Publicidad
15 Dec 2020 - 3:41 p. m.

La FDA confirma eficacia y seguridad de la vacuna de Moderna

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) confirmó este martes la seguridad y eficacia de la vacuna contra la COVID-19 de Moderna, en un primer análisis previo a su autorización, con lo que apuntó que podría comenzar la inoculación de la segunda vacuna en el país en los próximos días.

Redacción Vivir con información de agencias

Esta semana comenzaron las primeras inyecciones de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech en Estados Unidos, con lo que Moderna sería el segundo suero disponible para combatir el COVID-19 en el país, si es confirmada su aprobación por el Gobierno y las agencias reguladoras.
Esta semana comenzaron las primeras inyecciones de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech en Estados Unidos, con lo que Moderna sería el segundo suero disponible para combatir el COVID-19 en el país, si es confirmada su aprobación por el Gobierno y las agencias reguladoras.
Foto: Agencia AFP

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) publicó un análisis detallado este martes por la mañana sobre la vacuna contra el COVID-19 del fabricante de medicamentos Moderna. Este análisis respalda la autorización para el uso de emergencia de la vacuna de esta compañía. (Le recomendamos: Breve guía para navegar en el mar de información sobre vacunas)

La agencia estadounidense determinó que los resultados de los ensayos clínicos y los datos de seguridad son “consistentes con las recomendaciones exigidas por la Guía en la Autorización de Uso de Emergencia para Vacunas para prevenir el COVID-19”.

Según el análisis de la agencia, la vacuna tiene un “perfil de seguridad favorable” y “no se han identificado preocupaciones de seguridad específicas”. De acuerdo con la información publicada por la FDA, las reacciones graves fueron raras. Sin embargo, los efectos secundarios fueron comunes y similares a los de la aplicación de otras vacunas: la mayoría de los voluntarios del estudio experimentan dolor en el lugar de la inyección, fatiga y dolores de cabeza.

Moderna indicó que en los ensayos clínicos ha mostrado una eficacia del 94,1 % para prevenir la enfermedad y del 100 % a la hora de evitar casos graves. El análisis de la agencia también afirma que la efectividad de la vacuna es del 94% en general. La evaluación se hizo al menos dos semanas después de la segunda dosis de vacuna, en el análisis final. Las inyecciones de la vacuna se administran con 28 días de diferencia.

“La FDA ha determinado que el fabricante ha ofrecido información adecuada para garantizar la calidad y consistencia de la vacuna para autorización del producto”, agregó el documento. (En contexto: Trabajadora de la salud de Nueva York fue la primera vacunada contra COVID-19 en EE. UU.)

Según el análisis de la Agencia de Alimentos y Medicamentos, la vacuna es menos eficaz en las personas mayores. Para las personas de 18 a menos de 65 años, la efectividad es del 96%, en comparación con el 86% para las personas de 65 años o más.

¿Qué viene ahora?

Este jueves se reunirá el Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados, un comité asesor independiente, para evaluar la nueva vacuna en una reunión pública y abierta; encuentro en el que se espera su aprobación y que daría luz verde para que comience su suministro en EE.UU. en los próximos días.

El jueves pasado, 10 de diciembre, el mismo comité votó 17-4, con una abstención, a favor de la autorización de emergencia de la vacuna Pfizer para su uso durante la pandemia.

Este lunes comenzaron las primeras inyecciones de la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech en Estados Unidos, con lo que Moderna sería el segundo suero disponible para combatir el COVID-19 en el país.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) recomendaron vacunar en un primer momento a los sanitarios y quienes trabajen o vivan en instalaciones dedicadas al cuidado médico a largo plazo, como las residencias de ancianos o los centros para personas con discapacidad.

La esperanzadora noticia de la inoculación de las primeras vacunas se produce en medio de una de las rachas más letales desde que comenzó la pandemia, ya que EE.UU. superó este lunes las 300.000 muertes confirmadas por el COVID-19.

Síguenos en Google Noticias