Publicidad
23 Dec 2015 - 3:45 a. m.

Sobre las “chuzadas” y la Policía

La Policía confirmó que cuenta con un Audi, de placa CES 867, “donado por la Embajada de Alemania para coadyuvar en la lucha contra el terrorismo”.

Redacción Política

General Rodolfo Palomimo. / EFE
General Rodolfo Palomimo. / EFE

Un día después de que el presidente Juan Manuel Santos señalara que no iba a retirar de la Policía a su director, el general Rodolfo Palomino, “por chismes”, esa institución emitió un comunicado para aclarar su postura frente al tema de las supuestas interceptaciones ilegales a las comunicaciones de periodistas como Vicky Dávila, directora de La Fm; Claudia Morales, subdirectora de La Luciérnaga; María del Rosario Arrázola, del programa Los Informantes, y Felipe Zuleta, de BluRadio.

En primer lugar, la Policía confirmó un dato que ya se había ventilado en medios: que cuenta con un Audi, de placa CES 867, “que fue donado por la Embajada de Alemania para coadyuvar en la lucha contra el terrorismo”. La Policía, además, confirmó que ella misma le hizo un peritaje al carro a través de la Dijín. Este diario contó hace una semana que la Fiscalía evalúa si allí hubo posible obstrucción a la justicia, pues el carro era considerado evidencia.

Por otra parte, el comunicado indica que la Policía “realizó prueba de polígrafo al señor capitán Wilson Carvajal (...) El oficial superó satisfactoriamente el examen de confiabilidad”. Según las denuncias que ya están en poder de la Fiscalía, Carvajal sería uno de los principales “cerebros” de este nuevo episodio de las “chuzadas” desde la Dirección de Inteligencia de la Policía. Sin embargo, el capitán Carvajal les ha notificado a sus superiores siempre que no ha participado en una acción irregular o criminal.

Asimismo, la Policía expresó que su línea de investigación se mantiene y “ha permitido determinar una presunta relación de un exoficial –destituido de la Policía Nacional por faltas disciplinarias y penales– con algunas de las informaciones difundidas en medios de comunicación y redes sociales, que harían parte de los anónimos enviados a las periodistas”. Mientras tanto, las indagaciones de la Fiscalía avanzan y, en tres meses, la comisión especial creada por el presidente Santos deberá arrojar sus conclusiones sobre este enrevesado tema.

Síguenos en Google Noticias