14 Nov 2009 - 9:00 p. m.

Sergio Fajardo: “Quiero ganar en primera vuelta”

El candidato presidencial les responde a quienes dicen que es muy “tibio” en términos políticos y no se compromete.

Andrea Forero Aguirre y Hugo García Segura

El martes pasado presentó su “selección Colombia”, los primeros once candidatos de la lista al Senado a nombre de su movimiento Compromiso Ciudadano por Colombia. Las encuestas no los trasnochan. Como matemático, Sergio Fajardo sabe que ellas responden a un momento coyuntural, aunque no puede ocultar la satisfacción por el hecho de estar punteando y empatado técnicamente con el ex ministro Juan Manuel Santos.

Lleva 22 meses en campaña, recorriendo el país. mantiene su discurso de ni uribista ni antiuribista y de no dejarse distraer entrando en polarizaciones. NO cabe duda, Fajardo sabe para dónde va y lo que quiere: ser Presidente de Colombia. Y en esta entrevista con El Espectador le sale al paso a quienes dicen que es muy “tibio” en términos políticos y que no le gusta comprometerse.  

Según la última encuesta de Invamer Gallup, usted empata en el primer lugar con Juan Manuel Santos en cuanto a la intención de voto para las próximas elecciones ¿le cree?

Una encuesta es la foto de un día. La primera vez que mi nombre salió en una de ellas estaba en cero, pero todo lo que hemos venido construyendo. Hay que mirar las fotos y comenzar a pegarlas, aunque todavía hay algunas borrosas porque todavía está la duda de si el presidente Uribe va a ir o no.

¿Y sigue pensando que no buscará otra reelección?

Sigo pensando lo mismo, como también que otra reelección no es sana para el país ni para la democracia. En los 22 meses que llevo recorriendo el país me he dado cuenta de que a la gente le gusta que uno diga ni uribista ni antiuribista, y que no esté insultando.

Eso no es como ser uribista pero antirreeleccionista...

Para nada. Yo siempre he dicho: ni uribista ni antiuribista. Lo que pasa es que aquí estamos atrapados y todo gira en función de Uribe, pero nosotros dijimos que íbamos a ser independientes y nuestro poder es el de la coherencia. Es coherencia más la consistencia genera confianza.

¿Qué opinión le merece la decisión de los conjueces del Consejo Nacional Electoral de declarar la invalidez de el proceso de recolección de firmas para el referendo...

Este es un capítulo más del caos jurídico en que estamos, que es muy dañino para el país y genera desconfianza en lo público. Cada uno tiene su tesis y no hay instancias donde se diriman esos conflictos. Ahora, si hay una afirmación de que el procedimiento de recolección de las firmas fue ilegítimo, no entendería como después puede producirse una respuesta legítima. Esto sin duda le pone un signo de interrogación gigantesco al referendo y entre más rápido se haga claridad será mejor para el país.

¿La Corte Constitucional debe tener en cuenta ese concepto?

No sé.  Nadie sabe. Como digo, hay un caos jurídico y existen todos los argumentos posibles. Pienso que por lo menos, cualquier tipo de discusión en la Corte debe tener como base lo que se decida en el Consejo Electoral.

¿Qué le responde a quienes dicen que usted no asume posiciones frente a temas coyunturales?

Es que las hemos asumido. Por ejemplo, yo creo que el acuerdo con Estados Unidos tuvo que pasar por el Congreso y también que el manejo que el Gobierno le está dando al tema de la crisis con Venezuela ha sido acertado. Lo que pasa es que aquí hay una trampa y piensan que uno tiene que ponerse a pelear con el otro y si no se hace, dicen que eso es no tomar posición. Eso nubla la razón y en eso no vamos a caer. No nos dejamos sacar del camino y seguimos para adelante.

¿Por siguen escuchándose voces que dicen que detrás de usted está José Obdulio Gaviria?

Eso no es cierto, pero en este mundo de la política siempre se están inventando algo creyendo que eso va a hacer daño. Yo sé ya cuantas veces he explicado que conozco a José Obdulio desde el año 2000, cuando entramos en política. Conmigo siempre ha sido una persona seria y respetuosa, pero no me he encontrado con él desde que salí de la Alcaldía. No me voy a poner a hablar de él, así esté en desacuerdo con la inmensa mayoría de cosas que dice. Ahora, no puedo decir que las veces que ha estado conmigo me haya propuesto algo indecente o que tenga que decir que me avergüenza hablarle.  Hay gente que piensa que si dicen eso significa agredirme y no es así.

Hablemos de su “selección Colombia” ¿sabía que David Sánchez Juliao fue condenado por abuso de poder cuando fue embajador en la India?

Algo había escuchado, pero yo lo conozco como una persona pacífica y decente. Si tiene algún impedimento, todo eso pasa por mirar las hojas de vida con rigor y no hemos detectado nada que diga que no puede estar acá. 

Y hay también una polémica en torno a la inclusión en la lista de Rodrigo Lara Sánchez. Hay quienes dicen que se le quiere hacer daño a su medio hermano, el senador Rodrigo Lara Restrepo...

Nunca le haría daño a nadie. Esa no es la forma en que me relaciono con las personas, así tenga discrepancias. No tengo nada contra la familia Lara Restrepo y a Rodrigo Lara Sánchez me lo encontré en el Huila, en mi recorrido por Colombia. No lo conocía, nos hicimos amigos y hace parte de nuestro equipo. Eso no es para hacerle daño a nadie.

Si fuera Presidente ¿le habría pedido la renuncia al Ministro de Agricultura?

Eso es una hipótesis. No tengo la menor duda de que tendría un programa distinto y si viera alguna irregularidad y que hay responsabilidad política, pediría la renuncia. Con todo lo que se ha visto, pienso que la entre tiene claro lo que pasó allí.

¿Y usted qué tiene claro?

Que se puso en evidencia un modelo de desarrollo que le apuesta a los que tienen las capacidades –nunca hablo en el lenguaje de ricos y pobres–, porque cree que ellos se encargaran de jalonar al resto. No tengo la menor duda de que los que tienen capacidades son importantes en una sociedad, pero el Estado tiene que intervenir y apostarle a los que no tienen oportunidades para que puedan desarrollarse de manera solvente.

¿No cree que hechos como el ataque a Corinto le da fuerza a quienes dicen que la culebra de las Farc está viva y que hay que reelegir al presidente Uribe?

Lo primero que hay que decir es que el ataque fue una barbaridad y produce indignación, rabia y miedo. Por supuesto que el Estado tiene que reaccionar y combatir a los que están en armas. Hay que preguntarse por qué en ese sector del Cauca las Farc tienen capacidad de atacar. Tengo entendido y el mismo Gobierno dijo que tocaba hacer ajustes.


O sea, hay falencias en la seguridad democrática...

Lo que quiero decir es que las Farc no se han acabado, que no nos podemos descuidar y que la responsabilidad que tiene el Estado es combatir a quien esté en armas.

¿Qué opinión le merece el limbo en el que ha caído la elección del nuevo Fiscal General?

Lo que está pasando es un daño muy grande para el país porque se está dañando la institucionalidad. Es lo que decía antes, un caos jurídico y todo el mundo tiene una tesis. Eso para la ciudadanía se refleja en haga lo que le dé la gana que ya verá qué excusa hay. ¿Cómo elegiríamos nosotros el Fiscal? Le pediría a las facultades de derecho de universidades certificadas con la mejor calidad en el país que pasaran nombres de 15 personas que consideraran tienen la capacidad para estar en el cargo. Escogeremos tres y se los entregaremos a la Corte Suprema. Por otra parte, se necesita un Ministerio de Justicia, una persona que sea interlocutora. En Colombia hay que llegar rápido a una revisión constitucional de todo este orden jurídico y de todo lo que esta pasando porque ha quedado en evidencia que hay un caos, el cual este gobierno no va a poder organizar porque está terminando y está en medio de una confrontación.

¿Pero, cómo están las cosas hoy, cuál sería la solución?

Nadie tiene la fórmula. Yo no tengo la solución y lo único que creo es que se deben sentar otra vez, mirar cada cual sus argumentos y sacar sus conclusiones. Pero no he visto un solo jurista que nos dé la solución.

Pero sin duda es un pulso de poderes en el que nadie quiere ceder...

Evidentemente, es una sucesión de capítulos. Esto viene de tiempo atrás y se ha venido acumulando.

Se puede decir que su lucha más dura es por ganar reconocimiento, hacerse conocer...

Ese es uno de los retos, pero hay que llegar a todos los espacios con un nombre y un liderazgo. Cuando arrancamos no teníamos nada y nos ha tocado sudarla para estar donde hoy estamos. Hay gente que parte de un principio que me parece horrible y es el que hablen de uno bien o mal pero que hablen. Esos son los mismos que dicen que el fin justifica los medios. El que hablen de nosotros siempre será en el terreno del respeto y la decencia. Para nosotros son los medios los que justifican el fin porque de la forma como se llega al poder, así es la gestión. Los que pagan y negocian para llegar llegan a pagar.

Gustavo Petro habla de una gran convergencia para enfrentar la posibilidad de una dictadura que implicaría otra reelección del Presidente...

No creo que se pueda hablar de una dictadura. de todas maneras, nosotros vamos por nuestro camino y no vamos a ir a una consulta.

¿Y si la primera vuelta no le es favorable?

Nunca me levanto pensando que no voy a ganar. Todos los días de la vida hacemos todo para ello y no pienso si la segunda vuelta será con este o aquel. Voy a ganar en la primera vuelta. No hay que mirar a los lados. Todos los días me la paso en la calle sembrando y sembrando. Tenemos una convicción muy profunda y una pasión muy grande por lo que estamos haciendo y todo eso termina en una palabra: orgullo.

¿Y si Uribe le da la bendición?

Eso es una hipótesis que no tiene sentido. No he hablado una palabra con el presidente Uribe  desde que salí de la Alcaldía, ni me ha mandado razones. Ahora, a él y a todos los trataré siempre con respeto.

Van 11 de su “selección Colombia”, pero la nómina debe ser más amplia. Adelántenos otros nombres...

Les digo dos: el padre Harold del Chocó y Fanny Barragán del Tolima.

¿No le preocupa que la incertidumbre por lo de la reelección se traduzca en falta de garantías?

Esa es una necesidad del país. Cuando las reglas de juego no están claras, la puerta de la trampa está abierta y puede pasar cualquier cosa. Pero aún con eso, la campaña sigue, estamos trabajando, avanzando, sembrando. Ustedes están hablando con el  próximo presidente de Colombia. Así es como se tiene que parar uno, sino quédese acostado.

¿Es verdad que a usted lo financia el Sindicato Antioqueño?

Es muy difícil encontrar una campaña mas austera porque nosotros no compramos votos, líderes ni firmas. La convicción es lo primera que nos financia porque no tiene precio. Hay algunas empresas de Bogotá, Cali y Medellín que nos aportan recursos. La mayoría de lugares a dónde voy es porque me hacen invitaciones. Por lo demás, yo como poquito, y lo que sí necesito es mucha agua.

¿Pero dentro de esas empresas hay algunas del Sindicato Antioqueño?

El Sindicato Antioqueño nos aporta, así como en Cali, en Bogotá. No entro a discutir ese tipo de tonterías de las que después salen diciendo que los paisas son una categoría inferior. Las herramientas nuestras son inteligencia, creatividad y decencia.

Fajardo, el 8 de agosto de 2010

Fajardo ya tiene en mente lo que haría el 8 de agosto de 2010, un día después de posesionarse como Presidente de Colombia. “Será muy emocionante. A las 7:00 de la mañana habrá reunión con científicos de Colombia y el mundo, y presentaremos el Ministerio de la Ciencia y la Tecnología, porque a la ciencia hay que darle el rango y los recursos que se merece”. Después se reunirá con maestros y maestras, con hombres y mujeres emprendedoras del país.

“Vamos a traer personas de la cultura, que es una de las grandes riquezas de Colombia. A invitar a empresarios para hablar de esa apuesta por la tecnología, la educación, la innovación y la cultura. Y voy a ir a Santa Marta, a una escuelita que conocí en mi recorrido y dije: no hay derecho que los niños entren a este baño en una escuela de nuestro país. Vamos a arreglar las escuelas, porque el primer paso de la calidad es la dignidad del espacio. No hay derecho a que la educación pública esté en este deterioro”.

Comparte:
X