Publicidad
20 Jun 2022 - 4:53 p. m.

¿Qué le espera a la salud en el gobierno de Gustavo Petro?

Gustavo Petro ganó las elecciones y asumirá en unas semanas el gobierno de Colombia. Antes de la primera vuelta presentó un plan de propuestas que cambiaba sustancialmente el sistema de salud que rige hoy. Acá le contamos cuál es su propuesta.
Las propuestas del hoy presidente electo en el campo de la salud. Foto:
Las propuestas del hoy presidente electo en el campo de la salud. Foto:
Foto: Cortesía

El candidato por el Pacto Histórico, Gustavo Petro, ganó las elecciones y será presidente de Colombia durante los próximos cuatro años. Durante este período tendrá que asentar y asumir la dirección que le quiere dar a la salud en el país, un sector que solo durante 2021 acaparó el 11% del presupuesto general de la nación, con una cifra que superó los $36 billones de pesos. Es probable que durante los próximos meses el mundo salga por fin de la pandemia de covid-19, pero es claro que la salud se ha ubicado como uno de los temas de mayor prioridad. ¿Cuál es la visión de Petro?

En el plan de gobierno que presentó antes de la primera vuelta, el hoy presidente electo anunció propuestas que reforman sustancialmente el sistema de salud actual. Entre sus objetivos figura eliminar los regímenes contributivo y subsidiado y dar nacimiento a un sistema de salud que define como “público, universal, preventivo y predictivo, participativo, descentralizado e intercultural”, financiado por impuestos progresivos y cotizaciones “equitativas”. Petro también propone que la dirección política y la gobernabilidad del sistema estará en cabeza de un Consejo Nacional de Salud.

Puede ver: En elecciones no vale la pena romper lazos familiares, cuide su salud mental

En ese consejo, liderado por el Ministerio de Salud, habría participación de la academia, los gremios, las sociedades científicas y los trabajadores de la salud, los pacientes y las comunidades urbanas y campesinas, los pueblos afrodescendientes, negros, raizales, palenqueros, indígenas, rom y el sector privado. La operación del sistema se realizaría a través de un Fondo Único de Salud que ampliaría las funciones y capacidades de la actual ADRES y giraría alrededor de un modelo de salud preventiva.

“Una reforma de este tipo no solo tomaría buena parte del cuatrienio sino que requeriría un esfuerzo titánico para ser aprobada en el legislativo. De aprobarse, la transición puede traer más problemas que soluciones. Petro propone nuevas entidades públicas que requieren una considerable inversión en burocracia, pero que no tienen cómo desarrollar las mismas capacidades de gestión que las EPS han desarrollado en tres décadas”, analizaba hace unas semanas Johnattan García Ruiz, magister en Salud Pública con énfasis en Salud Global de la Universidad de Harvard.

Puede ver: Las propuestas del gremio de clínicas y hospitales a los candidatos presidenciales

Entre las propuestas del hoy presidente electo también figuran la implementación del “Sistema Indígena de Salud Propia e Intercultural (SISPI)” que dice fortalecerá “el uso de medicinas populares, alternativas y complementarias, que serán complementarias al sistema unificado”; y la creación de un Estatuto del Trabajo en Salud que “garantice la laboralización con estabilidad de los trabajadores de la salud, primacía de la realidad sobre la formalidad, remuneración justa, y otras necesidades específicas del sector”. “Estas son propuestas que son potencialmente viables pero que requieren de una importante inversión pública o que dependen de otras reformas”, señala García.

Respecto al saneamiento financiero del sistema de salud no hay muchos detalles en el plan que Petro presentó al país antes de la primera vuelta, solo la promesa de recuperar los dineros públicos “derrochados por la corrupción y la ineficiencia” a través de una Superintendencia de Salud “fuera de la politiquería”, con participación social y alta tecnología. Tampoco hay muchas menciones a los medicamentos y a lo que Carlos M. Ramíres, exviceministro de Salud y exdirector de la ADRES, señaló como su “gasto ineficiente” en una columna publicada el 27 de mayo pasado en El Espectador.

Luisa María Mendienta, Claudia Vaca, Juanita Vahos y Luisa María Gómez, Integrantes de DIME (Decisiones informadas sobre medicamentos) y del Centro de Pensamiento, Medicamentos, Información y Poder de la Universidad Nacional de Colombia, también le pusieron la lupa a las propuestas de Petro (y del resto de candidatos entonces) en lo referente al acceso a medicamentos. En su análisis, publicado en El Espectador el pasado 27 de mayo, las expertas señalan que, si bien la propuesta del hoy presidente electo menciona reindustrialización del mercado farmacéutico local, “no se aprovechan las oportunidades que ofrecen los genéricos y biogenéricos en la construcción de capacidades. Tampoco se menciona el aprovechamiento de normas regulatorias o similares”.

Puede ver: Sí, en Colombia han aumentado los casos de covid-19, pero no la mortalidad

Las autoras también describen otras ausencias importantes como que “no menciona propuestas concretas para garantizar la transparencia en la investigación o la justificación de los precios de los medicamentos. Tampoco propone fortalecer las decisiones basadas en evidencia ni medidas para evitar la censura y la discriminación en la divulgación en salud”. En cuestión de semanas comenzará el gobierno de Gustavo Petro. Una de sus primeras grandes responsabilidades será presentar y aprobar un presupuesto general y los que serán sus primeros grandes proyectos legislativos. Ya entonces el país conocerá si lo dispuesto en plan del entonces candidato, se comienza a materializar.

Síguenos en Google Noticias