Publicidad
11 Oct 2021 - 12:08 p. m.

Riesgo de inflamación del corazón por vacuna de Pfizer es extremadamente bajo

En Israel se realizaron dos grandes estudios para evaluar el riesgo de desarrollar inflamación del músculo cardíaco luego de vacunarse con este biológico. La probabilidad de desarrollar la enfermedad, conocida como miocarditis, es de aproximadamente una en 50.000.
Las vacunas de Pfizer emplean tecnología de ARN mensajero.
Las vacunas de Pfizer emplean tecnología de ARN mensajero.
Foto: José Vargas

El riesgo de desarrollar inflamación del músculo cardíaco, una enfermedad conocida como miocarditis, luego de vacunarse con el biológico elaborado con Pfizer contra el coronavirus es extremadamente bajo, según dos grandes estudios realizados en Israel. La probabilidad es de aproximadamente una en 50.000. (Lea: No se deje confundir: vacuna Pfizer es 90% efectiva durante al menos seis meses)

La preocupación sobre desarrollar esta enfermedad ha impulsado que varios países suspendan temporalmente el uso de las vacunas de ARN mensajero, además, estas son las únicas aprobadas hasta el momento para que se empleen en niños. Algunas de esas naciones son Reino Unido, Dinamarca y Suecia.

A pesar de que los estudios indican que los adolescentes y los hombres jóvenes tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, no se alarme porque los investigadores han encontrado que en la gran mayoría los casos son leves y las personas se recuperan rápidamente. Por eso, hacen un llamado a que la población se vacune, ya que los biológicos son la principal opción para controlar la pandemia por el coronavirus.

El primer artículo, publicado en The New England Journal of Medicine el 6 de octubre de 2021, analizó a más de cinco millones de personas mayores de 16 años que habían sido inmunizadas con al menos dos dosis de esta vacuna entre diciembre de 2020 y mayo de 2021. De este grupo poblacional, al menos 136 desarrollaron miocarditis. (Puede leer: Vacuna de Pfizer contra el coronavirus recibe aprobación completa de la FDA)

Primero, los cardiólogos realizaron un análisis a nivel nacional, en el que evaluaron los registros de las personas que estaban hospitalizadas por sospecha de haber desarrollado una miocarditis. Dror Mevorach, autor principal del estudio y médico científico del Centro Médico Hadassah en Jerusalén, cuenta que lograron identificar 136 casos de miocarditis reportados dentro de un mes, y que de estos, el 95% fueron leves, pero una persona murió.

Además, los científicos lograron establecer que hasta 4 de cada 100.000 hombres desarrollaron miocarditis después de recibir su segunda dosis de esta vacuna, pero que la incidencia en las mujeres fue de menos de uno en 100.000. Y que los hombres jóvenes - de entre 16 y 19 años - tenían una probabilidad de 15 entre 100.000 de desarrollar miocarditis después de la segunda inyección.

“La gran mayoría de estos casos fueron leves y finalmente se resolvieron (...) es más probable que se desarrollara miocarditis después de la segunda dosis de vacuna que de la primera”, dice Mevorach y su equipo en el estudio.

La otra investigación, publicada en la misma revista el 6 de octubre de 2021, observó tendencias similares al estudiar a más de 2,5 millones de personas vacunadas con el mismo biológico. De ellas, solo en 54 pacientes se encontró miocarditis.

Luego de analizar, junto a los cardiólogos, los registros hospitalarios de los pacientes del Clalit Health Services descubrieron que 2 de cada 100,000 personas que recibieron al menos una inyección de Pfizer desarrollaron miocarditis, y que la incidencia aumentó a casi 11 de cada 100,000 entre hombres de 16 a 29 años. (Lea también: Es seguro vacunarse contra la gripe y el coronavirus al mismo tiempo)

“En general, el 76% de los casos involucraron síntomas leves y el 22% involucraron síntomas intermedios”, dice en el estudio Ran Balicer, coautor y epidemiólogo de Clalit Health Services, en Tel Aviv, quien espera que con estos hallazgos se ayude a “aliviar algunas de las preocupaciones sobre los riesgos asociados con la vacunación en una edad más temprana, en los grupos poblacionales y ponerles un contexto clínico adecuado”.

Los resultados encontrados por estos dos estudios están acordes con un tercer análisis, publicado en la revista JAMA Network el 29 de junio de 2021, realizado bajo la dirección de Leslie Cooper, cardiólogo de Mayo Clinic. En esta investigación se identificó 23 casos de miocarditis en hombres de 20 a 51 años que habían recibido una vacuna de ARN mensajero, lo que resultó en 8 casos por 100.000. Todos los hombres del personal militar de Estados Unidos se recuperaron.

Los autores de las tres investigaciones señalan que los resultados muestran claramente que los beneficios de la vacunación contra el coronavirus superan los riesgos de que las personas de 16 años en adelante desarrollen miocarditis. (Lea: Menstruación y vacunas: una conversación que hay que iniciar sin alarmarse)

Recibe alertas desde Google News