20 Jul 2018 - 8:53 p. m.

La extrema ola de calor en Europa encaja en las predicciones sobre cambio climático

Expertos advierten que los episodios de temperaturas de más de 40 grados centígrados se esperaban por cuenta del cambio climático.

- Redacción Vivir

Una extrema ola de calor afecta a los países del norte de Europa. De acuerdo con un informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), presentado esta semana, los países escandinavos están alcanzando temperaturas hasta 10 grados por encima de las habituales en esta época del año, sequías y riesgo de incendios.

Según esa organización, locaciones como Laponia (Finlandia), lugar caracterizado por la nieve y el frío, se alcanzaron los 33 grados de máxima y que distintos puntos del norte de Noruega también habían superado los 30 grados, además de presentar temperaturas mínimas mayores a 25 grados la noche del 18 de julio. Según esta entidad, las temperaturas extremas alargarán la sequía que estos países vienen sufriendo desde mayo del año pasado, "lo que puede tener un gran impacto en la agricultura y en el riesgo de incendios".

Según El País de España, y gracias a las lecturas del satélite de la Nasa, Copernicus, distintas localidades alcanzaron los 40 grados centígrados en junio. Las consecuencias han sido incendios, falta de energía eléctrica, transportes disfuncionales e interrupción de algunos servicios pública.

Incluso se presentaron algunos casos de ahogamiento de personas que se tiraron al agua para refrescarse. (Lea también: Ola de calor deja una semana de récords de altas temperaturas en el mundo)

A gran escala, los efectos fueron el derretimiento de hielo marino en el mar Laptev (Siberia) y de las capas de suelo y submarinas (permafrost).

El experto climatólogo Nicholas Humphrey escribió en su Facebook una reflexión sobre las temperaturas extremas en Siberia (Rusia) que alcanzaron su máximo histórico en 100 años: “Es absolutamente increíble, uno de los eventos de calor más intensos que haya visto nunca en una latitud tan septentrional”, comentó. Humphrey afirma que el descenso del volumen de hielo por la ola de calor siberiana afectó sobre todo la costa ártica rusa. Un rápido calentamiento del mar puede acelerar la emisión de gases como el CO2 y el metano desde el permafrost, y estas emisiones pueden tener graves consecuencias en otras zonas del hemisferio norte. También se producen alteraciones negativas en la corriente en chorro polar, uno de los factores principales de influencia de las condiciones meteorológicas en las latitudes medias”. (Lea: Capturan en un video rompimiento de un enorme glaciar)

A principio de mes más de 50 personas murieron en el este de Canadá por golpes de calor. En California (Estados Unidos) se batieron varios récords con temperaturas por encima de los 45 grados durante la primera semana de julio. El experto le dijo a El País de España que a pesar de que no es tan sencillo vincular un solo evento como el del Siberia con el cambio climático, la experiencia científica dicta que todos los fenómenos atmosféricos están conectados.

Por el momento, Suecia es el país más afectado por los incendios, de dimensiones considerables ya que su humo se puede ver desde el espacio, según la OMM.

Comparte:
X