Publicidad
22 Oct 2020 - 8:23 p. m.

Iván Cepeda estudia medidas legales tras recibir “intimidaciones” de republicanos que apoyan a Uribe

va El excongresista Connie Mack retó al senador del Polo Democrático a responder nueve preguntas sobre su relación con “Jesús Santrich” y “otros personajes acusados de delitos penales en EE. UU.”
En Estados Unidos se creó la campaña "Free Uribe" para exigir la libertad del expresidente y exsenador quien es investigado por presuntamente sobornar testigos en un proceso en el que la contraparte es Iván Cepeda.
En Estados Unidos se creó la campaña "Free Uribe" para exigir la libertad del expresidente y exsenador quien es investigado por presuntamente sobornar testigos en un proceso en el que la contraparte es Iván Cepeda.

Desde que se conoció la decisión judicial de dictarle medida de aseguramiento a Álvaro Uribe por el caso que cursa en su contra por presuntamente sobornar testigos, sus seguidores de Estados Unidos y su familia comenzaron una campaña para exigir su libertad, en la que se conoció también de un contrato millonario que firmó Tomás Uribe con DCI Group para que se le manejaran las comunicaciones al expresidente y todo lo relacionado mediáticamente en ese país con su proceso.

Lea: “Free Uribe”, la campaña en defensa del expresidente lanzada en EE. UU.

Además del saludo del presidente Donald Trump a la libertad de Uribe, el pasado 9 de octubre, como un guiño a sus electores colombianos uribistas, este jueves se conoció de otra movida del sector que defiende al expresidente y exsenador en Estados Unidos, en el que quiere poner el foco de la polémica en la contraparte del proceso de Uribe, Iván Cepeda, y su entonces cercanía con el disidente “Jesús Santrich” y, tal vez, hacer una jugada que podría buscar generar algún efecto a favor de Trump en los votantes colombianos de la Florida. El excongresista republicano de la Florida Connie Mack, amigo de Uribe, le envió una carta a Cepeda retándolo a responder nueve preguntas, que caminen hacia “su siempre citado deseo de llegar a la verdad”.

Sobre esto, el senador Cepeda dijo que va a estudiar las medidas legales y jurídicas que proceden en este caso. “Solamente respondo ante las autoridades competentes y no ante cualquier líder político en Estados Unidos que esté haciendo campaña electoral”.

Para Cepeda, la carta es de carácter intimidatorio y responde a “una campaña (de los republicanos) de persecución en mi contra, utilizando mentiras y calumnias con el propósito de vengarse por el hecho de que su caudillo, el exsenador Uribe, haya sido objeto de una reclusión por meses y por haber tenido que renunciar al Senado”.

También: El contrato que busca defender el nombre de Álvaro Uribe en EE. UU.

Entre las preguntas que Mack le hace a Cepeda se leen: “¿Por qué obstruyó activamente la extradición de Jesús Santrich a los Estados Unidos, luego de que haya sido acusado de actividades criminales? ¿Qué contacto ha tenido con Santrich luego de ser liberado de La Picota? ¿Ha eliminado mensajes y correos con Jesús Santrich de computadores de su personal y de su celular que dice que se dañó? ¿Cuándo tuvo su primer acercamiento con Santrich? ¿Tuvo relación directa o indirecta con miembros o líderes de las Farc entre 1999 y 2008?”.

“Entre sus pares de la política colombiana, usted se ha destacado como el principal aliado de las Farc. Desde que Santrich fue acusado en 2018, ha expresado públicamente su solidaridad con él en numerosas ocasiones. Hay hechos públicamente verificables que plantean preguntas sobre su posible conocimiento o asistencia a Santrich para evadir la justicia”, se lee en la carta.

“Los hechos verificables” son los pedidos de Cepeda de liberar al hoy disidente, desconociendo la determinación del jurado de EE. UU., los argumentos usados, con relación a la posición de aforado de Santrich, para demandar su libertad, y las fotos en las que se le vio al senador del Polo con el recién liberado Santrich en mayo de 2019.

“Esta creciente lista de hechos plantea seria dudas sobre el presunto papel que pudo haber desempeñado usted como cómplice favor de personas acusadas penalmente en Estados Unidos. El pueblo estadounidense merece saber la verdad sobre su posible participación en las actividades delictivas de sus asociados y aliados políticos”, aseveró Mack. Cepeda insistió que no se quedará de brazos cruzados ante estos señalamientos: “No ha podido intimidarme el uribismo en Colombia, tampoco lo podrán hacer sus aliados en Estados Unidos”.

Carta de Connie Mack a Iván Cepeda

Recibe alertas desde Google News