26 May 2020 - 12:16 p. m.

La OMS considera que la COVID-19 sigue reproduciéndose aún en los meses más calurosos

La jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la Organización Mundial de la Salud, María Van Kerkhove, señaló que el mundo se tiene que preparar para que el virus pueda resurgir, y no hace falta que sea en meses de invierno.

Agencia EFE

Agencia EFE

La jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, considera que es erróneo pensar que el coronavirus actúe por oleadas y que sea menos virulento en los meses de más calor, ya que “sigue ahí sin importar la temperatura”. “Llevamos cinco meses de pandemia, y nada indica que el virus no vaya a resurgir en determinados meses” de calor, subrayó en rueda de prensa la experta al ser preguntada sobre posibles “segundas oleadas” de coronavirus en países donde la pandemia ha remitido.

“Lo que sabemos es que nos tenemos que preparar para que el virus pueda resurgir, y no hace falta que sea en meses de invierno. Ya lo hemos visto en varios países, por lo que debemos permanecer en alerta”, añadió.

Lea: El coronavirus en tierra caliente: ¿igual, peor o menos grave?

La doctora estadounidense explicó que la mayor complicación en meses invernales no derivaría de una hipotética estacionalidad del coronavirus, sino de que casos de COVID-19 y de gripe se confundan.

“Lo hemos visto en el hemisferio sur, y complica nuestra comprensión del virus, si la gente no es sometida a tests no sabemos con qué está infectada la gente y ello podría saturar el sistema sanitario”, alertó Van Kerkhove.

Sobre la situación en Sudamérica, una de las regiones donde la pandemia avanza más rápidamente, el director de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, indicó que la transmisión es alta en países como Brasil, Chile o Perú.

Añadió que en los países de ésa y otras regiones por ahora la forma más efectiva de frenar la pandemia es con medidas de distanciamiento físico, como los confinamientos, pese a su coste económico y social. “En muchos países no hay alternativa si no se tiene capacidad para detectar y hacer seguimiento de casos”, señaló.

Ryan indicó que algunos países, especialmente en Asia Oriental, fueron capaces de detener la transmisión sin recurrir a confinamientos masivos, pero admitió que esto sólo puede conseguirse en lugares “capaces de poner en marcha medidas extensivas de búsqueda y seguimiento de casos y contactos”.

Más de 100.000 casos al día en el mundo

Los casos de COVID-19 confirmados por la OMS en todo el mundo alcanzan más de 5,3 millones de los que 342.029 han fallecido. Los contagios diarios se han acelerado en la última semana y superan ya las 100.000 infecciones por jornada, debido sobre todo al fuerte incremento en el continente americano, la región más afectada con 2,4 millones de casos.

Le sigue Europa, que el fin de semana superó la barrera de los 2 millones de contagios, aunque es la región con una curva más claramente en descenso. A mayor distancia, pero con gráficas en fuerte ascenso, se encuentran Oriente Medio (427.000 contagios), el sur y sureste de Asia (201.000) y África (80.000).

Estados Unidos se mantiene como el país más afectado, con más de 1,6 millones de infectados y unos 98.000 fallecidos, mientras que Rusia y Brasil aparecen casi empatados en segundo lugar, seguidos por tres países europeos donde la pandemia parece remitir con claridad (España, Italia y Reino Unido).

Lea: ¿Cuánto tiempo vamos a durar en modo “coronavirus”?

India, con unos 140.000 casos, ha entrado en el grupo de 10 países más afectados por la pandemia, adelantando a Irán, una de las naciones que antes registró contagios comunitarios fuera de China.

Según las estadísticas de las redes sanitarias nacionales, los pacientes recuperados en el planeta ascienden a 2,3 millones, mientras que los que se encuentran en estado grave o crítico han registrado un importante ascenso en las últimas jornadas y son actualmente 53.000.

Comparte:
X