25 Sep 2019 - 7:34 p. m.

Los del Humboldt tienen mucho huevo

La Universidad ICESI de Cali donó a la colección del Instituto Humboldt 54 ejemplares pertenecientes a 25 especies de aves que habitan ecosistemas montañosos en la cordillera Occidental.

Redacción Vivir

En Villa de Leyva se encuntra la mayor colección de huevos de Colombia. En la sede del Instituto Humboldt en este municipio boyacense se conserva unos 25.600 ejemplares de huevos de todo el planeta. Hay de África, Asia, Europa y América. Ahora tendrán que buscarle espacio a otros 54, pertenecientes a 25 especies de aves, que acaban de ser donados por investigadores del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad ICESI de Cali, liderados por el profesor Gustavo Londoño y con el apoyo de la investigadora post-doctoral Karolina Fierro-Calderón.

La colección donada por los profesores caleños corresponde a huevos de varias especies de aves -que habitan ecosistemas montañosos en la cordillera Occidental, específicamente en los Parques Nacionales Naturales Tatamá y Farallones de Cali- a la Colección Biológica del Instituto Humboldt. (Imagen: Huevo de tiranuelo matapalos (Zimmerius viridiflavus).



“Esto parece poco, sobre todo si tenemos en cuenta los 25 mil huevos de nuestra colección. Sin embargo, la importancia de esta donación radica en que para aves neotropicales, particularmente las colombianas, aún es mucho el desconocimiento incluso en aspectos básicos de su biología reproductiva. ¡Hay especies para las cuales ni siquiera sabemos cómo son sus nidos!”, mencionó David Ocampo, curador de la Colección de Aves y Huevos del Humboldt a través de un comunicado. 

Esta donación incluye huevos desde los raros tinamues hasta los pequeños colibríes. Hay de los gallitos de roca (Rupicola peruvianus), y las bullosas tangaras maraqueras (Mitrospingus cassini); también, una nidada donde se observa un huevo de chamón (Molothrus bonariensis) parasitando al nido de un toche pico de plata (Ramphocelus flammigerus). (Imagen: huevos de diferentes especies de la colección)



La custodia de un tesoro natural

La colección de huevos custodiada por el Instituto Humboldt comenzó a formarse hace dos décadas por el profesor Cornelius J. Marinkelle, quien los recolectó e intercambió por todo el mundo, principalmente en Canadá, Chile, Francia, Holanda, Indonesia, Inglaterra, Italia, Japón y Sudáfrica.

La colección incluye huevos de dos mil especies de aves, distribuidas en 95 familias. Aunque la mayoría fueron recolectados alrededor de los años 60s, algunos son mucho más antiguos y se remontan a finales del siglo XIX. “Estamos en proceso de elaborar un catálogo con las fotos de la colección”, puntualiza Carolina Gómez, coordinadora del Programa Colecciones Biológicas del Instituto Humboldt. (Imagen: Huevo de semillero andino (Catamenia inornata)



Una colección de huevos permite, por ejemplo, entender características y comportamientos de anidación de las aves en el tiempo y el espacio, estudiar los materiales con los cuales elaboran sus cáscaras, determinar los químicos almacenados allí -que en algunos casos podrían afectar en desarrollo de los polluelos-, explorar adaptaciones de una especie a diferentes condiciones ambientales y predecir posibles repuestas al cambio climático, entre muchas otras aplicaciones.

David Ocampo menciona: “nos estamos enfocando en aumentar la representatividad de especies neotropicales en Colombia. Hasta hace poco contábamos con 479 huevos de 120 especies pertenecientes a 42 familias de aves Colombianas, que si bien es un número importante, solo representa poco más del 6% de las especies de aves del país. Lo que significa que aún tenemos una gran oportunidad para aprender mucho más sobre la reproducción de nuestras aves, con relación a su ecología, evolución, fisiología e incluso toxicología.”

Si quiere saber más sobre esta colección lo invitamos a leer: La notable tarea de estudiar los huevos de Colombia

Comparte:
X