Publicidad

Las vacunas COVID-19 tendrían una mejor aceptación en países menos ricos

La encuesta se realizó entre junio de 2020 y enero de 2021. Los hallazgos también muestran evidencia la necesidad de que a los países con menos ingresos lleguen las vacunas a inmunizar a quienes más de lo desean.

25 de julio de 2021 - 05:45 p. m.
Los hallazgos demostraron que el 80% de las personas encuestadas en diez países de ingresos bajos y medios dijeron desear recibir la vacuna  en el momento en que se realizó la encuesta.
Los hallazgos demostraron que el 80% de las personas encuestadas en diez países de ingresos bajos y medios dijeron desear recibir la vacuna en el momento en que se realizó la encuesta.
Foto: AFP - Agencia AFP

Las personas en países de ingresos bajos y medianos tienden a estar mucho más dispuestos a recibir una vacuna contra el COVID-19. Así lo concluyó una encuesta realizada a una docena de países y publicada en la revista científica Nature.

Los hallazgos demostraron que el 80% de las personas encuestadas en diez países de ingresos bajos y medios en Asia, África y América del Sur recibirían la vacuna contra el coronavirus. Mientras que, en comparación, solo el 65% de las personas en Estados Unidos lo aceptarían.

Lea: ¿Por qué bajó la vacunación en Estados Unidos? Estas son las claves

La encuesta se realizó a 11 países de ingresos bajos y medianos, Rusia y los Estados Unidos entre junio de 2020 y enero de 2021. El equipo de investigadores preguntó a las personas si serían vacunados una vez que las inyecciones de COVID-19 estuvieran aprobadas en su país.

Sin embargo, los investigadores detrás de la encuesta, que fue publicada oficialmente el pasado 16 de julio, reconocen que para la fecha de inicio de la investigación pocas personas habían recibido las vacunas contra el COVID-19, lo que significa que las percepciones podrían haber cambiado con el pasar de los meses.

Aún así, reseña la revista Nature, el estudio presenta evidencia de que las vacunas deben estar disponibles para los países de ingresos bajos y medianos que desean aumentar su población inmunizada.

Aunque las preocupaciones por los efectos secundarios de las vacunas fueron la razón principal por la que muchos decidieron contestar que no se vacunarían, casi la mitad de los encuestados en los países de ingresos bajos y medianos identificaron a los trabajadores de la salud y los lideres comunitarios como las fuentes más confiables para ayudarlos a decidir.

Lea: ¿Dudas sobre vacunarse? Lecciones de la Historia para recuperar la confianza

Los autores del estudio señalan la importancia de garantizar el acceso equitativo a las vacunas en todo el mundo, no solo es una responsabilidad moral, sino la mejor estrategia para frenar la propagación del virus. “Más allá de las preocupaciones sobre la equidad, compartir vacunas es también lo más eficiente que se puede hacer. Quieres dar vacunas a las personas que están ansiosas por tomarlas”, señaló Ahmed Mushfiq Mobarak economista y coautor del estudio.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar