estos espacios. Por supuesto, no se desconoce propuestas como la que menciona.

¿Ya hizo el Match Presidencial? Conozco qué candidato presidencial es más afín a usted.

¿Por qué este espacio comenzó desde Montería y no desde Cali?

La agenda de juventudes es una estrategia que se ha implementado desde la región Caribe de manera exitosa. Esta apuesta nació y tiene sus orígenes en el 2011, en la ciudad de Montería, cuando las bases de la juventud promovieron el Pacto de la Juventud de Córdoba que suscribió el gobernador de ese entonces. La apuesta se expandió en tres departamentos región en el 2016. Después se pensó de escalar esta idea a nivel nacional y, aprovechando la coyuntura del estallido social, se recogen acciones y propuestas para una agenda nacional.

¿Por qué es necesario que los candidatos vayan al evento y no deleguen a nadie?

Es necesario que los candidatos estén presentes en el espacio porque son quienes representarán las voces de las juventudes. No es lo mismo tomar decisiones con base a su realidad, a tomar decisiones con base a las realidades que las personas, en este caso los jóvenes, estamos manifestando. Creería que es el momento esencial para que los candidatos puedan conocer de viva voz de las juventudes las realidades que se viven en los territorios y así puedan formular las políticas públicas que se requieren para las juventudes.

¿Qué esperan de candidatos como Federico Gutiérrez, John Milton Rodríguez o Enrique Gómez, que defienden a la Policía y el Esmad como están?

No somos impositivos. Esta agenda nacional de juventudes está abierta al diálogo y a la concertación de la misma. Son propuestas que han nacido desde las necesidades y exigencias de las juventudes, pero no podemos desconocer las líneas políticas de los candidatos. Por eso es esencial que puedan estar en el espacio, manifestar sus posiciones frente a las acciones que los jóvenes proponen y así poder concertar algunas propuestas o acciones. Esperamos que los candidatos tengan una postura colectiva, de escucha, de diálogo.

¿Esta agenda se la entregarán también al Gobierno?

En realidad, la apuesta de agenda no le apunta al Gobierno saliente. La agenda de juventudes que estamos construyendo, más que ser una agenda para materializar o ejecutar en este período, es un insumo para la construcción del plan de desarrollo 2022-2026.

Síguenos en Google Noticias