7 Jul 2020 - 4:22 p. m.

La Plaza de Bolívar es opción para la instalación de la tercera legislatura

Son tres las alternativas que se contemplan para el 20 de julio, además de la logística que cada una requeriría. La última palabra la tiene el presidente del Congreso, Lidio García.
El Salón Elíptico de la Cámara es el recinto que recibe al Congreso en pleno para la instalación de las legislaturas cada 20 de julio. / Mauricio Alvarado - El Espectador
El Salón Elíptico de la Cámara es el recinto que recibe al Congreso en pleno para la instalación de las legislaturas cada 20 de julio. / Mauricio Alvarado - El Espectador
Foto: Mauricio Alvarado

Los 20 de julio son, quizá, los días más importantes en el Congreso de la República, ya que se instala nueva legislatura, hace presencia el presidente y se eligen las mesas directivas del Senado y la Cámara. Debido a la inédita situación que dibujó la pandemia del coronavirus en el Legislativo, para el próximo 20 de julio es incierto si el este se reunirá en pleno.

Hay algunas opciones para cumplir con la agenda del día. La virtualidad es una de ellas, sin embargo, hay dudas especialmente con lo concerniente a la elección de las mesas directivas que, según la Ley Quinta (que reglamenta el Congreso) debe de ser de forma secreta y para muchos congresistas, a todas luces, este formato imposibilita la discrecionalidad del voto.

Para más contexto: Las dudas que enfrenta el Congreso para la plenaria del 20 de julio.

Pero en el tintero suena otra alternativa que conllevaría mucha logística y es la sesión en pleno en la Plaza de Bolívar. Allí, según el presidente del Congreso Lidio García, podrían estar los 280 legisladores “sin ningún tipo de problema”, como le dijo a RCN Radio. Eso sí, cumpliendo todas las normativas de distanciamiento social y bioseguridad. Es decir, se ubicarían sillas a cada dos metros de distancia, se instalarían un sistema de sonido y un espacio especial para que se siente la Mesa Directiva.

La última opción sería dentro del Capitolio con un control de las personas que se encuentren en un recinto cerrado. Es decir, un máximo de 50 personas podrá estar en cada uno de los salones que dispone el Congreso y el resto de los parlamentarios deberán de permanecer en sus oficinas conectados a la transmisión general.

A la hora de la votación, los 50 congresistas que hayan cumplido con esta tarea en los recintos de las plenarias deberán de salir para darles ingreso a otros 50 y así hasta que se culmine la elección.

Estas últimas alternativas se estudian a fondo sobre cómo sería la movilización de los congresistas hasta Bogotá. En principio, para julio no hay ventas de vuelos domésticos, por lo que la Mesa Directiva tendría que acordar con el Gobierno la disposición de unos vuelos que salgan de zonas estratégicas para el transporte de los parlamentarios. Sigue estando la opción de que lo hagan por carretera, pero hay problema con los legisladores de Amazonas y San Andrés, donde no hay acceso por vía terrestre para llegar hasta la capital.

Por ahora, la otra incógnita es en dónde el presidente Iván Duque dará el discurso para la apertura del Congreso. Se ha escuchado que lo hará a través de transmisión desde la Casa de Nariño, pero no se descarta la posibilidad que lo haga desde el mismo Capitolio o, según la decisión adoptada, desde la Plaza de Nariño.

Recibe alertas desde Google News