18 Mar 2021 - 5:11 p. m.

La Agencia Europea de Medicamentos lo confirma: la vacuna de AstraZenenca es segura

La máxima autoridad de Europa despejó las dudas que habían surgido en las últimas semanas. En su informe recomendó el uso del biológico.

Con información de agencias

La EMA aseguró que la vacuna de AstraZeneca es segura.
La EMA aseguró que la vacuna de AstraZeneca es segura.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aseguró este jueves que la vacuna de AstraZeneca es segura y no tiene relación directa con los casos de tromboembolismo que han sido detectados en la última semana. (Lea Sí, nos interesa la producción de vacunas para humanos en Colombia)

La EMA, cuya decisión estaba siendo esperada por todo el mundo, consideró que es seguro que se siga utilizando en las campañas de inmunización contra el COVID-19.

La directora ejecutiva de esta entidad, Emer Cooke, consideró que los expertos llegaron a una “clara conclusión científica” de que esta vacuna está “beneficiando y protegiendo” a los ciudadanos contra el COVID-19 y “no está asociada con el crecimiento de casos” de tromboembolismo, aunque se incluirá una advertencia en la información del producto para que los médicos estén alerta.

Cook, advirtió, está “firmemente convencida” de que los beneficios de la vacuna son mayores que los riesgos.

Los países de la comunidad europea estaban esperando esta decisión, luego de que siete Estados, entre ellos Alemania, Francia o España, se sumaron a las naciones que habían suspendido la administración de esta vacuna ante el temor a reacciones adversas.

Entre sus conclusiones, la EMA asegura que “la vacuna no está asociada con un aumento en el riesgo general de coágulos sanguíneos (eventos tromboembólicos)” y que “no hay evidencia de un problema relacionado con lotes específicos de la vacuna o con sitios de fabricación particulares”.

Sin embargo, dice la EMA, “la vacuna puede estar asociada con casos muy raros de coágulos sanguíneos”, pero son extremadamente extraños.

En general, explica, “el número de eventos tromboembólicos notificados después de la vacunación, tanto en los estudios previos a la autorización como en los informes posteriores al lanzamiento de las campañas de vacunación fue inferior al esperado en la población general”.

Comparte: