26 Feb 2019 - 11:30 p. m.

Matador vs. Manguito, del Twitter a los tribunales

El caricaturista de El Tiempo interpuso una tutela contra el senador Jonatan Tamayo, quien en un trinó tildó al periodista de violador. Una discusión que empezó en las redes sociales se resolverá en los estrados, ¿quién calumnió a quien?.

-Redacción Política

Una nueva reyerta es protagonizada por el caricaturista Julio César González, Matador, y el senador uribista Jonatan Tamayo (Maguito). Pero esta vez la diferencia no es en redes sociales sino en los tribunales, pues el caricaturista de El Tiempo interpuso una tutela contra el senador, luego de que el parlamentario se despachara en sus redes sociales, calificándolo de ser un violador.

(Para saber más del senador Jonatan Tamayo, lea aquí)

“Pero la respuesta del senador fue mucho más allá del humor y la sana discusión y decidió calificarme de violador, muy al estilo de lo que hizo el expresidente Uribe con el periodista Daniel Samper y por la que tuvo que rectificarse. No me molestó que me agrediera. Lo que no puedo aceptar es que me haya señalado de violador, una acusación que tiene una connotación sexual. Yo estoy acostumbrado a que me insulten, pero no a que me calumnien. De forma que le puse una acción de tutela. Y es que es un hombre de doble moral, pues me ataca con esos términos y luego se declara cristiano”, puntualizó el caricaturista.

(Así fue la rectificación del expresidente Uribe por llamar a Daniel Samper violador)

El incidente entre Matador y Manguito ocurrió a finales de enero, cuando el parlamentario difundió una imagen suya en China e informó que se encontraba en una misión oficial por invitación del gobierno chino para conocer temas de ciencia y tecnología. Al respecto, Matador trinó: “Gobierno chino rechaza el ataque bélico ejercido por el gobierno colombiano al enviarle a semejante 'petardo'”. A lo que contestó Tamayo: “Que buen termómetro, ser criticado por un VIOLADOR reconocido @matadoreltiempo es muestra de que estoy haciendo las cosas bien” (Sic).

Y continuó el parlamentario en su defensa: “Yo no me referí a que violó a un niño ni nada. Nuestro abogado esta argumentando lo mismo que digo: nunca tuvo una asociación con un tema sexual, y así como él se escuda en un lápiz para agredir, le contesto con esta trova:  Mi trabajo es honesto, como hombre y senador, prefiero ser un manguito y no ser un matador. Él se molesta y demanda, y engañando se empecina cuando le apliqué una dosis de su propia medicina”. Ahora será la justicia la que determine quién injurió a quien.  

Comparte: