23 Apr 2019 - 6:08 p. m.

EE.UU., a un paso de aprobar el abono hecho con restos humanos

Washington está a punto de aprobar un proyecto de ley que permite la utilización de cadáveres humanos para la elaboración de abono.

-Redacción Medio Ambiente

En estos días un proyecto de ley aterrizó en el despacho de Jay Inslee, gobernador de Washington. Fue aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos el 19 de abril y busca autorizar una práctica particular: permitir usar los restos humanos como abono. (Lea Revelan el número de especies de tiburones y rayas que tiene Colombia)

De darle el visto bueno, ese estado será el primero de ese país en aceptar esta alternativa que desde hace un tiempo ha estado promoviéndose en EE.UU. La idea es transformar la cremación y los entierros por una serie de procesos que permitirían usar los cuerpos humanos para sembrar en cualquier huerta. (Lea Apple se asocia con comunidades colombianas para proteger los manglares del Caribe)

En caso de ser aprobado por Inslee, la ley entrará en vigencia a partir de 1 de mayo de 2020. Entonces, podrán realizarse procesos como “reducción orgánica” e hidrólisis alcalina, utilizados para descomponer el material biológico. (Lea La destrucción del hielo de Groenlandia se aceleró 6 veces en medio siglo)

Y aunque parezca una idea extraña, el proyecto ha ganado varios seguidores. Desde que Katrina Spade, CEO de la organización Recompose, empezó a promover esa idea bajo lo que llamó “muerte ecológica”, ha reclutado adeptos. El propósito es acelerar la descomposición de los cuerpos para luego devolvérselos a los familiares en forma de abono.

Como le dijo Nicole Macri, representante demócrata, a medios locales, “este es uno de esos proyectos de ley que solo gana seguidores: recibí muchos correos electrónicos de personas que apoyan esto, una combinación de ambientalistas y personas que piensan en enfoques prácticos para los problemas del final de la vida".

"Las personas de todo el estado que me escribieron están muy entusiasmadas con la posibilidad de convertirse en un árbol o tener una alternativa diferente para ellos mismos", aseguró a NBC News el senador estatal Jamie Pedersen.

Como argumentos Spade utilizó varios estudios que realizó con investigadores de Washington y Carolina del Norte. Al parecer, el compost resultante de seis cadáveres cumplió con las normas de seguridad federales y estatales. En pocas palabras, no representó ningún peligro para seres humanos, plantas o animales.  

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete