Publicidad
16 Jul 2020 - 10:09 p. m.

“No me arrepiento de nada de lo que he hecho políticamente”: Arturo Char

El parlamentario de Cambio Radical será el próximo presidente del Senado para el periodo 2020-2021. Reiteró que no tiene ninguna relación con Aida Merlano, que es inocente de las acusaciones de corrupción electoral, y mencionó que sí es activo en la comisión económica, de la que hace parte.
Arturo Char fue reelecto en el Senado con 126.000 votos, siendo uno de los congresistas del Caribe más votados.
Arturo Char fue reelecto en el Senado con 126.000 votos, siendo uno de los congresistas del Caribe más votados.

Arturo Char es senador por Cambio Radical desde hace 14 años. Hace parte de la Casa Char, el grupo político económico de su familia y uno de los más poderosos del Caribe. Es, también, uno de los senadores más votados, pues fue reelecto para el periodo 2018-2022 con más de 126.000 votos. A pesar de ello, varios de sus compañeros en el Congreso hablan de su poca participación en las plenarias, otros dicen que nunca han escuchado su voz y varios, en conjunto con la opinión pública, se preguntan por la indagación preliminar que cursa en su contra en la Corte Suprema de Justicia, porque Aida Merlano, prófuga de la justicia, afirmó que él y su familia hacían parte de la empresa criminal que compra votos en el Caribe y que catapultó la elección de Merlano.

(Lea: La versión libre de Arturo Char en la Corte Suprema será el 27 de julio)

Con ese perfil de tantos matices, Cambio Radical reiteró que Char es su ficha para que sea el nuevo presidente del Senado para el periodo legislativo 2020-2021, que inicia el próximo 20 de julio. Y aunque esa corporación todavía no tiene claro en qué modalidad trabajarán para el segundo semestre de este año (si presencial, semipresencial o a distancia), varios partidos tienen claro que respetarán los acuerdos políticos hechos en 2018 y apoyarán la candidatura de Char.

Así lo hizo saber el Partido Conservador, cuyo presidente, Omar Yepes, dio el visto bueno al barranquillero. Mientras eso pasa con los partidos tradicionales, la oposición insistió en que, por los líos jurídicos que tiene en entredicho el nombre de Arturo Char, mantienen la candidatura de Iván Marulanda, de la Alianza Verde, para que tome esa dignidad para que el de Cambio Radical responda por su buen nombre.

(Le puede interesar: Reaparece Merlano: dice que Julio Gerlein la ayudó a escapar y que su vida corre peligro)

De todo ello hablo Arturo Char este jueves en W Radio. En una entrevista con esa emisora radial, que duró 18 minutos, el político costeño (que también es cantante y que en el pasado fue el presidente del Junior Fútbol Club, empresa familiar), respondió punto por punto por qué no tiene en cuenta los cuestionamientos para declinar su aspiración. En primer lugar, dijo que considera válida la pretensión del verde Iván Marulanda por ocupar la presidencia del Senado. Aseguró que es un hombre “sensato, decente, inteligente y serio”. Sin embargo, los acuerdos políticos para repartir los cargos de las mesas directivas de las corporaciones y comisiones pesan mucho, mencionó.

“Muchas dignidades hacen parte de esa matriz de los acuerdos. La aspiración de Iván Marulanda es válida, pero la nuestra también, y lo es porque apunta a ser garantista (de esos acuerdos). Entiendo y voy a hacer valer el estatuto de oposición, revisaremos el Plan Nacional de Desarrollo porque este se aprobó en condiciones muy distintas a las de hoy, y por supuesto haré la revisión de los decretos presidenciales por la emergencia económica”, expresó.

(Nuevo espaldarazo de Cambio Radical a Char para presidencia del Senado)

En ese sentido, cuestionó por qué los medios de comunicación lo han mostrado como una persona que no participa en el debate en las sesiones del Congreso. Y se defendió: “No sé porque la prensa expresa eso. En la comisión económica, de la que hago parte, hago mis intervenciones. Siempre he estado muy activo en materia del estudio del Presupuesto General de la Nación, pues para mí es el proyecto más importante que se aprueba todos los años”. Añadió: “Mi trabajo de pronto no es tanto con palabras, pero ha sido efectivo para la región, y una manera de demostrarlo es que ha creído en mi trabajo”, dijo confiado sobre este punto, a pesar de que lo han catalogado de ser un congresista que no asiste a las plenarias o que no participa activamente.

Otro de los temas cruciales que atendió fueron las preguntas sobre su relación con la prófuga Aida Merlano y si hace parte de la estructura criminal de la compra de votos por la que fue condenada la exparlamentaria. ¿Qué vínculo político une a Char con Merlano? “Ninguno. Ella era candidata al Senado en 2018 por el Partido Conservador y yo lo era por el partido Cambio Radical. Eso que se hace allá en el Partido Conservador, lo que se hace en otros partidos, no tuve nunca una relación con la campaña de Merlano”, aseguró.

Insistió en que no ha habido ningún lazo político electoral de ningún tipo con la condenada por corrupción electoral. A pesar de la confianza en su declaración, las palabras de Merlano que lo mencionan han tomado tanto peso, por el calibre de la realidad corrupta en la política colombiana, que la Corte Suprema de Justicia lo llamó para que rinda versión de esos hechos el próximo 27 de julio, siete días después de tomar posesión de la dignidad congresional.

(Partido Conservador ratifica su voto por Arturo Char para la presidencia del Senado)

Char insistió en que jurídicamente no tiene ningún impedimento para convertirse en el presidente del Senado, y manifestó, además, que tampoco tiene impedimento moral. “Me siento tranquilo y confiado de mis actos, de cómo he llevado mi vida y lo que he visto en mi hogar es lo que hago valer diariamente con mis comportamientos”, dijo. Comentó, también que si renunciara a ese cargo solo por los señalamientos en su contra, eso “ya no sería un tema de Arturo Char, sino de cualquier persona que aspire a una dignidad (y decline) simplemente por unos señalamientos hechos en un medio de comunicación (que harían) que esa persona no pueda realizar sus sueños”.

“Yo no tengo ninguna deuda con nadie, no tengo que arrepentirme de nada de lo que he hecho políticamente. Hemos contribuido al desarrollo de Barranquilla desde el deporte, las empresas, y lo público”, expresó, haciendo mención, no solo a su trabajo en el Congreso, sino a su familia y los negocios de los que son dueños, como de Supertiendas y Droguerías Olímpica. En ese sentido agregó que así le abrieran una investigación plena en el alto tribunal, no renunciaría: “Yo creo que muchos de mis compañeros tienen procesos formalmente abiertos, y no uno, sino varios. Confío en que las cosas no van a llegar hasta allá. Y si llegan las enfrentaré y demostraré que soy inocente”, declaró.

Ese es el panorama y las declaraciones de Char días antes de recibir la dignidad de nuevo presidente del Senado. Como están las cosas, todo parece indicar que su llegada a esa presidencia es segura, pues cuenta con el apoyo de los partidos. Una vez asuma, será encargado de llevar a buen término las sesiones del Congreso, de ajustar la ley a la realidad del COVID-19 que sigue en auge y que es determinante para decidir en qué formato sesionarán. Y tendrá que dirigir el barco del Senado en las leyes que fueron aprobadas el periodo legislativo pasado que deberán ser reguladas en este año legislativo.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.