Publicidad
17 Dec 2021 - 4:22 p. m.

La donación de vacunas, la única oportunidad de muchas naciones para inmunizar

Hasta este viernes, el gobierno de Estados Unidos anunció que había donado más de 335 millones de dosis de vacunas anticovid a 110 países, una cifra similar a la de la población estadounidense, informó un alto funcionario de la Casa Blanca a la AFP.
Estados Unidos señaló recientemente, por ejemplo, que ha distribuido al menos 50 millones de dosis en las últimas dos semanas, recoge la agencia AFP.
Estados Unidos señaló recientemente, por ejemplo, que ha distribuido al menos 50 millones de dosis en las últimas dos semanas, recoge la agencia AFP.
Foto: Minsalud

Cuando la Organización Mundial de la Salud y algunos socios como Gavi, la Alianza para las Vacunas, crearon Covax, sabían que tenía que existir la posibilidad de que los países más ricos donaran vacunas a los más pobres. Lo sabían pero no era la opción que preferían. En un documento del pasado 8 de octubre en el que la organización evalúa el desempeño de Covax, reconoce que entre los grandes fracasos está no haber consolidado un flujo constante de dosis y la dependencia de las donaciones. ¿Por qué no es tan deseable?

Porque no hay un control, por ejemplo, de las fechas de caducidad de las dosis. El primer cargamento de vacunas que llegó a Haití fue donado por Estados Unidos a finales de julio. Fueron 500.000 dosis. De ellas, alrededor de la mitad, 250.000, tuvieron que ser devueltas por el país debido a que iban a caducar a inicios de noviembre sin poder ser aplicadas. Las donaciones no tienen en cuenta la capacidad de los Estados de inmunizar, tampoco, en su mayoría, incluyen programas para apoyar en esa aplicación.

Puede ver: La OMS certifica la vacuna india contra el COVID-19

Además, “las dosis donadas conllevan nuevos costes de transacción (por ejemplo, al negociar con los donantes y complementar los costes de envío), retos logísticos añadidos (por ejemplo, tiempos de caducidad potencialmente cortos en las dosis donadas y un menor tiempo de planificación antes de la entrega), y retrasan la regularización de los precios y el suministro del mercado de vacunas”, reconoció Covax en el documento de octubre. Aún así, la donación ha sido la opción preferida de los países ricos para responder a las constantes críticas de la OMS y de otras organizaciones civiles por el acaparamiento de las dosis.

Estados Unidos señaló recientemente, por ejemplo, que ha distribuido al menos 50 millones de dosis en las últimas dos semanas, recoge la agencia AFP. El presidente Joe Biden dijo en septiembre, al margen de la Asamblea General de Naciones Unidas, que su país donaría más de 1.000 millones de dosis a naciones más pobres, prometiendo ser el “arsenal” del mundo en materia de lucha contra la pandemia.

Washington ha reiterado que estas vacunas son entregadas “sin condiciones”, dando a entender que ese no sería el caso para las dosis distribuidas particularmente por su gran rival, China. El presidente chino, Xi Jinping, que niega estar haciendo “diplomacia de vacunas”, prometió recientemente 1.000 millones de dosis anticovid para África, bajo la modalidad de donaciones o de apoyo a la producción local.

Hace pocos días, Nicaragua recibió 200.000 dosis de la vacuna elaborada por el laboratorio chino Sinopharm, poco después de haber roto relaciones con Taiwán. Según la plataforma de datos Our World in data, la mayoría de las vacunas donadas por Estados Unidos han sido entregadas directamente el país receptor, caso contrario al de la Unión Europea, que ha donado casi 300 millones de dosis y de ellas, 240 han sido entregadas a Covax para que el mecanismo las distribuya entre las naciones que hacen parte de él.

Puede ver: Colombia respalda, oficialmente, la liberación de las patentes de las vacunas

Justo este viernes llegó también otra noticia positiva para Covax. La OMS certificó la vacuna india Covovax. Esta vacuna “es producida por el Serum Institute of India bajo licencia de Novovax y forma parte de la cartera de Covax, lo que impulsará los esfuerzos para vacunar a más personas en los países de bajos ingresos”, destacó la organización. India es el mayor productor de vacunas en el mundo.

Síguenos en Google Noticias