23 Sep 2021 - 3:13 p. m.

La seguridad alimentaria del mundo está en peligro por la presión sobre los ríos

Un nuevo análisis revela que la producción del 25 % de todos los alimentos depende del riego con agua de río.

Redacción Ambiente

Medio Ambiente

Hoy se llevará a cabo la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU y justo antes de su inicio, fue publicado un análisis realizado por WWF que encontró que un tercio de la producción mundial de comida depende de los cada vez más amenazados ríos del mundo.

Esto representa un riesgo inminente para la seguridad alimentaria y la capacidad de abastecer de manera sostenible a 10 mil millones de personas para el 2050.

El estudio describe cómo estas fuentes hídricas sustentan cuatro componentes clave de la producción mundial de víveres: riego, pesca de agua dulce, deltas y agricultura en tierras aluviales, y cómo el sistema completo corre un riesgo creciente debido a la degradación en curso de los ríos del mundo.

(Lea: Los acuerdos campesinos que la Operación Artemisa desbarató)

“Los ríos son fundamentales para alimentar al mundo, pero proteger y restaurar su salud y resiliencia ni siquiera están en la periferia de los debates sobre los sistemas alimentarios globales”, dijo Stuart Orr, líder mundial de Agua Dulce de WWF.

“Los ríos nos han nutrido desde los inicios de la civilización, ayudando a alimentar a miles de millones de personas desde comunidades indígenas hasta megaciudades. Pero los sistemas fluviales están sometidos a un estrés cada vez mayor y si no tomamos medidas urgentes para gestionarlos mejor, no podremos abastecer de forma sostenible a todos en la Tierra”, añadió Jeff Opperman, científico líder de Agua Dulce de WWF a nivel mundial y coautor del estudio.

(¿Qué tan efectiva ha sido la intervención militar para detener la deforestación?)

El nombre del informe es “Ríos de alimentos” y los datos que contiene demuestran que mucha más comida depende directamente de los ríos de lo que se pensaba anteriormente:

• Riego: alrededor del 25 % de los alimentos del mundo proviene de tierras de cultivo irrigadas por sus aguas.

• Pesca de agua dulce: el 40 % del consumo mundial de pescado se basa en los ríos, incluida una quinta parte de la captura mundial de peces y más de dos tercios de los peces de la acuicultura.

• Deltas: el sedimento de los ríos crea y sostiene los deltas, que producen el 4 % de los alimentos del mundo en solo el 0,5% de su tierra, y son el hogar de alrededor de 500 millones de personas.

• La agricultura en tierras fluviales cubre al menos 10 millones de hectáreas, sobre todo en Asia y África, lo que equivale a las tierras de cultivo en Italia y produce alrededor del 1 % de los alimentos del mundo.

(Le puede interesar: En fotos: Ganadores del concurso “Ocean Photographer of the Year 2021″)

“Los ríos son las arterias del planeta, fluyen con agua, sedimentos y nutrientes que sustentan un tercio de la producción mundial de alimentos, pero, irónicamente, nuestras prácticas agrícolas son una de las mayores amenazas para los ríos y la producción de alimentos que sostienen”, dijo Joao Campari, líder mundial de Alimentos de WWF.

Según WWF, la agricultura por sí sola representa más del 70 % de toda el agua dulce utilizada por las personas, mientras que también es el mayor contaminador de ríos y ecosistemas de agua dulce, y un importante contribuyente a las emisiones de gases de efecto invernadero, la deforestación y la pérdida de biodiversidad. Además, el 75 % de los cultivos de regadío crecen en áreas con estrés hídrico, cifras que solo empeorarán a medida que el mundo se calienta.

Por otro lado, según explica la organización, solo un tercio de los grandes ríos fluye libremente, a pesar de que son fundamentales para la estabilidad de los deltas y la supervivencia de las pesquerías de agua dulce.

“La señal más clara del daño que hemos causado, y que seguimos causando a nuestros ríos, es el colapso de la biodiversidad de agua dulce. En los últimos 50 años, hemos perdido el 84 % de nuestras poblaciones de especies de agua dulce, mucho más que en los ecosistemas terrestres o marinos. Los sistemas alimentarios son responsables del 50 % de la pérdida de esta biodiversidad”, reporta WWF.

Se espera que, a finales de esta semana, la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de la ONU anuncie acciones, soluciones y estrategias para transformar el sistema alimentario mundial. Estas acciones deben fortalecer la resiliencia de los sistemas fluviales, asegurar que las pesquerías naturales y la acuicultura sean sostenibles, mantener el flujo libre de los ríos y promover la adopción de dietas saludables, entre otras medidas para proteger y restaurar los ríos.

Si desea conocer el análisis de “Ríos de Alimentos” está disponible en este sitio web.

Comparte: